Ventajas de las carillas de porcelana

Sonreír es algo natural pero para quienes tienen problemas con algunas piezas dentales bien sea porque están manchadas o astilladas, puede convertirse en algo incómodo que incluso dejan de hacer.

La buena noticia es que hoy en día existen muchas soluciones para este tipo de problemas y gracias a los avances de la tecnología se pueden conseguir excelentes resultados y es posible lucir una dentadura perfecta.

Una de estas soluciones son los dientes de porcelana también llamadas carillas, siendo una de las más utilizadas para mejorar la apariencia de la sonrisa.

¿Qué son los dientes o carillas de porcelana?

Se trata de finas piezas de porcelana hechas a la medida que se colocan en la parte visible del diente con el objetivo de mejorar la apariencia de éste, además de protegerlo y otorgarle dureza.

La cerámica es un material que por su resistencia y durabilidad es muy apreciado en los tratamientos estéticos dentales.

Se colocan fijándose en la parte delantera del diente con una resina especial, su aspecto es muy natural y a diferencia de las carillas elaboradas con otro tipo de material no se manchan con el tiempo.

¿En cuáles casos se recomiendan los dientes de porcelana?

El uso de dientes de porcelana se recomienda especialmente cuando es necesario corregir problemas como:

  • Separación considerable entre dientes.
  • Fracturas, roturas o astillamientos.
  • Esmalte manchado o con una coloración no deseada.
  • Irregularidades en la forma del diente.

Procedimiento para la colocación de dientes de porcelana

El procedimiento es sencillo y se lleva a cabo en varias sesiones.

En la primera sesión el paciente le indica al odontólogo que aspectos quiere mejorar. El profesional en base a esto, hará una revisión y evaluación de sus condiciones e indicará si este procedimiento es el apropiado para lograr los resultados deseados o no.

Si lo recomienda, el paciente decidirá el color y la forma.

La siguiente sesión está destinada a preparar los dientes para la colocación de las carillas. Esto se hace tallando cada uno de ellos, reduciendo el esmalte. Posteriormente se toman las medidas con fotos y moldes. Estos son enviados al laboratorio protésico donde se elaboran las carillas.

Suelen colocarse en esta sesión carillas provisionales mientras que las definitivas están listas.

En la tercera y última sesión se prueban las carillas y si cumplen con lo requerido se colocan de forma definitiva.

Ventajas y desventajas de los dientes de porcelana

La ventaja principal de la colocación de dientes de porcelana es que permite la fácil corrección de problemas estéticos como roturas y manchas.

Manteniendo las recomendaciones del odontólogo su color y forma duran por mucho tiempo sin necesidad de realizar mantenimiento especial.

Su aspecto es muy natural, tanto que es muy difícil que se noten.

En cuanto a las desventajas hay que mencionar que es posible desarrollar una mayor sensibilidad al frío o calor.

Su precio es superior al de carillas de otro material y en caso de sufrir algún daño es imposible repararlas por lo que habría que hacer una nueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *