Usos y beneficios del microondas

El microondas es uno de los electrodomésticos más utilizados en todos los hogares. Este producto se encarga de cocinar los alimentos de forma diferente a los hornos. Para ello, se introduce calor en el alimento y lo cuece, aunque no se consiguen los mismos resultados. Eso sí, ahorrarás mucho tiempo en el proceso. 

El precio del microondas no es elevado y te permite combinar muchas funciones. También dispondrás de varios niveles de calentamiento para satisfacer todas tus necesidades. 

¿Qué ventajas tienen los microondas? 

El horno microondas se puede encontrar en más del 80 % de los hogares actuales, siendo catalogado como uno de los utensilios más versátiles, permitiendo a sus usuarios cocinar, hornear, asar e incluso tostar. Son rápidos, eficientes y presentan las siguientes ventajas: 

1 – La primera que encontramos es el tiempo de cocción, llegando a necesitar tan solo una cuarta parte que si utilizaras una cocina a gas. Esto quiere decir que estarás ahorrando tanto en tiempo como en energía. 

2 – Si introduces algún tipo de utensilio en el microondas, estos no se calentarán, únicamente la comida lo hace. 

3 – Si pones en su interior algún alimento congelado, su descongelación llevará un tiempo menor, convirtiéndolo en un electrodoméstico infalible para ello. 

4 – La cocción del alimento se realizará de modo uniforme, creando el mismo sabor y textura en cada una de sus partes, que no cambian en el caso de necesitar recalentarlos. 

5 – Mucha gente piensa que los nutrientes se pierden debido al movimiento de moléculas, sin embargo, únicamente se perderá una mínima parte. Por otro lado, las ollas de cocción a presión no consiguen los mismos resultados. 

6 – No hace falta hacer un gasto excesivo de aceite, permitiéndote preparar comida baja en grasa, muy recomendable si estás siguiendo una dieta. 

Microondas: Más que solo calentar 

El microondas es capaz de sacar el máximo provecho a la mayoría de alimentos. Un ejemplo son los cítricos, basta con calentarlos alrededor de 10 segundos antes de exprimirlos para que su cáscara se ablande, permitiéndote conseguir más zumo y tener un menor gasto. 

¿Eres de los que odian pelar cebollas? Puedes decir adiós a llorar en este proceso si cortas los extremos y las calientas durante 30 segundos. 

Cuando la sal se humedece seguramente tu primer pensamiento sea tirarla a la basura, eso se ha acabado gracias al calor del microondas. Lo mismo ocurre con la mayoría de galletas y palitos de pan cuando llevan abiertos mucho tiempo y ya no crujen al meterlos en la boca, aunque ten cuidado de no pasarte con el tiempo si no quieres echarlos a perder, con unos 15 segundos debería ser más que suficiente. 

El frío es un inconveniente en la cocina ya que hace que los alimentos pierdan su textura natural, como el cacao, haciendo imposible utilizarlo para untar en una tostada para desayunar. Con el mismo proceso recuperarás su contenido y no tendrás que tirarlo a la basura. El microondas tiene una gran cantidad de beneficios y utilidades, haciendo que no sea de extrañar que sea uno de los electrodomésticos más utilizados en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *