Una rutina básica para cuidar el rostro

La piel de la cara es muy delicada, por lo que requiere de un cuidado constante para mantenerla saludable. La tarea es sencilla, pero requiere de algo de esfuerzo, y de utilizar los productos apropiados, específicos para cada piel. Aunque aún así hay unos cuidados básicos con los que puedes hacer tu propia rutina semanal.

El rostro es la zona más delicada del cuerpo y también la más expuesta. Hace falta dedicarle cuidados especiales para que no sufra las inclemencias del clima y evitar efectos negativos, como la sequedad, grietas, o rojeces. Es cierto que cada piel es distinta, pero se puede crear una rutina básica con productos especialmente pensados para cada tipo de piel.

Mantener la cara hidratada

Existen varios problemas comunes en la piel del rostro, aunque muchos son fáciles de evitar e incluso combatir. Entre ellos, el más usual es el de la piel deshidratada. La variedad de productos que existe para tratar esto es casi infinita. Pero no siempre hace falta recurrir a ellos. Muchas veces, una mascarilla casera es justamente lo que se necesita.

La mayoría de estas mascarillas se pueden hacer con productos que cualquier persona tiene en un frigorífico y son muy efectivas si se aplican con constancia. Aunque hay que evitar recurrir a ellas cuando se sospeche de algún problema dermatológico que requiera de la supervisión de un médico.

Las mascarillas más comunes para hidratar son las que llevan yogur natural, miel, limón y/o huevo. Antes de aplicar cualquiera, hay que abrir los poros con agua tibia o vapor. Luego, se aplican unos 30 minutos y se remueven con agua tibia de nuevo. Cierra los poros con agua fría para terminar.

Los labios también requieren de cuidados porque es muy fácil que se deshidraten. Los labios secos son incómodos, además de que se ven bastante mal. Es bastante normal que estén así cuando hace mucho frío. Pero se puede evitar con unos pocos cuidados.

Hay que exfoliar los labios semanalmente, y una buena idea es usar miel con un poco de azúcar, masajeando en círculos durante 5 minutos cona yema del dedo. Esto remueve la piel muerta y los suaviza. Luego, se puede aplicar un poco de aceite de almendras para hidratarlos, además de que se crea una pequeña lámina que los protege contra la resequedad.

Combatiendo el paso del tiempo

La piel va perdiendo propiedades a medida que la persona va envejeciendo, y hay que incorporar hábitos nuevos a la rutina de cuidado para controlarlos en la medida de lo posible. Existen tratamientos apropiados para mantener la elasticidad y la firmeza de la piel, y así tenga un aspecto más juvenil durante un tiempo prolongado.

Una crema reafirmante es esencial en el cuidado del rostro desde que comienzan a aparecer los primeros indicios de arrugas y las pequeñas deformaciones. No es posible evitar las consecuencias de la edad ni la crema va a ser suficiente para notar efectos inmediatos, pero sí genera un gran cambio al aplicarla con constancia.

Hace falta retirar previamente todo el maquillaje y limpiar, además de aplicar un tónico equilibrante. Esto se hace para que eliminar la suciedad de los poros, aparte de que así penetran mejor los activos de la crema. También hay que aplicarla con movimientos circulares sobre la piel húmeda, y usando una pequeña cantidad.

Buscando los productos para la rutina

Evidentemente, antes de hacer la rutina hay que conseguir los productos para llevarla a cabo. Es casi imposible enumerar los sitios en los que venden cualquiera de ellos, y podría ser tedioso revisar las tiendas para ubicar los que estás buscando exactamente. Esto consume mucho tiempo y energía, aunque hay otra opción.

AliExpress es una de las alternativas para comprar cualquier tipo de producto online. Probablemente, la mayor ventaja que tiene sobre las tiendas en línea es que sus precios son muy bajos. También el catálogo que tiene es enorme, así que es una apuesta casi segura buscar algo en el sitio.

Muchas marcas de cosméticos venden sus productos en tiendas online o grandes distribuidoras para llegar a un público más grande. Lo normal es que esto incremente ligeramente el coste, pero existen excepciones que hay que aprovechar. Así se abre una oportunidad excelente para adquirir lo necesario para mantener la piel de la cara saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *