siete técnicas cada día para fabricar tiempo

¿Tú asimismo sientes que estuviste ocupado todo el día, mas cuando miras cara atrás realmente no hiciste nada productivo o bien de lo que tenías en psique? El día de hoy charlamos de la administración del tiempo.

(Este es un artículo convidado de Exequiel Bonialian – Ver mini bio al final del artículo -)

Hoy en día, en estos días de velocidad y ansiedad, tenemos tantas cosas que hacer y tanto en que meditar, que nos excede. El día se nos hace corto, y siempre y en todo momento quedan pendientes en la lista.

No pasa nada si tuviste un día de este modo mas, cuando tu rutina se fundamenta prácticamente en diferir labores o bien responsabilidades, y vas metiendo bajo la alfombra lo pendiente, un día esa bomba te explota en la cara.

Y vas a estar pensando: “Pero es que el día no me alcanza, tengo muchas cosas que hacer.” Créeme que te comprendo y, si bien no parezca, hay mucho que podemos hacer.

El tiempo es nuestro valor más apreciado, es lo único que no podemos recobrar, de ahí la relevancia de la administración del tiempo.

De ahí que, pues fui (y en ocasiones prosigo siendo) víctima de la carencia de tiempo, es que deseo obsequiarte 7 herramientas que espero te sean útil para regentar mejor tu tiempo.

¡Vamos por ellas! Tu productividad lo agradecerá.

# 1 Dormir bien

Iniciar el día descansado y con energía (y, sobre todo, de buen humor) es el paso inicial que debemos dar. Sí, sí, todos tenemos días malos, mas tratemos de que sean la minoría.

Evita los estímulos externos

A lo largo del sueño, nuestro cuerpo descansa, repara energías y tejidos. Mas, ¿qué hace nuestro cerebro? Jamás duerme, prosigue procesando información (estímulos).

¿Te suena familiar la luz o bien el sonido del móvil? ¿La lucecita del módem titilando? ¿El despertador? Todos son estímulos directos a nuestro cerebro, que los interpreta como señales y también interrumpe nuestros ciclos de sueño.

Naturalmente que actuaremos sobre lo que podemos supervisar.

Cantidad vs. Calidad

No siempre y en todo momento se trata de cantidad de horas, sino más bien de la calidad de sueño. Reposar bien 6 horas puede resultar más productivo que hacerlo mal a lo largo de 8.

¿No te ha pasado que suena el despertador y presionas ese bendito botón llamado “snooze”, con el que lo aplazas? Para cuando por fin te levantas, estás más agotado que ya antes de acostarte. ¿Por qué razón? Por el hecho de que has estado interrumpiendo continuamente tus ciclos de sueño.

# dos La regla de los cinco segundos

En su libro El poder de los cinco segundos, Mel Robins nos afirma que, toda vez que debamos hacer algo que no deseamos, contemos de cinco a 0, y nos movamos. Si nos quedamos quietos al llegar a cero, el cerebro lo interpretará como que no vamos a hacer nada, mas si damos cuando menos un paso, nos va a poner en movimiento.

Simple, ¿cierto?? Puede parecer imbécil, mas créeme, marcha.

Iniciar el día con un ritual

No, no me refiero a un rito satánico o bien algo de esta forma. Los rituales son herramientas esenciales para organizarnos. Se fundamentan en la generación de hábitos, esto es, acciones repetidas en el tiempo que se traducen en una rutina y que, en consecuencia, sostenemos incorporadas de forma subconsciente.

Piénsalo, ¿qué es la primera cosa que haces en el momento en que te levantas por la mañana? ¿Te lavas los dientes? ¿Te preparas un café? ¿Te duchas? En exactamente el mismo orden, ¿cierto?? Todos y cada uno de los días efectuamos una yuxtaposición de acciones que no requiere ningún esmero de nuestra parte, nuestro cuerpo semeja hacerlas solas. Esos, son los rituales de los que te hablo.

¿De qué manera regentar tu tiempo desde el minuto uno del día?

El secreto está en producir intencionalmente nuevos rituales que, al comienzo, requerirán mucha fuerza de voluntad.

La mañana es el instante en el que el cuerpo ha descansado y reparado energías. Por consiguiente, añadir un ritual matinal que nos resulte productivo puede quitarnos un peso de encima para el resto del día. 5 minutos pueden ahorrarte horas.

¿Por qué razón? Pues muy frecuentemente, el trabajo duro, es trabajo simple que no hicimos en el instante conveniente.

Haz de la administración del tiempo tu hábito estrella

¿Por qué razón no anotar las primordiales labores que no se nos pueden escapar? Haz una lista, por orden de relevancia, qué debes hacer sí o bien sí, y qué es secundario. Todos tenemos días intensos y nos olvidamos de cosas, anotarlo es un estímulo visual para el cerebro que impacta en la memoria.

Yo, por servirnos de un ejemplo, todas y cada una de las mañanas me levanto y, entre otras muchas cosas, escribo mis metas en un largo plazo y mis labores en un corto plazo. No me lleva más de 5 minutos, me motiva y me ayuda a ordenarme.

# tres Tragarse el sapo primero

Esto lo tomo del libro del mismo título, escrito por Brian Tracy. Me refiero a que te dediques a liberarte de tu labor más esencial y molesta a lo largo de las primeras horas del día. El ejemplo claro son los trámites, absolutamente nadie desea hacerlos, mas debemos.

Tachar un tema molesto de nuestra lista de labores en las primeras horas nos va a dar un enorme respiro, y una increíble satisfacción, dejándonos el resto del día para otras cosas.

Lo esencial contra Lo urgente

Evidentemente, ciertas labores van a ser tanto esenciales como urgentes, y van a ser nuestra prioridad. Mas, atento, si todo es urgente, nada es urgente. Si todo es prioridad, nada es prioridad. Y la administración del tiempo se fundamenta en establecer prioridades.

Cuando vayas a decidir si hacer una cosa o bien otra, pregúntate, ¿es esto urgente? ¿lo necesito el día de hoy? ¿es más esencial que el resto de las obligaciones que tengo?

El hábito de no diferir

Si tuviese que obsequiarte un solo hábito, te obsequiaría este.

Muchos de los inconvenientes que nos causa la carencia de tiempo están ligados a haber postergado o bien dejado de lado labores y amontonarlas.

Establece las prioridades de tu día, y efectúa todo lo prioritario, sin falta. Cuéntame una semana después si de súbito no te sobra una hora todos y cada uno de los días.

# cuatro Trabaja enfocado

Tratándose de administración del tiempo, no existe el multitasking

Está muy de tendencia hacer múltiples labores en simultáneo. Mas, el hecho, es que solo podemos enfocarnos en una cosa al unísono. Cuando “multitaskeamos”, realmente, lo que hacemos es pasar continuamente de una labor a la otra, requiriendo un mayor esmero y tiempo.

Lo mejor es dedicarse de forma enfocada a una sola cosa, acabarla, y después continuar.

¿Cuáles son tus distracciones?

Vivimos sometidos a distracciones. No podemos trabajar enfocados si a cada minuto suenan las notificaciones del móvil, o bien nos aparece la visualización en miniatura de los correos, o bien nos llaman por teléfono.

Escoge un instante para dedicarte a algo dando tu cien por ciento , y suprime (o bien cuando menos reduce) las distracciones. Apaga el móvil si es preciso.

# cinco Menos, es más

Tu día tiene 24 horas

No sobrecargues tu día con más cosas de las que puedes hacer. En caso contrario, cuando no lo logres, te frustrarás. Examina realmente qué cosas puedes hacer en esas veinticuatro horas sin volverte desquiciado. Es preferible dejar un espacio para contingencias por si las moscas.

Tu semana tiene 7 días

No te olvides que el fin de semana cuenta. No te digo que trabajes a lo largo de tu reposo, mas sí que te dediques a otras cosas, para no sobrecargar el resto días. Me afirmarás “el fin de semana deseo descansar”, y lo comprendo. Mas asimismo, probablemente, deseas reposar pues no estás distribuyendo bien tu semana, y te hallas sobrecargado. Mejor va a ser llegar con energía por fin de semana para aprovecharlo.

# seis Divide el día en bloques

Entre más pequeño es el árbol, más simple es escalarlo

Lo esencial es que tu percepción de lo que debes hacer no sea de “es mucho, no voy a llegar a terminarlo”. Cuanto más pequeño el árbol, más simple de escalar. Mejor divide en múltiples árboles pequeños.

Herramientas clave para la administración de tu tiempo

Hay una técnica realmente útil llamada “Pomodoro” que se fundamenta en dividir en bloques de veinticinco minutos de trabajo y cinco minutos de reposo, con múltiples series de reiteraciones, hasta el momento en que entonces descansas media hora. Es buena herramienta, de este modo trabajas enfocado por un corto plazo, te despejas, y vuelves, haciendo más eficaz tu día.

Conócete a ti. Cada uno de ellos sabe exactamente en qué horarios es más productivo, aprovecha esas horas.

No olvides cuidar tu espacio de trabajo, es esencial que estés lo más cómodo y relajado posible.

En mi libro La mayor inversión de tu vida, te explico un procedimiento de 4 pasos para la administración del tiempo.

Para finalizar, deseaba mentarte asimismo la técnica del ovacionado Seinfeld (humorista estadounidense de los noventa), consistente en poner un calendario grande en tu sitio de trabajo y trazar un cronograma con las rutinas o bien labores que debes hacer al día. Cuando cumples tu meta diaria, lo marcas en el calendario. Tras múltiples días cumpliendo con la cadena, no quererás romperla.

# siete Date una palmada

Último punto, mas no menos esencial. Funcionamos a base de estímulo-contestación, y fortalecer de forma positiva nuestras acciones puede traer muchos beneficios. Cuando hagas una labor pesada, molesta o bien bastante difícil, date una palmada. Hazte un regalo o bien premio, fortalece de forma positiva tu actitud. Si no te lo valoras, absolutamente nadie lo va a hacer.

Finalmente, acá tienes el enlace a un episodio de mi Podcast en el que hablo de estos 7 puntos.

¡Espero te haya sido de mucha utilidad!

Exequiel Bonialian es escritor, podcaster y emprendedor digital. Autor del libro La Mayor Inversión de tu vida. Es creador de Bonas Marketing y Co-Creador de Tadex Academy. Puedes proseguirle en Linkedin y también Instagram.

Asimismo puede interesarte

The following two tabs change content below.

Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, desarrollo personal, talento y conocimiento. Me encantaría asistirte a llegar a ese sitio en el que eres verdaderamente y puedes producir riqueza. Mi lema: somos autores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no deseas perderte nada, te recomiendo ser parte de la comunidad acá).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *