siete obras indispensables que debes ver si visitas la Galería Uffizi

Muchos son los estudiantes de bachillerato que están finalizando su viaje de fin de curso. Este viaje es algo muy singular puesto que se trata del último ya antes de dar el paso a la universidad. Por esto motivo, se acostumbra a escoger destinos que son recordados toda la vida, siendo Italia uno de los favoritos merced a su extenso catálogo cultural que ofrece. Además de esto de Roma, Italia ofrece otros destinos con muchos encantos, por servirnos de un ejemplo Florencia, donde se halla la Galería Uffizi, uno de los muSeos más esenciales del planeta y que contiene una de las compilaciones de arte más viejas. Caso de que hayáis decidido visitar este muSeo, el día de hoy os queremos enseñar ciertas obras que no deberíais parar de ver. Obras famosísimas y que os van a llamar la atención por su belleza y también historia.

Virgen Ognissanti de Giotto

Se trata de un enorme retablo pintado por el artista Giotto en el año mil trescientos diez. Fue pintada para la iglesia florentina de Ognissanti, de ahí el nombre de esta obra. Este retablo macó un jalón en la temporada en tanto que hasta ese momento, la pintura estaba atada al estilo bizantino, caracterizada por emplear figuras recias y carentes de afectividad. Se puede decir que Giotto fue uno de los grandes autores del Renacimiento.

En la pintura se puede observar a la Virgen y al Pequeño aparecen en un espacio bien definido. Las figuras son más humanas en lugar de ser representadas tal y como si fuesen marionetas. Solo es preciso fijarnos en la manera que la Virgen sosten al pequeño para darnos cuenta de lo que hablamos.

Anunciación de Simone Martini

Se calcula que esta obra fue finalizada en el año mil trescientos treinta y tres por Simone Martini para el altar de San Ansano, en la catedral de Siena. Muchos especialistas la consideran una genuina pieza maestra y uno de los primordiales ejemplos de la pintura Gótica Sienese, donde resalta la elegancia de las líneas y el color.

Se puede aseverar que la escena es prácticamente teatral, donde la Virgen se ve sorprendida y atemorizada por la repentina aparición del Arcángel.

Los duques de Urbino de Piero de ella Francesca

Este díptico pasa por ser una de las obras más conocidas del Renacimiento italiano. Su autor fue el artista Piero de ella Francesca y en ella retrata al matrimonio Federigo da Montefeltro y Battista Sforza, llevándolas a cabo entre mil cuatrocientos sesenta y cinco y mil cuatrocientos setenta y dos.

El doble retrato de perfil se reanuda de la tradición tradicional de los retratos en las monedas. Esta característica da una vieja solemnidad a los 2 Duques.

La Primavera de Boticelli

Una de las obras más identificables por todo el planeta y que fue efectuada por Botticelli para Lorenzo de Pierfrancesco de Medici, una de las familias de banqueros más esenciales de Florencia. Fue pintada entre los años mil cuatrocientos setenta y siete y mil cuatrocientos ochenta y dos.

Es una pintura como muchos significados alegóricos, siendo una de las hipótesis más acreditadas la de la interpretación del reino de Venus cantada por los versistas viejos. En el cuadro se puede ver a Céfiro, dios del viento, persiguiendo a Vegetación mientras que la fecunda con su aliento, convirtiéndose en primavera.

El nacimiento de Venus de Boticelli

Acá nos hallamos otra de las obras más conocidas de Boticelli. Fue pintada entre los años mil cuatrocientos ochenta y dos y mil cuatrocientos ochenta y cinco, transformándose en un símbolo de la pintura italiana del siglo XV con muchas referencias a la antigüedad.

El tema de la obra deriva de la literatura latina de la Metamorfosis de Ovidio. En ella se ve a Venus desnuda sobre una concha en la ribera del mar. Para muchos, esta obra representa el nacimiento del amor y la belleza espiritual.

La Veneración de los Reyes Magos de Gentile da Frabiano

La Veneración de los Reyes Magos es un enorme retablo que asimismo es conocido con el nombre de Zapa Strozzi. Su autor fue Gentile da Fabriano que lo concluyó en el año mil cuatrocientos veintitres que lo pintó para la capilla de la familia Palla Strozzi en la iglesia de Santa Trinidad. Indudablemente, una de las piezas maestras del estilo gótico internacional donde se observan formas complejas en poses corteses.

La comitiva de los Reyes Magos ocupa toda la escena, resaltando sus vestidos lujosos en tonalidades doradas. En la pintura asimismo se puede observa el retrato de Palla Strozzi, siendo la persona que tiene el halcón.

Baco de Caravaggio

Caravaggio es uno de los artistas más esenciales de la historia del arte, siendo este Baco una de sus obras más conocidas. Natural de Milán, trabajó primordialmente en las urbes de la ciudad de Roma, Nápoles, Malta y Sicilia. Para sus obras tomó el empleo del color caluroso de la pintura veneciana y el fuerte realismo de la lombarda. Esta última característica es evidente en el insigne Baco, pintada entre los años mil quinientos noventa y seis y mil quinientos noventa y siete.

En esta obra, Baco es presentado como un joven de pueblo de los que acostumbraban a visitar las tascas. Es una obra donde el paisaje está absolutamente ausente siguiendo la tendencia del pintor de resaltar la humanización de los personajes.

¿Qué otras obras de la Galería Uffizi echáis de menos en este listado? Animaros y compartir con todos vuestros comentarios. ¡Os estamos aguardando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *