siete ideas de color para el salón

El salón es el corazón de la casa y se usa más que cualquier otra estancia. Por esta razón, seleccionar bien el color es esencial para crear un entorno agradable y caluroso todo el tiempo. Es una estancia donde se socializa, se reúne la familia y asimismo, para relajarse. Puedes seleccionar el color en dependencia de la sensación que desees trasmitir en este espacio. No te pierdas las ideas que te tenemos preparadas ahora.

Blanco

El blanco es la ausencia de color y se emplea frecuentemente por el hecho de que transmite calma y paz. Este color es bastante difícil de superar tratándose de colores de pintura para habitaciones familiares. Es un tono básico que presenta infinitas ocasiones.

pixabay.com

Cualquier color de acento va a funcionar con el blanco como telón de fondo y prácticamente todos los estilos de diseño hallarán un tono de blanco que encaje a la perfección. Escoger este color asimismo hace que sea más simple mudar el aspecto de un salón en ocasiones o alterarlo para divertirse conforme brotan las tendencias.

Rosa pastel

Un paso un tanto más sobresaturado del blanco es el rosa pastel. Es posible que no sea la paleta de colores más habitual para enseñar en las paredes, mas en el tono adecuado da el tono prácticamente neutro perfecto. Los salones que procuran sostenerse modernas y frescas mas a la vez cálidas y agradables pueden apreciar aventurarse en esta familia de colores.

Colorado intenso

Si bien el colorado es un color intenso y valiente, se siente apropiado para una habitación que ha de ser cálida y agradable. Los tonos más profundos de colorado pueden ser el toque picante que precisa una habitación y dejan que el resto del espacio continúe neutral, o te da la ocasión de jugar con colores de acento únicos.

El colorado es una genial opción para los salones más pequeños, ya que brinda la comodidad y la calidez de un tono obscuro como el azul marino o el negro, mas no lo hace sentir pequeño.

colores para el salón
pixabay.com

Gris pardo

No es totalmente rosa ni tampoco totalmente beis, el tono es un medio ameno que no sale del reino de los neutrales mas añade un tanto más de color que un crema o un gris. Aunque las salas de estar más tradicionales pueden gravitar cara la concreción de un tono, los entusiastas de las casas de campo asimismo pueden querer lo que este color puede hacer por sus salones.

Beis

El beis siempre y en toda circunstancia ha sido una elección popular para los salones. El tono caluroso de una habitación de este color ayuda a delimitar la manera y deja que los muebles de colores más claros se resalten en vez de entremezclarse. El beis es idóneo para esquemas de colores más cálidos, y el gris más frío es ideal si quiere trabajar en azules o morados más fríos. Los salones, de transición y contemporáneas marchan bien con este tono.

Cobrizo y beis

Un cobrizo chocolate o un beis cenagoso siempre y en toda circunstancia va a funcionar tratándose de hacer que tu salón familiar se sienta agradable. Agrega muchos cojines y mantas y tu espacio va a marcar todas y cada una de las casillas precisas para crear un área para reunirse, socializar y ver películas. En dependencia de si te inclinas por tonos más cálidos o más fríos, vas a poder hallar un tono que funcione con cualquiera de ellos.

colores para el salón
pixabay.com

Crema y amarillo

Es verdad que el amarillo no es el tono de pared más popular, mas en sus versiones más claras, es un tono a la perfección mantecoso y agradable para incluir en tu habitación familiar. Ya sea que se enrolle en todas y cada una de las paredes o se use como color para los muebles, brinda ese brillo suave y caluroso que otros muchos colores no pueden.

Los minimalistas que ansían un cambio del tradicional blanco o gris pálido pueden hallar que este es un substituto que se ajusta a sus necesidades. Combínalo con detalles en cobrizo chocolate o aun con ciertos toques de azul claro a fin de que se destaque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.