siete estiramientos que te van a ayudar a perder peso

Estirar, aparte de asistir a prevenir lesiones, asimismo adelgaza (iStock)

Sí, estirar adelgaza. Una razón más para no olvidarte de esta parte tan esencial del adiestramiento. Ya no solo hay que estirar para prevenir lesiones, sino más bien asimismo para perder peso. Mas ya sabes: nada de estirar ya antes de adiestrar. Si bien no sea su función basilar, hay estiramientos que te van a ayudar a perder peso.

Hay que hacer, sin embargo, una advertencia. Estirar no es el mejor ejercicio para adelgazar. Que tal vez haya muchos que digan: “Unos estiramientos por la mañana y solucionado”. No. Correr, nadar, montar en bicicleta, rutinas hiit, todo eso, así como una cuidada nutrición, es lo que hace que adelgaces. Estirar es solo una materia a mayores.

1. Gemelo

El estiramiento de gemelo de siempre. En frente de una pared, de pie, respaldar la planta del pie –a la altura de los dedos– en la pared y empuja tu cuerpo cara delante. Rememorar que no hay que llegar al dolor. Las rodillas han de estar ligerísimamente dobladas.

dos. Cuádriceps

Prosigues con las piernas, y con otro tradicional. De pie, piernas estiradas, sujetas el pie con la mano y lo llevas al glúteo, que el muslo quede tirante.

Un estiramiento tradicional de cuádriceps (iStock)

tres. Gemelo dos

Misma situación que ya antes. Apoyas las manos en la pared, echas una pierna un tanto más atrás que la otra y tratas de respaldar el talón de la de atrás. Otra vez estiras gemelo.

cuatro. Leño

Una serie de estiramientos que te van a ayudar a perder peso y que, en buena medida, recuerdan a los ejercicios de abdominales y lumbares. Tumbados, boca abajo, brazos cara delante, levantas el leño –con cuidado y sin forzar– hasta lograr una situación en la que, sin sentir dolor, sí aprecies el estiramiento, y soporta unos diez segundos. Puedes asistirte con los brazos apoyados en el suelo.

Leño cara arriba (iStock)

cinco. Piernas arriba

Ahora tumbado decúbito supino. Brazos estirados a los lados del cuerpo y se suben las piernas rectas hasta procurar formar un ángulo de noventa grados.

seis. Torso a rodilla

El último de los estiramientos que te van a ayudar a perder peso te lleva, nuevamente, a estar boca arriba en el suelo, se dobla una pierna y se apoya la planta del pie a la altura de la rodilla de la otra. Se levanta el torso tratando de llevarlo a esa rodilla. Siempre y en toda circunstancia sin forzar.

Pierna cruzada y torso arriba (iStock)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.