seis fallos comunes de organización en guardarropas pequeños

Da lo mismo si un guardarropa es más grande o bien más pequeño, lo que verdaderamente importa es que siempre y en toda circunstancia esté bien ordenado a fin de que no te agobies solo con abrir la puerta del mismo. Si consideras que es complicado organizar guardarropas pequeños, te daremos ciertos consejos por el hecho de que que lo sea no quiere decir que no puedas sostenerlo ordenado.

Solo debes eludir ciertos fallos comunes para sostener tu guardarropa bien organizas todo el tiempo. Descubre los fallos más habituales que cometen las personas cuando organizan su guardarropa de pequeñas dimensiones. ¡Evita cometer exactamente los mismos!

1. Guardar mal la ropa en guardarropas pequeños

– patrocinador –

Si guardas mal cada pieza de ropa que has comprado teniendo un guardarropa pequeño, no importa lo organizado que esté… en práctica tu guardarropa se va a ver embrollado. El paso inicial para organizar cualquier guardarropa es optimar su contenido. Con un guardarropa pequeño, tiene todavía menos espacio para trabajar, con lo que es todavía más esencial suprimir lo que no utilizas.

Con lo que, el paso inicial, aparte de no revolver, es quedarte con la ropa que emplearás verdaderamente. No acumules ropa que no te pones jamás. Organiza esa ropa y suprime aquella que no te has puesto en más de un año.

dos. No ordenar por temporadas

Como tu guardarropa es pequeño, no vale la pena que guardes la ropa de todas y cada una de las temporadas dentro de él. Se vería demasiado anárquico y tendrías cada mañana más ropa de la precisa. En este sentido, cada temporada, cambia la ropa por la que toca en dependencia de la estación del año en la que te halles.

La ropa que no toque en la temporada del año en la que te hallas, es mejor que la guardes en cajas de cartón o bien cajas herméticamente cerradas de plástico y las pongas bajo la cama o bien en el cuarto trastero. Así, siempre y cuando debas mudar la ropa de temporada vas a poder hacerlo y tener solo en tu guardarropa la ropa indispensable para cada instante.guardarropas pequeños

tres. Emplear las pechas incorrectas

El empleo de perchas en una pluralidad de formas, tamaños y estilos puede arruinar los planes de organización más bien intencionados. Suena tonto; ¿Por qué razón debería importar si las perchas coinciden? Bueno, no deben coincidir precisamente (si bien es preferible si lo hacen), mas por lo menos habrían de ser del mismo tamaño y tipo.

Por poner un ejemplo, puedes colgar los pantalones de perchas con broches o bien doblarlos sobre perchas normales. Mas si lo haces de una forma y de otra, se vuelve considerablemente más bastante difícil mirar en el guardarropa, ver todos tus pantalones al unísono y seleccionar un par.

Además de esto, las camisas grandes envueltas sobre perchas pequeñas se van a arrugar más sencillamente, y las perchas a diferentes alturas pueden complicar físicamente sacar la ropa. Cuando procuras vestirte por la mañana, lo último que precisas es la molestia de que la ropa se agarre la una a la otra, cayendo al suelo del guardarropa. Por tanto, ve con una percha básica con una barra a fin de que funcionen para pantalones, camisas y faldas.

cuatro. Meter toda la ropa en guardarropas pequeños

Es difícil organizar bien la ropa en guardarropas pequeños, mas si debes lidiar no solo con la ropa que utilizas diariamente, sino más bien asimismo con la ropa fuera de temporada que no volverás a emplear a lo largo de meses, empezarás odiando ese pequeño guardarropa toda vez que debes abrir la puerta.

Como te hemos comentado en un punto precedente, de ser posible rota la ropa por temporadas. Quizás no desees subirte a un taburete para lograr tus suéteres todos y cada uno de los días, mas una o bien un par de veces por año está bien si los quitas de tu camino a lo largo del verano.

cinco. Adquirir demasiados productos de organización

Los divisores, las cajas de almacenaje o bien los contenedores de plástico ser útiles para organizar los guardarropas pequeños, mas su utilidad es limitada. Asimismo ocupan espacio por su cuenta. Si dependes de los organizadores a fin de que hagan el trabajo por ti, te vas a sentir desilusionado  y  vas a tener un guardarropa innecesariamente desorganizado.

guardarropas pequeños

Los únicos productos que debes introducir en un guardarropa pequeño son aquellos que verdaderamente ahorran espacio. Grandes estanterías y bastidores se interpondrán en el orden real. En su sitio, busca divisores de anaqueles planos, pequeños aguantes para cinturones y afines. Piensa en cuáles son tus accesorios o bien de qué forma es la ropa que tienes, y halla los productos de organización que verdaderamente encajan contigo… Y no más de la cuenta.

seis. No tener un sistema de organización

Cuando tu guardarropa es pequeño, puedes meditar que vas a poder localizar cualquier artículo de forma fácil, aun si no están clasificados. ¿De qué forma podrías perder dos vaqueros en los guardarropas pequeños?

En verdad, es bastante simple que eso te ocurra. Y puede ser todavía más bastante difícil localizar un artículo dado cuando la ropa está bien guardada en un pequeño guardarropa en vez de colgar en un enorme vestidor. Clasifica la ropa por tipo (chaquetas, camisas, vestidos, etcétera) y en esos tipos, por color… ¡todo va a ser considerablemente más simple para ti!

– patrocinador –

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *