Radiofrecuencia facial: el secreto de los famosos para rejuvenecer la piel

El tema de la eterna juventud siempre está en el centro de la polémica, ya que todos quieren tener una apariencia juvenil. Los más famosos buscan la manera de obtener tratamientos de todo tipo para verse mejor ante las cámaras, donde las arrugas son imposibles de ocultar.

Obviamente, las celebridades disponen de múltiples opciones para que la piel del rostro se vea fresca y tersa. Y uno de sus secretos mejor guardados es la radiofrecuencia facial, pero ¿de qué trata exactamente? 

Tratamiento infalible para verse más joven

Una técnica que no falla y que cada día gana más popularidad, es la moderna radiofrecuencia facial en casa, que es lo último que utilizan los más famosos para rejuvenecer su piel y así mostrar ante el mundo una apariencia perfecta.

Está comprobado que es uno de los métodos más efectivos, porque se trata de la renovación de la piel al fomentar el rejuvenecimiento de las células. De este modo, el estado natural de la tez mejora casi al instante.

Lo más atractivo es que la técnica es segura y muchos la catalogan como una novedosa forma de hacer el lifting facial, pero sin bisturí. Una vez el paciente se somete al tratamiento, no sentirá dolor y no necesitará cuidados específicos tras realizarse las diferentes sesiones, porque no se trata de una operación.

Hay que tener en cuenta que la piel es un órgano más del cuerpo, así que hay que cuidarlo como se debe. A medida que pasa el tiempo, su textura cambia por distintos factores, a la vez que experimenta cambios propios del envejecimiento.

Recuperar la lozanía de la piel

La radiofrecuencia facial es una innovadora técnica no invasiva, que se adapta a la demanda de los tratamientos para lucir más joven y recuperar la lozanía de la piel. Las ondas de radiofrecuencia producen calor sobre la hipodermis, que es el tejido subcutáneo. Así, de forma natural, se estimula la producción de colágeno, una sustancia fundamental para combatir los signos del envejecimiento. 

Este último proceso logra tensar las capas más bajas de la piel y fomentar su renovación. Logra cambiar de manera sorprendente su aspecto, al proporcionar una mayor suavidad y firmeza.

Al concretarse el efecto vasodilatador, mejora la circulación de la sangre, y de esta manera, el tratamiento aporta una mayor cantidad de nutrientes para las células. Los resultados son sorprendentes, pues cambia la tonicidad del tejido del rostro al hacerlo lucir más joven, terso y radiante. En definitiva, es el tratamiento ideal para deshacerse de los signos del envejecimiento. Por otro lado, es un mecanismo que también ayuda a eliminar grasa localizada.

Beneficios que saltan a la vista

Entre los beneficios de esta técnica de rejuvenecimiento facial, están los siguientes: 

  • Mayor suavidad en la piel del rostro
  • Luminosidad y tonicidad.
  • Incrementar la producción natural de colágeno.
  • Reduce visiblemente el tamaño de la papada.
  • Suaviza los surcos nasogenianos y las líneas de expresión.
  • Provoca el efecto lifting en la tez y en el cuello.
  • Disimula las arrugas.

Los efectos de la radiofrecuencia en el rostro

La máxima preocupación de las celebridades es la aparición de las arrugas, que de alguna manera, cambian la fisonomía de la cara en muchas ocasiones. Estos cambios representan para ellos una enorme preocupación.

La radiofrecuencia facial incrementa la temperatura de los tejidos y de la dermis del rostro, mientras aumenta la producción de colágeno, que detiene los signos del envejecimiento. Los resultados son evidentes: una apariencia lozana y más juvenil, producto del tratamiento. Ahora bien, ¿cómo se realiza este procedimiento?

Quien se someta a la radiofrecuencia facial recibirá una limpieza integral de cutis, con la intención de eliminar y retirar los restos de maquillaje, la suciedad o los cosméticos, es decir, los residuos que puedan quedar en el rostro.

Luego, con el apoyo de un rotulador quirúrgico, el especialista delimitará la zona de trabajo para aplicar el gel conductor y así hacer la tarea más sencilla. Al concluir, deslizará el dispositivo sobre la piel del paciente y al llegar a la temperatura adecuada, se desplazará por todo el rostro, en especial, por las áreas delimitadas.

Se recomienda aplicar esta innovadora técnica para pacientes entre los 30 y 50 años, los resultados son realmente sorprendentes. Y lo mejor, es un tratamiento completamente seguro, así que la salud no estará en riesgo. Lucir joven nunca fue tan fácil gracias a la tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *