¿Qué puedo hacer si no consigo conciliar el sueño?

El insomnio y la dificultad para iniciar o mantener el sueño, son dos problemas muy comunes que padece una buena parte de la población en algún momento de su vida. En especial, es una contrariedad que puede afectar en gran medida a los adolescentes, debido a los cambios en el ritmo circadiano. Para ayudar a solucionar este problema existe una medida muy sencilla y práctica: tomar triptófano para regular el sueño. Vamos a conocer más sobre este aminoácido y cuáles son todas sus ventajas. 

La falta de sueño o una calidad pobre del mismo, puede ser motivo para que afrontemos el resto del día con cansancio y no rindamos de una manera óptima. Esta situación puede ser incluso más grave si ese malestar se va acumulando noche tras noche sin dormir correctamente. Si bien es cierto que la mayoría de la población adulta es propensa a padecer estos problemas a lo largo de su vida, es en la adolescencia cuando empieza a hacerse presente debido a los cambios en el ritmo circadiano

Para combatir estos síntomas, existen algunos consejos y remedios muy sencillos que se pueden probar. Por ejemplo, el triptófano regula el sueño de una manera muy cómoda y óptima, ya que se trata de una aminoácido esencial de la familia de las proteínas. Vamos a conocer más sobre qué es exactamente y cómo funciona en el organismo. 

Las ventajas del triptófano para regular el sueño

Se trata de un componente natural que está presente en el cuerpo humano y que está catalogado como un aminoácido esencial, lo que quiere decir que el cuerpo no lo puede fabricar por sí solo y necesita obtenerlo de forma externa. Se suele conseguir este componente a través de la ingesta de alimentos, pero cuando se necesita, también puede ser adquirido mediante su compra en sitios especializados. 

Su principal efecto sobre el organismo es que ayuda a dormir por las noches a quien se lo toma, ya que afecta al correcto funcionamiento del sistema central. El triptófano ayuda a la creación de vitamina B3 y contribuye a la síntesis de la melatonina, dos componentes fundamentales para controlar el sueño de una manera natural. Pero además de esta función reguladora del sueño, esta sustancia también actúa como antidepresivo, como ansiolítico, e incluso, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares como la obesidad o la diabetes. 

Qué otros consejos podemos seguir para dormir bien

Además de recurrir a soluciones como el triptófano, existen una serie de factores que los expertos relacionan directamente con el sueño. Algunos de los remedios para dormir bien más efectivos son evitar el consumo de bebidas con cafeína, al igual que el alcohol y el tabaco, que corrompen la calidad del sueño, e intentar irse a dormir al menos dos horas después de haber comido. Otras de las recomendaciones son hacer ejercicio a diario para cansar al cuerpo, y que alcance el sueño más fácilmente, e intentar mantener siempre los mismos horarios para levantarse y acostarse de manera que no haya desajustes. Para llegar más cansados a la cama también es aconsejable evitar en la medida de lo posible la siesta, o al menos, que ésta sea menor de media hora y en circunstancias excepcionales. 

Actividades tan cotidianas como utilizar el móvil, estar con el ordenador o ver la televisión antes de dormir para conciliar el sueño, no son nada aconsejables y producen exactamente el efecto contrario. Esto es debido a que la luz artificial que emiten estos dispositivos hace que sea más difícil conciliar el sueño y encontrar el descanso adecuado. 

Conseguir obtener una buena calidad del sueño es algo más sencillo de conseguir si se siguen estos sencillos consejos con regularidad. Además, siempre se puede contar con la ayuda extra del triptófano cuando sea necesario para regular el sueño y conseguir un mejor descanso en el día a día de una manera muy sencilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *