¿Qué es un activo? Ideas primordiales y géneros de activos

Si te resulta interesante ser libre financieramente precisas crear activos y producir ingresos pasivos. Veremos en este artículo, por ende, qué es un activo y cuántos tipos hay.

Por el hecho de que en el momento de producir ingresos residuales podemos localizar 2 sistemas que por su parte pueden estar relacionados: crear activos y poner el dinero a trabajar.

Para lo segundo hace falta un pequeño detalle: tener el dinero ?. Como no todo el planeta lo tiene, vamos a centrarnos en la creación de activos, que en ciertos casos puede efectuarse desde cero, o sea sin inversión.

¿Qué es un activo?

Un activo es un producto, un bien, un derecho o bien un recurso que te genera un beneficio o bien ganancia. Dicho de otra forma: es una cosa que te aporta dinero, que trae dinero a tu bolsillo, algo con lo que cada vez eres más rico. Espero haberme explicado ? .

Con los activos puedes hacer 2 cosas:

⇒ Primera: tenerlos a fin de que te generen rendimientos, tal y como si fuesen la gallina de los huevos de oro; en verdad ¡son! la gallina de los huevos de oro (el activo es la gallina). En un caso así, a fin de que el activo te genere ingresos pasivos, como imagino que vas a saber, los ingresos han de ser incesantes y recurrentes, esto es deben repetirse en el tiempo, aparte de automatizados.

⇒ Segunda: comerciar con ellos. Puedes venderlos, intercambiarlos, arrendarlos… Tanto en este supuesto como en el precedente lo que está claro es que tener activos indica mucha inteligencia financiera.

Activos y pasivos

Los activos se contraponen a los pasivos, como ya explicaba Robert T. Kiyosaki.

Si un activo te trae dinero, un pasivo te lo quita. Un activo acrecienta tu patrimonio y un pasivo genera una mengua en exactamente el mismo.

De este modo, por poner un ejemplo, si un activo puede ser un inmueble que dediques al alquiler, un pasivo puede ser, por servirnos de un ejemplo, la hipoteca de tu casa o bien una subscripción a algún lugar, puesto que son cosas que te conllevan gastos, que hacen que cada vez tengas menos dinero.

La paradoja (la vida está repleta de paradojas) es que en ocasiones una misma cosa puede ser un activo o bien un pasivo, conforme como la tengas configurada. Por servirnos de un ejemplo, un turismo puede ser un pasivo si lo usas para tu empleo propio (por el hecho de que cada vez vale menos, gasta gasolina…) o bien puede ser un activo si te dedicas a la economía colaborativa y transportas personas como medio de vida.

Siguiendo con las paradojas, un pasivo se puede transformar en un activo si te apalancas. Por servirnos de un ejemplo, puedes endeudarte para adquirir algo y más tarde alquilarlo. Al comienzo es un pasivo, por el hecho de que te cuesta dinero, mas después puedes conseguir beneficios.

Géneros de activos

Hay muchos géneros de activos y pueden clasificarse en función de distintos criterios.

Tangibles y también intangibles

Los primeros son los físicos y materiales, o sea los que se pueden ver y tocar. Por poner un ejemplo, un negocio de alquiler de automóviles.

Los segundos son los que no tienen existencia física, los que no se pueden ver o bien tocar. Por servirnos de un ejemplo, las acciones de bolsa, las regalías o bien derechos de autor…

Productivos o bien no productivos

Activos productivos son los que te generan ingresos.

Activos no productivos son los que, teniendo la capacidad de generar ingresos, por el hecho de que todos y cada uno de los activos la tienen, no los están produciendo; están, afirmemos, en estado latente. Por servirnos de un ejemplo, tienes una patente, mas todavía no has logrado rentabilizarla, por el hecho de que no tienes quien la comercialice.

Productores de ganancias actuales o bien futuras

Puede haber activos que estén generando beneficios o bien activos que, por el momento no, mas vayan a generarlos en el futuro.

Líquidos y no líquidos

Los líquidos puedes transformarlos en dinero en cualquier instante.

Por su parte esto puede ser de esta manera, sin más ni más (las acciones, por servirnos de un ejemplo, que las puedes vender cuando desees, excepto si tienen escaso volumen de negociación) o bien con penalizaciones (un plazo fijo, por servirnos de un ejemplo, que te está generando dinero – es un decir ? -, mas que si te lo llevas te penalizan).

Los activos ilíquidos o bien no líquidos, por su lado, son los que no puedes transformar en dinero cuando desees, sino más bien cuando puedas. El ejemplo habitual son los inmuebles, que no puedes vender sin más ni más de un día para otro, sino más bien cuando aparezca el comprador.

Revalorizables o bien no

Y por último, a fin de que no parezca esto un master (¡Qué horror!, no? ? ) los activos pueden ser revalorizables o bien no.

Esta distinción, no obstante, puede ser relativa y controvertible. Revalorizable, de entrada, es una residencia en el medio y largo plazo. No revalorizable, por poner un ejemplo, es el turismo (si lo empleas para producir ingresos, no si es para empleo propio, como ya hemos indicado), en tanto que conforme pasa el tiempo se deprecia más y vale menos.

Lo idóneo, hasta acá, sería invertir en activos que generaran rendimientos incesantes, actuales y futuros, y que tuviesen buen potencial de revalorización. De esta manera te favoreces del ingreso pasivo y de la plusvalía (posible subida de costo).

¿De qué manera acrecentar tus beneficios con la creación de activos?

Llegados acá imagino que habrás llegado a la conclusión de que la creación de activos es una estupenda estrategia de cara al futuro económico, en frente de otras opciones tal vez no tan fantásticas como buscar trabajos mejor retribuidos, montar negocios por cuenta propia para practicar la auto esclavitud o bien inflarte a hacer estudios de posgrado para no caer en el desempleo (mejor dicho: ¡para caer en él!).

Quizás creas que sí, sí, que todo esto es estupendo, mas que para crear activos hace falta dinero.

No obstante, debo sacarte del fallo. Si tu activo es un ático en el PaSeo de la Castellana de la villa de Madrid, sí, precisas dinero, y también intuyo que no poco. Mas si tu activo es un producto de tipo digital, que puedes crear con tu talento por medio de un negocio on-line, puesto que no, no precisas dinero, o bien no tanto. Yo tengo ebooks escritos desde hace unos años y todos y cada uno de los meses me dan dinero, aun más que la mayor parte de productos financieros que pudiese contratar.

Habiendo dicho esto, ¿de qué manera puedes acrecentar beneficios con un activo, o bien mejor dicho, con una serie de activos?

⇒ La primera clave, más que para ganar más, es para eludir perder. ¿Qué debes hacer? Diversificar inversiones. Conforme a las posibilidades que tengas, distribúyelas para diversificar activos: en lugar de uno, múltiples, de diferente tipo, clase y condición. Acciones de bolsa, infoproductos, renta fija, máquinas de vending…

⇒ La segunda seguro que la sabes si me lees. Reinvierte las ganancias a fin de que se prosigan generando más ganancias. Es el interés compuesto, la expresión máxima de poner el dinero a trabajar, mas a doscientos por hora. Eso sí, enfocado en el medio y largo plazo.

Espero que te haya agradado el artículo. Si es de esta manera, ¿podrías compartirlo, por favor? Asistir es fantástico ?.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *