Educación

Publicación de la UOC del relato de una educadora que brindó apoyo a numerosos menores migrantes solos durante la crisis del 2018

Menores migrantes solos: una realidad marcada por la precariedad y la atención inadecuada

Samir, Hmad, Soufyane, Mohamed o Lamine. Estos son solo cinco ejemplos de los más de 7.000 niños y jóvenes que llegaron solos a España en 2018, buscando una vida mejor. El aumento significativo en comparación con el año anterior llevó al sistema de protección al límite, generando tensiones políticas en un momento clave: las elecciones municipales y autonómicas. Conocidos como menores extranjeros no acompañados (MENA), su llegada acaparó la atención de los medios de comunicación en situaciones delicadas, como enfrentamientos con los vecinos de pueblos costeros o trágicos episodios de suicidio. Ahora, Marina Sonadellas, educadora social y autora de un libro que relata su experiencia acompañando a estos jóvenes, revela quiénes eran realmente y las precarias condiciones en las que fueron acogidos.

Un centro de emergencia que se convirtió en un hogar a largo plazo

Sonadellas trabajó en un centro de emergencia desde septiembre de 2018 hasta el otoño de 2020, una institución financiada públicamente y destinada a acoger a estos jóvenes durante un máximo de 72 horas antes de ser trasladados a centros de acogida. Sin embargo, la realidad fue muy distinta, ya que esta atención de emergencia se prolongó durante más de dos años. Debido a la saturación de los centros de acogida, los servicios de emergencia se convirtieron en centros de acogida temporales. Algunos jóvenes permanecieron más de un año allí antes de ser trasladados a pisos para mayores de 18 años o, en algunos casos, a la calle. Sonadellas recuerda esta etapa como un desafío marcado por constantes cambios, ya que el centro pasó por cuatro ubicaciones diferentes: desde barracones de un antiguo instituto hasta una casa rural y un hotel en la costa. Además de lidiar con la polémica y la presión política y mediática, también tuvieron que enfrentarse a la gestión de la pandemia.

Una experiencia personal que dejó huella

Según Sonadellas, el establecimiento de vínculos personales fue fundamental para brindar un buen acompañamiento a estos jóvenes. Durante esos dos años, la educadora social construyó relaciones profundas con los niños y jóvenes a los que atendía, algunas de las cuales perduran hasta el día de hoy. Sin embargo, esta experiencia también tuvo un impacto en su vida personal, ya que se vio involucrada en el activismo y el periodismo, lo que dificultaba separar su vida profesional de su vida personal. La educadora social destaca la importancia de reconocer el trabajo de las personas que trabajan en el ámbito social y que, con frecuencia, son invisibilizadas. Actualmente, Sonadellas acompaña a personas en situación de calle en un albergue.

Avances y desafíos en la atención a los menores migrantes

Según datos de la Fiscalía General del Estado, en 2018 llegaron más de 7.000 menores no acompañados por vía marítima, una cifra que se redujo a 2.873 en 2019 y luego aumentó a 3.307 en 2020. Estos números reflejan la realidad de niños y jóvenes que se ven obligados a huir de situaciones imposibles en sus países y que desean integrarse en el mercado laboral, a pesar de las barreras legales que enfrentan. A partir del otoño de 2021, la situación ha mejorado ligeramente gracias a un nuevo decreto que facilita el acceso al mercado laboral para jóvenes migrados a partir de los 16 años. Sin embargo, Sonadellas señala que muchos de ellos aún enfrentan obstáculos en la obtención de permisos de residencia y trabajo al cumplir los 18 años. Si bien se han logrado algunas mejoras en el sistema de acogida y se ha reconocido el papel de la sociedad civil, la educadora social considera que aún queda mucho por hacer. La falta de planificación real en la acogida, las dificultades burocráticas y el racismo institucional y social hacia estos jóvenes siguen siendo desafíos importantes que deben abordarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *