Propósitos ornamentales para aplicar (ya mismo) en casa

En el mes de enero, todo son buenas pretensiones para iniciar el año renovados. Y en nuestros espacios asimismo. Esos propósitos ornamentales que tanto bien nos van a hacer para de este modo pasar página en varios episodios familiares. Labores pendientes, lavados de cara y pequeñas mejoras con resultados espectaculares. Como los que te cuento en este blog post. No pierdas ni un minuto más.

Fuente: Kibuc

Cuántos propósitos ornamentales pueden lograr que nuestra casa se luzca de otra forma. De pronto, más sosiega, más organizada, mucho más genuina y vivida. Desde encarar el caos de la buhardilla o bien el cuarto trastero a reanudar nuestra pasión olvidada por restaurar muebles. O bien solo colgar unos percheros de pared en el recibidor y desterrar de nuestro menaje diario materiales artificiales. De esta forma de fácil.

Propósitos decorativos: no dejes para mañana…

Fuente: Toutes vos idées déco

En una buena lista de propósitos ornamentales hay que plantar cara a ese mantra perezoso que se apodera de nosotros una y otra vez. Me refiero al hábito de estacionar labores y reparaciones familiars, rutinarias o bien no, pues damos prioridad a otras actividades que nos apetecen más. Nuestro hogar va a ganar mucho en orden y armonía, indudablemente. Mas además de esto nos vamos a sentir absolutamente satisfechos al mirar a nuestro alrededor y revisar que hemos hecho los deberes. Por lo tanto, el primero de los propósitos ornamentales va a ser dejar de practicar el temido diferir que tanto nos avizora en el cada día.

Este singular término, tan bastante difícil de vocalizar como de redactar, aplicado en la decoración del hogar se traduce en retrasar todo lo que es posible aquello que no nos reporta ninguna alegría familiar. Seguro que la lista es larga. Desde planchar una montaña de ropa que medra sin parar, poner una lámpara derretida o bien alumbrar el guardarropa de almacenamiento bajo las escaleras de interior. Adiós a la vagancia y a holgazanear si hay temas familiares pendientes que encarar. Qué gran inicio para poner en práctica el resto de propósitos ornamentales.

Espacios irreconocibles: un lujo

Fuente: lovingit

Dar un cambio radical a esos lugares de casa que tienen mucho potencial. Piden a voces que les prestemos atención para emplearlos y vivir en ellos. Si tenéis una zona abuhardillada en vuestra residencia sabéis de qué os hablo. Adecuarla como un espacio extra es una buena idea. Ese plus que todos deseamos tener para guardar, reposar, jugar…. Un lujo a nuestro alcance. Pasar a la acción puede ser parte de los propósitos ornamentales del actual mes.

Si la buhardilla cuenta con una buena fuente de luz natural, como la de la imagen, tal vez sea un escenario privilegiado para el estudio. O bien para montar, al fin, una zona de trabajo por el hecho de que es un sitio sigiloso, apartado del estruendos exterior. Sin invertir demasiado en moblaje en uno días este nuevo entorno puede estar listo para usar. La clave, jugar con soluciones funcionales y nada difíciles. Como crear una mesa a nuestra medida con un tablero y dos caballetes. Varios muebles auxiliares alrededor van a hacer el resto. Misión cumplida a otro de los propósitos ornamentales que nos traían de cabeza.

Instantes DIY llenos de sorpresas

Fuente: Interior God

Recobrar esas aficiones ligadas a nuestro hogar que tanto placer nos han regalado y que no obstante tenemos olvidadas sin saber realmente bien el motivo. Es el instante idóneo para regresar a practicarlas, una refulgente resolución a incluir en los propósitos ornamentales para este invierno. Con lo que adelante con nuestro pasión por la restauración de piezas, como esa mesa a la noche que salvamos de un rastrillo hace ya un tiempo. O bien ese espéculo que es una herencia familiar y nos lúcida una sonrisa toda vez que lo miramos. Aguardan una nueva vida en el pequeño cuarto trastero.

Fuente: hotxpress

Un cambio de imagen increíble con un tratamiento de restauración conveniente. O bien unos cambios magistrales en sus herrajes y remates. Después van a estar listos para ocupar un sitio esencial en alguna habitación. Disfrutaremos de ellos si los tenemos cerca y a la vista. Y nuestros interiores familiares van a ganar puntos en personalidad.

Quizás el reciclaje sea otra de esas debilidades que nos apetece reanudar de la mano de unos propósitos ornamentales eficientes. Jugar con materiales en desuso para crear muebles y accesorios con diseños de término DIY. Como un cabecero para el dormitorio a base de palets decapados, que van a dar un estilo romántico y natural al unísono. Reanuda el plan lo antes posible.

Adiós a los plásticos y vuelta al orden

Fuente: lovingit

El caos es el enorme oponente de cualquier habitación, y el inconveniente se agudiza tratándose de estancias que precisan un sentido del orden singular. La cocina es indudablemente una de ellas. Cuanto más organizada esté, más simple va a ser cocinar, hallar los comestibles en la despensa, o bien dar de manera rápida con el condimento que precisamos para la nueva receta. ¿Me confundo? Sostener el orden en sus zonas sensibles puede ser con perfección otro de los propósitos ornamentales. O sea, planear mejor el interior de los guardarropas, tener a mano los aparejos que utilizamos diariamente al lado del fregadero o bien la zona de cocción con la vitrocerámica. Y ser súper prácticos a través de ménsulas y repisas para la vajilla de diario y de esta manera encontrarla de una ojeada.

Fuente: Zara Home

El broche final de estos propósitos ornamentales quizá pase por desterrar en buena medida el empleo de materiales artificiales, en favor de la sostenibilidad y el espíritu eco friendly. Una inteligente forma de conseguirlo es olvidarnos del plástico y todo lo que es enormemente contaminante. Rodearnos de tejidos naturales que dañen lo mínimo al planeta, y vestir la mesa con vajillas de porcelana y vasos de cristal como los habituales. Desde este momento mira tu casa y vas a ver cuántas mejoras conseguidas.

¿Te apetece cumplirlos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *