Preservación de la fertilidad

La reproducción asistida hoy en día ofrece una alternativa a las mujeres: la preservación de la fertilidad mediante la vitrificación ovárica. Vitrificando los óvulos a una edad adecuada, las mujeres pueden tener una opción en el futuro si deciden posponer su maternidad. Es una opción que no asegura 100% el embarazo pero que se presenta como una alternativa a la donación de óvulos. También es recomendada cuando una mujer va a recibir un tratamiento que pueda afectar a su capacidad reproductiva. 

El motivo por el cual muchas mujeres se plantean este tipo de tratamientos es porque las mujeres nacemos con una reserva de óvulos determinada genéticamente que se va agotando a lo largo de nuestra vida. El ritmo de disminución de la reserva ovárica es relativamente variable entre una persona y otra. De forma general, es a partir de los 35 años cuando empieza a bajar y a partir de los 38, el descenso es mucho más marcado.

En paralelo con esta disminución, se produce también un empeoramiento de su calidad. Es más posible encontrar óvulos con alteraciones cromosómicas. Esto se traduce en que la capacidad de esos óvulos para generar embriones que den lugar a un embarazo es menor.

La edad ideal para realizar la vitrificación no existe, pero lo adecuado es realizarla antes de los 36 años, cuando el número de óvulos y la calidad de estos es mayor. De esta forma, en un futuro nos aseguramos una mayor tasa de supervivencia a la descongelación y una mayor probabilidad de conseguir el embarazo. En cualquier caso, es necesario hacer una valoración previa de la reserva ovárica y para ello se debe acudir a una clínica de fertilidad. 

En el caso de Barcelona IVF, son una clínica de fertilidad en Barcelona con 10 años de experiencia y una trayectoria profesional destacada que ofrece el servicio de estudio de reserva óvarica.  Cuentan con un equipo de 60 profesionales y aplican técnicas de vanguardia de la mano de tecnología de última generación. Todo ello con el fin de ofrecer diagnósticos y tratamientos personalizados que logren resultados positivos. 

La preservación de la fertilidad de la mujer consiste en congelar óvulos a una edad en la que todavía tienen un buen potencial para producir un embarazo.

Para poder preservar la fertilidad de una mujer es necesario obtener sus óvulos mediante un tratamiento de estimulación y punción de los ovarios similar al realizado en una fecundación in Vitro (FIV). Los óvulos obtenidos se congelan mediante la técnica de vitrificación, la cual ofrece mejores garantías en la posterior descongelación y eleva las tasas de supervivencia de los ovocitos. 

Los óvulos se pueden mantener congelados durante el periodo de tiempo que sea necesario sin que esto afecte a su calidad.

Para poder utilizar estos óvulos, se deben descongelar en el laboratorio para ser fecundados con semen de la pareja o de un donante. Los embriones obtenidos se mantendrán en cultivo para ser transferidos 5 días después. Los embriones que no se transfieran serán congelados.

Se trata de un proceso sencillo que dura entre 10 y 15 días y que con las medicaciones actuales no tiene efectos secundarios importantes. Se iniciará en los primeros días de la regla mediante la administración de inyecciones subcutáneas para estimular la producción de óvulos. Durante 8-10 días hay que medicarse y realizar controles con ecografía para ver cómo van creciendo los folículos, una vez conseguimos un número adecuado y de un tamaño adecuado se programa la punción ovárica. La punción ovárica se realiza bajo sedación y de forma totalmente ambulatoria de forma que solo necesitas estar en la clínica unas 3-4 horas ese día. El mismo día una vez obtenidos los óvulos sabrás cuántos se pueden congelar para tu futuro.

Considerando los grandes avances que han marcado un hito en las técnicas de reproducción asistida, creemos que la vitrificación merece un lugar destacado entre ellas pues ha facilitado la versatilidad en el laboratorio para criopreservar a cada paciente el material celular en el estadio más adecuado y permitir aumentar las tasas de éxito de cada grupo de paciente.

Alargar el reloj reproductivo es posible con la vitrificación de óvulos. Sin embargo, a día de hoy no hay suficiente conciencia social sobre la importancia de la preservación de la fertilidad. Así que, si aún no lo tienes claro, en Barcelona IVF, te ofrecen toda la información que necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *