Por qué son interesantes las apps educativas en los dispositivos Android

Cada día se desarrollan más aplicaciones para cumplir con diferentes funciones, y la educación no es una excepción. Es una buena oportunidad para que los estudiantes, padres y profesores se vean beneficiados por el uso de la tecnología. En lugar de que sea un estorbo en la educación, que un móvil sea una herramienta educativa.

Es prácticamente imposible en este momento que alguien salga de su casa sin su teléfono móvil, y en ocasiones, su tablet. La razón es que hoy día, el móvil se utiliza para casi todo, y la gran mayoría lo mira a cada rato, ya sea para navegar por internet, jugar o ver las redes sociales. ¿Por qué no sacarle un uso más provechoso como aprender?

¿Qué es una aplicación educativa?

Las apps móviles son uno de los medios más efectivos que tienen las compañías para llegarle a los clientes, y eso incluye el sector educativo. Pincha aquí para averiguar cuáles son los beneficios que sacan los usuarios de Android al tener una app de este estilo, en el sistema operativo más utilizado. Cualquier negocio es apto para esto, pero mejor si tiene un fin educativo.

Tener el acceso a una cantidad casi infinita de información (internet), ha hecho que surja un nuevo enfoque para aprovechar este recurso. Ahora se ha vuelto muy interesante para las instituciones educativas darle un enfoque nuevo al uso de internet y los móviles, en lugar de luchar contra ellos. Así se ha ido expandiendo la modalidad “mobile learning”.

Las aplicaciones educativas son entonces una herramienta de enseñanza que utiliza el móvil como medio. De esta manera, el aprendizaje se vuelve más personalizado porque el estudiante puede conectarse las veces que quiera y aprender a su propio ritmo. Además, es normal que estas apps utilicen los contextos de la vida diaria para transmitir mejor la información.

Implementar apps educativas en el ámbito escolar

Estas aplicaciones se pueden usar para aprender en cualquier momento, tanto fuera como dentro del salón de clases. Son muy útiles para repasar en casa o en los momentos libres que haya en el transporte, por ejemplo. Así el aprendizaje se vuelve cotidiano en lugar de estar limitado a un horario y un espacio.

Al ser tan populares los dispositivos Android, los alumnos de todas las edades se sienten motivados para compartir sus experiencias. En la actualidad, es más fácil a nivel social estudiar desde una aplicación que con un libro, así que surge un nuevo impulso para aprender, aunque sea al utilizar el teléfono móvil.

El componente lúdico es necesario en el aprendizaje de los menores, y es difícil implementarlo en el aula normalmente. Sin embargo, las apps tienen integrada esta dinámica casi siempre, y varias de ellas, con un sistema de recompensas inmediatas y a largo plazo que estimulan aún más las ganas de aprender.

Las aplicaciones para Android en su mayoría tienen la opción de compartir información, y en estos casos, suele ser el progreso obtenido. Esto genera una interacción constante entre los usuarios, lo que rompe la barrera del aprendizaje en solitario. Así termina habiendo una retroalimentación entre las partes involucradas, tanto a nivel informativo como motivacional.

Sacan lo mejor de la era digital: la posibilidad de transmitir la información a través de diferentes formatos. Estas apps cuentan con contenido gráfico muy atractivo, ya sea en vídeos, imágenes, audios, e incluso minijuegos. Esto contribuye mucho en captar la atención del usuario.

Los estudiantes terminan creando casi de forma inconsciente, nuevos métodos de aprendizaje, utilizando estas aplicaciones. Así solucionan de forma intuitiva las necesidades que tiene cada uno para aprender, lo que se deriva en un aprendizaje autodidacta.

Las actualizaciones permiten que los usuarios accedan de forma inmediata a nueva información. Esto podría hacerlo tanto el desarrollador de la aplicación, como la persona que suba contenidos a este canal. Así se van adquiriendo conocimientos nuevos de forma periódica, y en su mayoría, se podrían aplicar en el momento, lo que sería ideal para una aplicación educativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *