¿Por qué el óleo es la mejor técnica de pintura?

A continuación desgranamos algunas de las razones por las que creemos que el óleo sigue siendo la mejor técnica pictórica después de un sinfín de siglos de historia del arte. 

Es la técnica usada por los grandes artistas de la historia

Indudablemente, cuando hablamos de los cuadros pintados a mano más importantes de la historia del arte occidental, lo hacemos de obras pintadas con óleo, una mezcla de pigmentos y resinas o aceites, que muchas veces era elaborada por los propios artistas en sus estudios.

Así, por referirnos a obras muy conocidas, basta con decir que “La Gioconda” de Leonardo da Vinci o “El grito” de Edvard Munch, tienen en común estar pintados al óleo pese a que haya diferencias notables en los modos de ser concebidos y a que haya varios siglos de diferencia entre la aparición de una y otra obra.

Tiene una altísima durabilidad

Una de las causas por las que todavía es posible disfrutar de los retratos pintados por encargo de los artistas más importantes de la historia, como “La joven de la perla” de Johannes Vermeer, es que a diferencia de otras técnicas, el óleo tiene una durabilidad que puede llegar a durar siglos.

Por este motivo y aún en nuestros días, adquirir un lienzo pintado al óleo implica poder disfrutarlo durante muchísimos años e incluso dejar a nuestros descendientes una herencia muy personal y que durará siglos. No en vano, el hecho de encargar retratos al óleo se está convirtiendo en una tendencia a pesar de que haya otro tipo de artes, como la fotografía o la ilustración 3D, de aparición más reciente.

Ofrece unas posibilidades únicas

Otra de las características de los cuadros online por encargo que son elaborados con óleo, es que esta técnica permite disponer de una gama cromática mucho más amplia que cualquier otra y que es posible conseguir unas texturas imposibles de conseguir con la pintura acrílica o la acuarela, por ejemplo. 

No en vano, es suficiente con admirar el excelente uso de las texturas que hizo Van Gogh en “La noche estrellada” para comprender cómo el óleo facilita a los artistas unas posibilidades únicas a la hora de concebir obras únicas. Del mismo modo, conviene pensar en el uso que los impresionistas hicieron del óleo, como por ejemplo Monet en “Impresión, sol naciente”, para comprender cómo nos estamos refiriendo a una técnica muy superior a las demás en lo referente a las posibilidades creativas que ofrece para los artistas y, por supuesto, al disfrute que puede proporcionar para quienes contemplan sus obras incluso años después de ser creadas.

Puede aplicarse sobre superficies muy distintas

Habiendo aparecido en el siglo XIV, cuando la superficie de los cuadros eran básicamente la madera o el lienzo, en la actualidad, esta pintura puede aplicarse sobre prácticamente cualquier material que podamos imaginarnos y ello la diferencia de otras que tienen usos mucho más restringidos, como podría ser el caso de la acuarela en el papel.

Esta circunstancia, cabe indicar, hace que solicitar un encargo a un pintor de reproducciones de cuadros al óleo no sólo implique poder disponer de una copia de un cuadro famoso elaborado con la misma técnica que usó quien lo concibió, sino que también puede ser sinónimo de tenerlo en el formato que elijamos.

A este respecto, conviene indicar que el óleo puede aplicarse sobre láminas de metal, pieles, mármol, piedras o, como indicamos, prácticamente sobre cualquier superficie que se nos ocurra, lo que hace que esta técnica sea la más ideal si queremos tener un cuadro realmente original y capaz de sorprender a propios y extraños.

En conclusión, no podemos más que indicar que el óleo sigue siendo la mejor técnica pictórica ,a pesar de que hayan pasado siete siglos desde que apareciera, y de que la química haya producido toda una serie de pigmentos que, como indicamos, todavía no han logrado superarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *