Los lapiceros digitales, nuevos aliados en la educación

El avance de la tecnología ha perjudicado a muchos aspectos de nuestra sociedad, incluyendo la educación. Es cada vez más frecuente encontrarse salas digitales donde se dispone de múltiples dispositivos electrónicos que se emplean para dar las distintas materias. Esta digitalización ha provocado una dependencia del uso del teclado, mas estos elementos tienen esenciales restricciones para captar la amplitud y profundidad de las comunicaciones. Además de esto, en la mayor parte de las salas, los educadores y pupilos precisan conjuntar textos, símbolos, números y dibujos para explicar las materias.

Debido a esto, muchos son los profesionales que resaltan la relevancia de promover la escritura a mano para lograr una actividad cerebral más propia para el aprendizaje. Conforme una encuesta efectuada por Wacom, más de la mitad del profesorado aseguran que la escritura es fundamental a fin de que los pupilos aprendan.

Ventajas de la escritura a mano

Muchas son las ventajas que ofrece la escritura a mano a la educación. Veamos ahora ciertas más esenciales que nos han detallado desde la compañía Wacom.

Mejora la entendimiento y la organización mental

Una investigación efectuado por la Universidad de California y la Universidad de Princeton (dos mil catorce) probó que los estudiantes que tomaban notas a mano desarrollaban mejor las cuestiones ideales que los estudiantes que escribían en un teclado. En exactamente el mismo estudio, concluyen que redactar a lapicero deja una mejor organización mental de la lección. Por su parte, el teclado nos deja redactar más veloz y editar de manera fácil nuestros apuntes o compartirlos digitalmente con otros.

«Las herramientas digitales ofrecen grandes ventajas, como la sencillez para editar, multiplicar, guardar y compartir. Esto permite el diseño de cursos atractivos y deja un mayor acceso a los contenidos educativos y a la información. Mas el lapicero se ha empleado en la educación para educar y aprender a lo largo de siglos y existen algunos métodos analógicos relacionados con él que no deberían perderse. Por servirnos de un ejemplo, la escritura a mano. Si bien pueda parecer que emplear un lapicero y un papel para tomar apuntes es algo trasnochado y de forma fácil intercambiable por un teclado, la verdad es que cada vez existen más pruebas de que redactar a mano es más eficiente que el teclado del computador para retener la información en la memoria. Afortunadamente, ahora disponemos de herramientas que nos dejan conjuntar los beneficios de lo digital con el poder del lapicero y la escritura a mano”, asevera Faik Karaoglu, vicepresidente ejecutivo de Branded Business en Wacom.

Mejora la concentración y la memorización

El uso del lapicero mejora la capacidad de concentración y de atención cara lo que se estudia. El ojo se centra en lo que se escribe y evita posibles distracciones. Además de esto, el uso del lapicero nos deja conectar visualmente y sacar conclusiones. Ayuda a centrar nuestra atención y agrega una memoria visual a lo que estudiamos. La relación entre el cerebro, el ojo y la mano nos deja estar concentrados en una actividad. En otras palabras, sostiene nuestro cerebro ocupado, lo que ayuda a enfocarse solamente en el instante presente.

Impulsa la inventiva en ambientes reales y virtuales

Redactar y dibujar con un lapicero es de las mejores formas de expresión. Anotar ideas o pensamientos nos deja reflejar todo cuanto tenemos en nuestra psique. Además de esto, anotar las ideas u objetivos en un papel nos puede asistir a lograr metas y a ser más incesantes.  Si a esto le agregamos las investigaciones que prueban que usar un computador para tomar notas crea barreras sicológicas que impiden el flujo de ideas, singularmente en instantes de cooperación en equipo, semeja bastante claro que decantarse por el lapicero es una forma segura de acrecentar la productividad y despertar nuestra psique creativa.

Deja el intercambio y las relaciones interpersonales en línea y en clase.

Redactar a mano deja usar una combinación de texto, símbolos, números y dibujos para explicar ideas, probar la entendimiento y solucionar inconvenientes. Alberto Martínez, Directivo Académico del campus de la villa de Madrid de ESCP Business School comenta: «El uso de los dispositivos con lapicero Wacom ha sido esencial para nuestros profesores en el momento de dar clases on line o híbridas, ya que deja a los pupilos ver a distancia lo que se escribe o proyecta en clase. Mas, alén de la enseñanza híbrida, es bien interesante poder integrarlo con el uso de otras herramientas, por poner un ejemplo Power Point. De esta forma, el maestro puede redactar en las diapositivas y insistir en ciertos conceptos, por lo que aporta una dimensión auxiliar de interactividad a la enseñanza. Creo que estas herramientas han sido esenciales a lo largo de la pandemia, mas van a proseguir siendo un factor esencial en las salas, por el hecho de que se ha probado que es clave para sostener el nivel de interacción de los pupilos.»

Tecnología y educación: ¿va a desaparecer la escritura «a mano» con la digitalización?

Uno de los miedos de la implantación de la tecnología es el abandono de la escritura a mano. Conforme la última encuesta a profesores efectuada por Wacom, a lo largo de la pandemia los pupilos hacían mayoritariamente sus deberes y labores escribiendo en sus ordenadores, desde documentos on line proporcionados por la escuela (setenta y tres por ciento ), si bien asimismo lo hacían con papel y bolígrafo, y después las mandaban para su corrección en línea (cuarenta y seis por ciento ). Además de esto, más de una tercera parte (treinta y cinco por ciento ) de los encuestados asevera haber empleado un lapicero digital.

Las tabletas con lapiceros digitales asisten a conjuntar los beneficios de la digitalización de los apuntes, como poder editarlos interminablemente o acceder a ellos desde cualquier sitio, con las ventajas de la escritura a mano. Para los pupilos, se transforma en una herramienta esencial en el momento de hacer esquemas, resaltar puntos clave de la lección o practicar ejercicios matemáticos sin la restricción del teclado. Muchos profesores han incluyendo el lapicero digital en sus clases, lo que les deja usarlo como una pizarra digital para enseñar los conceptos a todos y cada uno de los pupilos, con independencia de que estén dentro o fuera del sala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.