La inversión China en España medra un ciento sesenta y dos por ciento en dos mil dieciocho

La inversión China en España alcanzó el año pasado los mil veinte millones de euros, lo que supone un aumento del ciento sesenta y dos por ciento con relación al año dos mil diecisiete. Este dato llama todavía más la atención si se tiene presente el descenso experimentado en el conjunto de Europa del setenta y dos por ciento o bien del ochenta y tres por ciento en E.U..

En este terreno y conforme una investigación publicado por el bufete de abogados Baker McKenzie al lado de Rhodium Group, España se ubica en el sexto puesto por inversión en el continente, solo tras R. Unido, Suecia, Alemania, Luxemburgo y Francia.

Las cantidades alcanzadas en dos mil dieciocho se deben eminentemente a transacciones relevantes, como la adquisición por la parte de Orient Hontai Capital del cincuenta y tres con cinco por ciento de Imagina Media, por mil dieciseis millones de euros (ochocientos ochenta y cinco millones de euros), la quinta mayor inversión por tamaño en Europa efectuada por compañías chinas el año pasado.

Por contra, en USA la caída del interés chino es “especialmente llamativa”, puesto que ha pasado de captar cuarenta y cinco y seiscientos treinta millones de dólares estadounidenses (treinta y nueve y setecientos cincuenta millones de euros) en dos mil dieciseis a veintinueve millones (veinticinco.260 millones de euros) en dos mil diecisiete y cuatro mil ochocientos millones (cuatro mil ciento ochenta millones de euros) en dos mil dieciocho, lastrada por la guerra arancelaria entre los dos países.

Esta situación ha provocado un endurecimiento de las limitaciones a las operaciones provenientes de China por la parte de las autoridades locales y las revisiones más estrictas de las condiciones para la inversión extranjera en EE.UU. Por su lado, en Europa, si bien con un mejor comportamiento que en Norteamérica, las operaciones cerradas alcanzaron un monto total de veintidos y quinientos millones de dólares americanos (diecinueve y seiscientos millones de euros), tras descender un setenta por ciento con respecto a un año atrás.

Las transacciones más relevantes llevadas a cabo por inversores del gigante asiático en Europa fueron la adquisición en Suecia del ocho con dos por ciento de Volvo por la parte de Zhejiang Geely Holding Group, de tres mil quinientos millones de dólares estadounidenses (tres mil millones de euros), la adquisición del veinticinco por ciento de Global Switch en R. Unido por la parte del consorcio Strategic IDC valorada en dos mil ochocientos millones de dólares estadounidenses (dos mil cuatrocientos cuarenta millones de euros) y la entrada de Legend Holding en el capital del Banque Internationale de Luxemburgo, adquiriendo el ochenta y nueve por ciento por mil ochocientos millones de dólares estadounidenses (mil quinientos setenta millones de euros).

Conforme la asociada de M&A (fusiones y adquisiciones) de Baker McKenzie Maite Díez, a pesar de la inseguridad y la volatilidad presente en los mercados financieros, el hambre inversor chino “ha aumentado de forma notable en España, Suecia, Canadá, Alemania o bien Francia, donde no han dudado en hacer operaciones en activos de campos en apogeo que aporten valor añadido a sus compañías como presencia en mercados relevantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *