La demanda de clases de inglés de negocios medra un cincuenta por ciento en España

En el momento de medrar profesionalmente, conocer idiomas puede abrirnos muchas puertas. Para el sesenta y tres por ciento de los españoles, este es uno de los motivos primordiales por los que estudiar inglés, conforme una investigación efectuado por Preply. En este sentido, el sistema Live learning deja a los pupilos lograr sus objetivos combinando el factor humano con metodología de aprendizaje y aplicaciones simples e intuitivas.

El aprendizaje de idiomas ha experimentado un desarrollo significativo en los últimos un par de años, en especial por el hecho de que la pandemia ha provocado cambios en los hábitos y la mentalidad. Esto se refleja en los datos logrados por la plataforma de aprendizaje en tiempo real Preply, que advirtió un incremento del cincuenta por ciento en la demanda de formación en inglés comercial.

La primordial motivación de los españoles para prosperar su conocimiento de lenguas extranjeras es progresar su situación laboral. Es por eso que el sesenta y tres por ciento de los estudiantes españoles en general se mudan. En el caso concreto del inglés, el cuarenta y nueve por ciento lo aprendió para medrar y desarrollarse profesionalmente, seguido de un diez por ciento pues planeaba mudarse al extranjero y un cinco por ciento para prepararse para una entrevista.

Cuando empiezan su proceso de aprendizaje, el cincuenta por ciento de los pupilos se marca unos objetivos asociados a su carrera (fluidez en las asambleas, preparación de informes, asistencia a presentaciones…). Son metas considerablemente más usuales que las vinculadas a fines educativos (lograr un determinado nivel), que se marcan un veinte por ciento de los estudiantes, o las de progresar su comunicación en los viajes de ocio (doce por ciento ).

En lo que se refiere a las barreras que se hallan los estudiantes para estudiar inglés, la carencia de tiempo resulta esencial para un treinta y uno por ciento , al tiempo que el veintisiete por ciento piensa que es bastante difícil hallar un buen maestro y el veinte por ciento piensa que es demasiado costoso.

«Los sistemas tradicionales de enseñanza no acostumbran a conectar con el pupilo ni ajustarse a sus objetivos y a su ambiente real», explica Kirill Bigai, creador y CEO de Preply. «Hemos visto de qué manera se recurre a la ludificación, a las plataformas de audio para facilitar el acceso a cualquier hora y desde cualquier lugar, mas son sistemas que olvidan aspectos esenciales como la metodología en la enseñanza de idiomas y el valor del factor humano en los procesos de aprendizaje. Por eso confiamos en el Live Learning, por el hecho de que combina metodología contrastada, tecnología que lo hace alcanzable en todo instante, y el factor humano, mediante tutores que encajan al límite con el estilo y las necesidades de cada alumno».

En esta línea, y para asistir mejor a los pupilos a cumplir sus objetivos más usuales (fluidez en las asambleas, preparación de informes, asistencia a presentaciones…), Preply ofrece una serie de vídeos gratis, dirigidos a los estudiantes en los que se incluyen trucos y consejos para el día a día de los negocios en inglés: de qué manera enfocar una asamblea, léxico y oraciones clave, etc.

Live Learning

Preply ha incorporado en España un sistema de aprendizaje de idiomas, Live Learning, que conjuga una aplicación de simple uso y alta disponibilidad para pupilos y profesores, con una sólida metodología de enseñanza y un nutrido equipo de tutores con los que cada persona puede desarrollar el proceso de aprendizaje a su medida.

El sistema se fundamenta en el hecho científico y extensamente admitido de que las relaciones interpersonales -one to one- facilitan el aprendizaje de idiomas. El emparejamiento entre pupilos y tutores se sugiere por medio de un algoritmo que facilita su eficiencia, teniendo presente factores como objetivos, disponibilidad, país de nacimiento, otros idiomas hablados, etc. En cualquier caso, los pupilos pueden acceder a clases de prueba para revisar por sí solos si existe o no esa compatibilidad.

Los más de treinta y dos tutores especialistas en idiomas con los que cuenta Preply se amoldan al horario y presupuesto de sus clientes del servicio. Además de esto, tratándose de un sistema en línea de implantación global, el usuario puede acceder a un extenso abanico de profesores situados en cualquier área y con costos accesibles. Por servirnos de un ejemplo, si una persona que vive en una pequeña localidad de España desea aprender nipón, puede hallar un buen maestro nativo y a un coste razonable. De media, el costo de las tutorías en Preply es de quince a veinte dólares americanos (catorce-diecinueve euros) la hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.