Juego control de emociones: Afirmamos adiós al enfado

Ya hemos hablado muchas veces sobre el desarrollo de las emociones en los pequeños y del preciso control de emociones. El día de hoy hemos trabajado en la preparación de un juego para el sala en la que vamos a poder trabajar la inteligencia sensible y el autocontrol de emociones


Juego control de emociones: Adiós al enfado

Juego educativo para trabajar en el sala el control de emociones como el enfado y la ira. Con este Juego podréis promover el desarrollo sensible de los pequeños y pequeñas

Te puede interesar

Técnicas para trabajar la saña y el enfado en los pequeños

Exactamente en qué consiste el juego “control de emociones”

El juego es una activa educativa,  que favorece la reflexión sobre nuestros enfados, lo que pensamos en esos instantes, de qué forma nos sentimos y lo que hacemos. Ahora meditamos sobre de qué forma nos afecta nuestro enfado y de qué forma puede afectar a los que nos rodean. Conocer estas cosas ayuda a que los pequeños y pequeñas tomen conciencia y aprendan a manejar su enfado. No se trata de dejarlo dentro, sino más bien de desactivarlo  a fin de que no nos haga daño.


Objetivos Juego control sensible

  • Instruir a los pequeños y pequeñas a administrar su enfado y no permitir que les controle.
  • Enseñar las emociones de los pequeños y pequeñas.
  • Promover la relevancia de manejar los propios estados sensibles.

Participantes

Pequeños y pequeñas de ocho años de ahora en adelante.

Materiales

  • Ficha, cartulinas y material para redactar.

Instrucciones Juego como manejar las emociones

Preparación: Preparamos las fichas  y las cartulinas

Explicación: El enfado es una emoción que con frecuencia nos acompaña. No es malo enojarnos, puesto que es una emoción natural en las personas. Es esencial conocer esta emoción y aprender a supervisar nuestros enfados a fin de que el enfado no nos controle a nosotros.

Vamos a iniciar haciendo una reflexión sobre las cosas que nos enojan y como reaccionamos frente al enfado. Para esto vamos a llenar la ficha “cuando me enfado”.

Dejamos tiempo a fin de que cada uno de ellos de los participantes complete la información de la ficha pertinente. Una vez completada la ficha dibujamos, hacemos las consecuencias del enfado, podemos dibujar, redactar palabras que sentimos cuando estamos disgustados, recortar imágenes, etc….

Ahora les repartimos la cartulina con una figura, un muñeco. Cada uno de ellos pone su nombre en el muñeco. Y ponemos nuestras consecuencias del enfado, por norma general ponemos todas y cada una de las expresiones y consecuencias en el muñeco y/o fuera, a su alrededor.

Les explicamos lo siguiente a los pequeños y niñas: “Todo esto que habéis anotado es lo que nos pasa cuando estamos airados. Si lo dejamos dentro de nosotros como en el muñeco nos hacemos daño a nosotros mismos, mas ¿qué ocurre si probamos a sacarlo fuera?, cuando lo sacamos fuera hacemos daño a los que nos rodean.

Entonces ¿qué podemos hacer? El propósito es aprender a desactivar nuestro enfado, cuando este dentro de nosotros convertimos esas consecuencias, las dejamos salir de formas menos beligerantes y respiramos para poco convertir nuestro enfado y decirle adiós. Vamos a procurar convertir todas y cada una de las expresiones y consecuencias del enfado, por cada una de ellas, hagamos otra positiva, convertimos cada uno de ellos de ella y los vamos a substituir en nuestra cartulina.

© dos mil diecinueve ▷ Educapeques ➡➤[[Juego control de emociones: Afirmamos adiós al enfado ] Juegos educativos @educapeques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *