¿Qué se necesita para reclamar una indemnización por accidentes?

Cuando se ha sufrido un accidente de tráfico, muchas personas no saben bien cómo actuar, y sobre todo, cómo solicitar o exigir una indemnización por los daños que han sufrido. En ocasiones, solo basta con cumplir con algunos requisitos y dejarse asesorar por abogados con experiencia en el tema.

Lo principal para poder reclamar una indemnización por accidentes es contar con abogados que sean especialistas en el tema, que tengan una trayectoria verificable en casos similares, cuya forma de trabajo genere confianza y comodidad en el cliente, como el caso de Luchadores Legales, que durante años han ayudado a clientes de habla hispana en el Sur de California, Estados Unidos, en todo lo que se refiere a accidentes laborales, de tráfico, como peatón o como usuario de un transporte público.

Pero más allá de eso, que es crucial porque un buen abogado puede aumentar o multiplicar por 2 o 3 veces la cantidad que una aseguradora pretenda dar por concepto de indemnización, saber cómo proceder en estos casos será interesante para reconocer las posibilidades de reclamación que existen, incluso antes de acudir o solicitar la asesoría de un buen bufete de abogados.

¿Se puede reclamar el accidente que se ha sufrido?

Una de las cosas que se deben tener en cuenta es si el accidente que se ha sufrido es reclamable o puede ser objeto de una indemnización por parte de las empresas aseguradoras propias o por parte de un tercero -el que haya ocasionado el accidente-.

En el caso de los accidentes de tráfico, lo más importante es el plazo para presentar la reclamación y saber que para poder reclamar se deben haber sufrido lesiones o daños comprobables o verificables. En el caso de ser víctima de un accidente en un transporte público, no hay que demostrar la culpabilidad de un tercero, ya que estaría implícita. En los demás casos, se debe demostrar que no se ha sido culpable, sino que ha sido un tercero, y ya con ello todo accidente podría ser objeto de una indemnización.

Conocer los daños que pueden ser indemnizados

En la gran mayoría de los casos, las aseguradoras ofrecerán indemnizaciones que se alejarán mucho de la realidad en relación con los daños sufridos por la víctima, porque suelen enfocarse solo en una parte de los mismos. Sin embargo, y de ahí la importancia de contar con un bufete de abogados cuya trayectoria en el ramo sea bastante amplia, los daños que pueden ser indemnizados, se pueden clasificarse en tres tipos distintos, sin existir una limitación para la reclamación de los mismos, siempre que los casos procedan:

  • Lesiones: los partes médicos, desde el accidente hasta la recuperación, con todos sus costes de tratamiento y consultas asociadas, son objetos de indemnización. Los gastos de terapias, operaciones y medicamentos, también.
  • Gastos derivados: todos los gastos indirectos a los que se haya tenido que hacer frente producto de la lesión o accidente, como pueden ser los gastos de transporte por haber perdido el vehículo propio en el accidente, o los gastos de hospitalización, que también son objeto de indemnización.
  • Lucro cesante: todas las personas que por culpa de un accidente de tráfico -y en general, de un accidente derivado de la culpa de un tercero- no hayan podido seguir trabajando durante un periodo de tiempo, pueden recibir una indemnización por concepto de nómina o de ingresos no percibidos durante ese periodo.

Contar con profesionales es la mejor decisión

Afrontar la reclamación de una indemnización por cuenta propia o con el abogado que la aseguradora indique no es lo más sensato, puesto que las posibilidades de recibir lo más justo se pueden ver reducidas notablemente. En cambio, contar con abogados especialistas, que tengan trayectoria y servicios concretos en el sector de las reclamaciones e indemnizaciones de todo tipo de accidentes, pero que por encima de todo lo anterior, generen confianza en los resultados y en su buen proceder, puede ser una de las mejores decisiones que se pueden tomar en un momento que seguramente no será fácil de llevar de forma particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *