Ideas muy prácticas que te van a ayudar a organizar la despensa con acierto

¿Sabes de qué manera organizar la despensa para lograr que tu vida diaria sea más simple? El día de hoy te damos unas pautas fáciles mas esenciales para triunfar en esta misión. Se trata de clasificar productos y accesorios y localizar la clave para sostener el orden de forma constante. Prosigue leyendo y toma nota.

Fuente: Boston Design Guide

Enero es un mes singular, de inicios, de marcarse nuevos propósitos para el año que empieza. ¿Se cumplirán? O bien, mejor dicho, ¿vamos a ser capaces de cumplirlos? Todo depende de nosotros. Si entre los objetivos que te has marcado para dos mil diecinueve está el de sostener el orden en casa, entonces te agradará el artículo de el día de hoy. Hablaremos de de qué manera organizar la despensa sin fallecer en el intento.

Y lo que es mejor, vamos a procurar buscar la manera de que esa organización no sea flor de un día, sino más bien que se sostenga en el tiempo como algo incesante y normal en nuestros espacios. ¿Te animas a procurarlo?

La relevancia de organizar la despensa

Fuente: Emily Henderson

Es posible que cuentes con una pequeña habitación destinada a tal empleo o bien únicamente con un guardarropa grande. Sea como fuere, organizar la despensa es una labor fundamental que no debemos dejar pasar.

La despensa es un espacio bastante difícil que cuesta ordenar. Lo hacemos una vez y a los poquitos días ya está el desorden campando a sus anchas por nuestros anaqueles. Puede ser por el hecho de que se utiliza mucho, diariamente. Es suficiente con una clasificación incorrecta o bien con un orden poco pensado, a fin de que todo se descontrole. Se nos escapa lo que falta y lo que sobra, se amontonan las cosas y se repiten productos. ¿El resultado? El caos total.

Y con el desbarajuste llega el gasto superfluo de dinero. ¿O bien soy la única que ha debido tirar alguna vez productos que se han caducado en la despensa? ¿Jamás has comprado mucho de lo mismo pues no sabías que lo tenías? Todo eso es producto del desorden.

Busca un plan de almacenaje

Fuente: House Beautiful

Para ponernos en el buen camino y organizar la despensa de la mejor forma posible, es esencial apostar por un sistema efectivo que nos asista. Esto no siempre y en toda circunstancia es simple, puesto que existen muchos factores a tener en cuenta: el espacio del que disponemos, los elementos para ordenar más convenientes, las necesidades de consumo que tenemos, etcétera

No obstante, y si bien debamos sentarnos a pensarlo detenidamente, encontrar el mejor plan de almacenamiento es el paso inicial que debemos dar para organizar la despensa de manera exitosa.

Un lugar para cada cosa

Fuente: House Beautiful

Empieza por meditar que cada rincón en tu despensa tiene que servir a un objetivo, tiene que tener un fin. Como el espacio acostumbra a ser algo valiosísimo en estos casos, no podemos dejarnos el lujo de desaprovecharlo, ¿no crees?

De ahí que empieza por hacerte todas y cada una estas preguntas: ¿qué precisas guardar? ¿Qué más utilizas y lo que menos? ¿Cuáles son tus rutinas al día en el momento de comer, cocinar, hacer las labores familiares, etcétera? ¿De qué manera puedes lograr un orden o bien organización que te asista y te haga ahorrar tiempo? Cuando halles todas y cada una de las contestaciones vas a estar listo para comenzar a organizar la despensa y para localizar la mejor manera de aprovechar el espacio.

¿Espacios abiertos o bien cerrados?

Fuente: Residence Style

Todo depende de de qué manera sea nuestra despensa. Los anaqueles son muy prácticos. Podemos guardar en ellos un montón de cosas y, como estas quedan a la vista, va a ser muy simple localizarlas. Puedes instalar estanterías de cremallera, en las que resulta simple amoldar la localización de las ménsulas dependiendo de la altura de cuanto quieras guardar. Además de esto, puedes mudarlas cuando lo precises.

Los espacios cerrados, como cajones o bien cajas, están bien para cosas pequeñas que pueden “perderse” en los anaqueles, especialmente si estos son grandes. Es el caso de las condimentas, de las conservas pequeñas, etcétera

Fuente: Schmidt

Si lo que tendrás en tu cocina es un guardarropa despensero, las cestas extraíbles son una buena solución. Facilitan el acceso a los productos que quedan detrás. Asimismo es muy cómodo emplear separadores de cajones o bien cajas para el interior de las ménsulas. Esto es de esta manera por el hecho de que esta clase de guardarropas acostumbra a ser de un tamaño notable. Los espacios interiores son grandes, y con estos accesorios quedan acotados, con lo que eludes que las cosas se mezclen y se desordenen.

Trucos que asisten

Fuente: Emily Henderson

Aparte de localizar el almacenamiento idóneo para tu despensa, hay otras ideas que te pueden asistir a sostener cada producto y cada cosa bajo control. Como, por poner un ejemplo, utilizar botes trasparentes para guardar los comestibles.

Este género de contenedores son una enorme opción alternativa a los envases originales, en tanto que aportarán a tu despensa una apariencia más ordenada. Elígelos iguales mas de 2 o bien 3 tamaños diferentes, para tener los productos bien preservados y ahorrar espacio al tiempo.

Otra idea práctica consiste en instalar tras la puerta de la despensa un sistema de almacenamiento de colgar. De este modo se aprovecha el espacio al límite. Puedes poner un soporte para poner los botes pequeños de condimentas, los frascos de conservas y mermeladas.

Fuente: Emily Henderson

Y si tienes espacio suficiente para esto, es buena idea montar una pequeña zona destinada al desayuno, donde halles todo cuanto precisas. Puedes poner los electrodomésticos pequeños que empleas cada mañana: la máquina de café, el tostador, el exprimidor, etcétera Además de esto, asimismo puedes poner los productos que precisas, y asimismo el menaje (tazas, cuencos, platos y cubiertos). De este modo ahorrarás tiempo día a día.

Ya ves que, siguiendo unas pautas establecidas en el momento de organizar la despensa y con un tanto de disciplina, no es bastante difícil sostener el orden en este espacio rutinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *