Evix, start-up ganadora de la VII Edición del Premio Emprendedores y Seguridad Vial de la Fundación Línea Directa

La compañía barcelonesa ha desarrollado un sistema de airbag cervical integrado en los cascos de bici y extrapolable a otro género de usuarios de la vía. El sistema se activa ya antes del movimiento lesivo de un accidente y también llene un airbag que resguarda el cuello del corredor eludiendo de este modo la lesión cervical o bien medular. id:setenta y mil setecientos veintiuno

Evix ha sido escogida ganadora de la VII edición del “Premio Emprendedores y Seguridad Vial de la Fundación Línea Directa, un premio que persigue alentar y reconocer las mejores ideas para reducir los accidentes de tráfico, la mortalidad en carretera y fortalecer la atención a las víctimas. Evix, la start-up ganadora, ha desarrollado un proyecto excepcionalmente novedoso: un sistema de airbag cervical integrado en los cascos de bici mas que asimismo es extrapolable a otro género de usuarios de la vía. El sistema se activa ya antes del movimiento lesivo de un accidente hinchando un airbag que resguarda el cuello del corredor eludiendo la lesión cervical o bien medular.

Las 5 start-up finalistas de esta séptima edición del premio han presentado sus propuestas a través de el formato “elevator pitch”, que deja exponer los proyectos en 5 minutos frente a un jurado compuesto por 9 reputados profesionales de la compañía, el ecosistema emprendedor y la administración pública, que han escogido al ganador en función de criterios como la aptitud económica del proyecto, el grado de innovación y su eficiencia para prosperar la seguridad vial.

La compañía barcelonesa va a recibir un premio de veinte euros netos que, del mismo modo que años precedentes, no va a tener arrastre ni conversión. Además de esto, va a tener la ocasión de percibir capacitación y mentoring con las que va a poder robustecer su misión y conseguir medrar como startup.

En una fase siguiente, Evix va a poder acceder a rondas de financiación de la Fundación para la Innovación Bankinter y de IESE Business School, lo que va a suponer una enorme ocasión para reunirse con profesionales y tener retroalimentación para su desarrollo. Además de esto, la compañía va a contar con presencia en la próxima edición del South Summit, donde va a poder acceder al ecosistema emprendedor y tomar contacto con posibles inversores. Un premio, el del South Summit, que asimismo va a recibir la segunda startup mejor valorada, LiveLink.

LiveLink tiene por objetivo reducir el número de fallecidos en carretera a través de el desarrollo de un dispositivo y también-Call para motocicletas capaz de advertir cualquier accidente que pueda padecer un motorista, tras el que informa de manera automática a los servicios de urgencias. Esta tecnología se desarrolla a través de su línea de productos KOMOBI.

Mar Garre, Directiva General de la Fundación Línea Directa ha remarcado el propósito de esta iniciativa: “apoyar a aquellos emprendedores que dedican sus sacrificios a arrancar ideas de negocio creando empleo, produciendo riqueza y aportando soluciones que contribuyan a prosperar la seguridad vial en España, un propósito esencial para nuestra Fundación”.

La VII edición del Premio Emprendedores y Seguridad Vial ha contado con cincuenta y dos proyectos presentados, consolidándose como referente en el ecosistema emprendedor y la seguridad vial, como la primera iniciativa de España para impulsar aquellas startup cuyo objetivo es pelear por tener cero víctimas en las carreteras.

Ganadores de ediciones precedentes

El año pasado la ganadora fue Trucksters que desarrolló un proyecto que emplea un renovador sistema de transportes de mercaderías por carretera basado en Inteligencia Artificial y Big Data que ahorra hasta un cincuenta por ciento los tiempos de entrega. En dos mil diecinueve el proyecto elegido fue Textia Innovative Solutions, que apostó por el desarrollo de un Sistema de Retención Infantil (SRI) fabricado con la tecnología renovadora ‘Varstiff’.

Otros ganadores fueron Closca Design (dos mil dieciocho) por la creación de un casco de bici que reducía su volumen un cincuenta por ciento con el objetivo de fomentar su empleo en el campo urbano; Help Flash (dos mil diecisiete) por su dispositivo lumínico para eludir atropellos con una señalización inmediata del vehículo en el caso de avería o bien accidente y DriveSmart en dos mil dieciseis, por una Aplicación que efectúa un análisis y valoración detallada de los comportamientos de cada conductor para aportar consejos adaptados para una mayor seguridad en las carreteras. En dos mil quince, el primero en conseguir este premio, el ganador fue Euraslog merced a un renovador sistema de retención infantil para asientos de autobús, un dispositivo acomodable a todas y cada una de las sillas, seguro y simple de manejar al ponerse en menos de treinta segundos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *