Estudiar finanzas puede hacer que tu vida cambie de nivel

En tiempos de inseguridad y desconcierto como los presentes es esencial tener las ideas claras. Tomar resoluciones como estudiar finanzas o bien otra cosa pueden ser por este motivo esenciales y generar esenciales cambios en nuestras vidas, tanto personales como profesionales.

Los convulsos tiempos y bastante difíciles siempre y en toda circunstancia han sido la perfecta disculpa para quienes desean continuar en la inacción y el descontento.

Es obvio que hay circunstancias más convenientes o bien desfavorables que otras, mas siempre y en todo momento he creído que, a rasgos generales, la vida es muy simple y se rige por principios básicos. Hete aquí ciertos de ellos:

  • Saber cosas, tener información, siempre y en toda circunstancia va a ser más interesante que no saberlas, que no tener la información.
  • Saber cosas, contar con de datos, siempre y en toda circunstancia te pondrá en mejor situación que no tenerlos.
  • En el momento de acceder al empleo o bien, mejor todavía, en el momento de crearte uno propio, siempre y en todo momento va a estar en mejores condiciones quién sepa más que quien sepa menos.
  • Por muchos cambios de ciclos, de tendencias, etcétera que haya, hay cosas que no cambian: el dinero prosigue existiendo, la gente lo prosigue usando, tenerlo es preferible a no tenerlo y carecer de él te puede poner en serios aprietos.

Mas, ¿porqué estudiar finanzas específicamente?

Con lo que terminamos de decir.

Si existe algún elemento que es incesante en nuestras vidas es el dinero.

Nació hace ya tiempo para quedarse, es parte de nuestra existencia a todos y cada uno de los niveles, es la medida universal de intercambio, se emplea en todos y cada uno de los países y continentes… Es algo incesante que no padece cambios y a lo que debemos dedicar tiempo por el hecho de que es la base de la existencia: compras con dinero y te pagan con dinero.

Charlar de la relevancia de la educación o bien la capacitación financiera, para mí, es algo tan obvio que no requeriría ni de mención.

Conceptos como la rentabilidad, los modelos de ingresos, los modelos de inversiones, los peligros de exactamente las mismas, los gastos de las cosas, el cálculo del beneficio, el término y peligros del apalancamiento, las formas de financiación, las formas de administrar financieramente una compañía, el acceso al crédito… son todos conceptos y nociones tan trascendentales que todos deberíamos tener si bien fuesen las nociones básicas.

Asimismo existen, naturalmente, las profesiones y trabajos que se fundamentan en las finanzas: directivos financieros, gestores de negocios, inversores profesionales o bien mediadores, etcétera En un caso así, como es natural, el nivel de conocimiento y capacitación ha de ser mayor. A rasgos generales, sin embargo, como vemos, conocer de este campo tan esencial en nuestras vidas es una cosa que todo el planeta debería proponerse.

¿De qué manera pueden estudiarse finanzas?

Hay muchas opciones y para todos y cada uno de los gustos. Vivimos en la era de la información y acceder a ella es algo tan fácil como hacer click con un ratón de PC.

Existen formaciones presenciales y formaciones digitales, on-line.

Existen formaciones más tradicionales y formaciones más novedosas, opciones alternativas.

Existen formaciones de unos costes y de otros…

A grandes rasgos:

Hay gente que prefiere ir a la universidad, como toda la vida, y estudiar algún grado de administración, empresas, economía, etcétera Universidades hay en un sinfín de sitios y grados de todos y cada uno de los tipos y para todos y cada uno de los gustos.

Hay personas que prefieren las formaciones tipo master, que existen del mismo modo en infinidad de ciudades: si vives en Valencia puedes ver un master en Valencia acá, si vives en otra urbe, lo mismo…

Hay personas que optan por formaciones digitales, mediante academias on-line, centros de estudios a distancia o bien productos embalados, como sería el caso de los infoproductos, enfocados a diferentes temáticas y nichos…

Como vemos, posibilidades de estudiar finanzas hay de muchos tipos y condiciones. Seleccionar una o bien otra tan solo va a ser cuestión de nuestras predilecciones personales, presupuesto y enfoque que deseemos dar a esa capacitación en el momento en que la tengamos.

Y ya, habiendo dicho esto, solo me queda desearte ¡mucha suerte en los estudios!

Asimismo puede interesarte

The following two tabs change content below.

Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, desarrollo personal, talento y conocimiento. Me encantaría asistirte a llegar a ese sitio en el que eres verdaderamente y puedes producir riqueza. Mi lema: somos autores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no deseas perderte nada, te recomiendo ser parte de la comunidad acá).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *