Escorts: saber elegir a la compañera ideal

Sin duda alguna, cada vez se hace más frecuente la idea de conseguir  el acompañamiento de una bella mujer para asistir a fiestas, reuniones, bodas, y más.

Sin embargo, el hecho de adquirir una pareja para la ocasión no significa que todo acabe siempre en buenos términos. Puede ocurrir que no haya compatibilidad o que se genere un ambiente aburrido.

Así que, para garantizar que nada de lo anterior pase, es necesario tomar las previsiones oportunas y esto incluye fijarse muy bien en las características de la acompañante que, en líneas generales, están representadas por su encantadora presencia y su alto nivel de estudios.

Cualidades requeridas

Algo primordial que no debe pasar por alto al momento de elegir a una escort es su preparación en diversas áreas y en este sentido, sin importar el tipo de evento, las escorts en Madrid, proporcionan una interesante y atractiva compañía gracias a su incomparable belleza y sus elevados estándares intelectuales.

Esto hace que sea posible entablar conversaciones encantadoras y entretenidas, simulando a la vez una relación amorosa real que garantiza pasar un rato agradable, aparte de tener la oportunidad de ir más allá del simple acompañamiento. Lo que inicia como una relación fingida puede convertirse en algo más intenso, al menos por una noche.

Las candidatas a convertirse en escorts profesionales deben pasar primero por un riguroso examen donde se evalúan habilidades, cualidades y requisitos que garantizarán si son aptas o no para desempeñarse en el trabajo como acompañantes.

La preparación tanto física como intelectual es indispensable, ya que de ella dependen los tipos de clientes que se obtengan y la cantidad de horas o incluso días que ellos quieran pasar con chica seleccionada.

La contratación inicial siempre se enfoca en servir como dama de compañía para ciertos eventos, a los cuales el cliente desee asistir y puede incluir situaciones más íntimas como los besos o incluso el sexo si así se desea. 

Qué servicios ofrecen

De acuerdo a su preparación física y educativa, las agencias de escorts pueden ofrecer diferentes tipos de servicio como:

  • Dama de compañía: Las mujeres ideales para desarrollar este trabajo son las que cuentan con una excelente e impecable presencia, muy buenos modales, amables, educadas y con un buen índice intelectual. Perfectas para clientes que quieren disfrutar de la presencia de una chica preparada profesionalmente, guapa y educada.
  • Con actividad sexual: Estas chicas deben tener buena apariencia física y excelentes conocimientos acerca de dar placer. Esto incluye saber posiciones y fantasías sexuales, utilizar juguetes y participar en juegos eróticos, estar al tanto de los diferentes fetiches y más.
  • Sin actividad sexual: Aunque realizan el rol de la dama de compañía en cuanto a la asistencia a diferentes eventos sociales, también pueden cumplir algunos fetiches o fantasías sin incluir el acto sexual.
  • Solo para entornos sociales: se preparan mucho más en la parte física y de actuación debido a que sólo son contratadas para fingir un rol dentro de un acontecimiento social determinado. En este caso el cliente debe asistir a citas previas para evaluar a las escorts y elegir la más adecuada.

Cómo y para qué se contratan

Actualmente existen páginas en Internet que se especializan en promocionar y realizar todos los trámites para contratar una escort. Algunas muestran catálogos de acuerdo al servicio que se requiera y solo basta con ingresar los datos de la tarjeta de crédito para poder disfrutar de la agradable compañía de una chica que bien envíe la agencia o se pueda seleccionar personalmente.

Las escorts básicamente se contratan para contar con compañía en determinado momento

También para dar la impresión de  seguridad y confianza que solo la presencia de una bonita mujer puede ofrecer, ella siempre hará visible su mejor actitud para hacer sentir bien al cliente y sabrá dar una noche encantadora o un fin de semana inolvidable.

Siempre los servicios ofrecidos por estas profesionales son muy discretos, respetan la privacidad del cliente en todo momento por lo que no se pone en riesgo el verdadero objetivo de haber contratado a una escort.
Definitivamente, ya sea para una noche de negocios que requiera de una presencia femenina despampanante que robe miradas, hasta unas cuantas horas de placer sin inhibiciones, contratar una escort en Madrid es la mejor solución si se quiere disfrutar de una excepcional compañía que en ningún momento decepcionará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *