¿Es la hiperactividad un inconveniente? ✅ Un reto para la familia

Los pequeños son pequeños, y no paran quietos, se mueven, brincan, se distraen con mucha sencillez. Ahora bien, a veces esta actividad se vuelve demasiado intensa, y en la actualidad no es extrañísimo percibir charlar de hiperactividad, tanto por el hecho de que se lo han diagnosticado a algún compañero de instituto de nuestros hijos, o bien por el hecho de que nuestro hijo es o bien puede ser hiperactivo.


Hiperactividad

La hiperactividad, cuyo término médico es TDAH, es un trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico producido en la niñez,  que afecta al autocontrol y a la concentración, y hace que los pequeños que lo sufren puedan ser considerablemente más impetuoso y también  inquietos que otros pequeños de su edad.

EL TDAH se manifiesta en los pequeños con síntomas como, complicad para oír y para prestar atención, pequeños inquietos, deseoso, no se comportan adecuadamente o bien se meten en inconvenientes, están desganados, se mueven mucho, charlan mucho, interrumpen, no se detienen en nada, ni para hacer una actividad o bien las labores del instituto, todo lo hacen a medias y con prisas, están prácticamente siempre y en toda circunstancia distraídos y son mu intranquilices.

El interrogante que nos hacemos entonces es ¿Es la hiperactividad un inconveniente? A simple vista podríamos meditar que un muchacho que sea intensísimo y tenga mucha actividad no sería un enorme inconveniente, sino más bien a la inversa podría ser una ventaja, puesto que hacen muchas cosas y están siempre y en todo momento alarmas.


La hiperactividad un inconveniente

El inconveniente se encuentra en que, se trata de pequeños que desean estar en todo y no están en nada, con lo que esto afecta, a su desempeño escolar, a su relación con el resto, y a cualquier proyecto, hobbie, deporte o bien instrumento que practiquen o bien deseen hacer. Su desorganización, impaciencia y también intranquilidad no los lleva a ningún lado.

  • Un pequeño diagnosticado con hiperactividad habrá de ser tratado adecuadamente por un especialista y ayudado más tarde por sus progenitores, maestros, terapeutas, etc. Siendo más pacientes con ellos, motivándolos a ser más organizados y pacientes, prestándoles más atención, eludiendo estímulos que hagan que se distraigan.
  • Los progenitores en casa van a deber producir rutinas rutinarias más precisas, horas y horarios de sueño bien establecidos, de la misma manera que las labores del instituto, y motivarlos a fin de que practiquen deporte que es esencial a fin de que gasten su energía. Y pueden además de esto llevarlos a diferentes terapias y actividades que pueden asistir con la hiperactividad en los pequeños, como el yoga o bien cualquier otro ejercicio que ejercite la respiración, aun terapias de administración de las emociones.
  • Existen por poner un ejemplo 2 terapias para tratar la hiperactividad o bien el TDAH que conforme estudios resultan eficientes. Estas son la terapia conductual y la cognitiva, que en el primer caso, examina la conducta y también identifica los factores que hacen que la conducta sea inapropiada,  y se marcan objetivos para producir conductas adecuadas mediante refuerzos positivos,  por poner un ejemplo.
    • Respecto a la terapia cognitiva, pretende identificar qué procesos, la atención, el aprendizaje, la memoria o bien la toma de resoluciones, son los que crean los inconvenientes, y tienen como objetivo trabajar sobre cada uno de ellos de ellos de forma parcialmente independiente.
  • Obviamente hay muchos otros trastornos físico o bien psíquicos que pueden afectar a nuestros hijos y a veces pueden complicarles llevar una vida normal. No obstante, el TDAH no es un inconveniente si está bien diagnosticado y tratado. Sencillamente precisa de mucha paciencia por la parte de los progenitores y los maestros, precisa de toda la paciencia que no tienen los pequeños.

Conclusión

La hiperactividad es un inconveniente con solución. Esta se encuentra en la paciencia, atención, ayuda, acompañamiento, y amor, mucho amor.  Vamos a deber estimar que es una característica más que define a nuestro hijo, como otros comen mucho dulce, o bien les apasionan los juegos para videoconsolas y se pasan horas frente al computador, nuestro hijo se mueve sin parar. No hay inconveniente alguno, solo se trata de poder supervisarlos y asistirlos a lograr que sean más apacibles y equilibrados.

? Ya has visto la hiperactividad no es un inconveniente, siempre y cuando lo identificquemos a tiempo y pongamos todos y cada uno de los medios para crear un ambiente conveniente al pequeño con TDAH  ¿Tu que opinas? Déjanos un comentario. ¡¡ Tu opinión nos importa !!

© dos mil diecinueve ▷ Educapeques ➡➤[[¿Es la hiperactividad un inconveniente? ] Escuela de progenitores @educapeques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *