El seguro paga doscientos treinta millones de euros por la borrasca Filomena

Las compañías aseguradoras resuelven ciento noventa y 8 mil percances, la enorme mayoría eran daños en inmuebles por nieve. id:setenta seiscientos ochenta y cinco

La borrasca Filomena ocurrida el pasado enero dejó en España un reguero de estropicios. La factura de los daños cubiertos por el seguro ya tiene importe: doscientos treinta millones de euros. Esa es la cantidad que han pagado las compañías de seguros por las imperfecciones que se han producido en inmuebles y automóviles. El seguro debió efectuar cerca de ciento noventa y 8 mil actuaciones por la nevada. Estas estimaciones se han elaborado con la información remitida por veintinueve empresas de seguros de multirriesgos (con una cuota conjunta de mercado del ochenta y dos por ciento ) y quince de vehículos (setenta por ciento de cuota).

El componente primordial de este pago corresponde a los daños en inmuebles. Las imperfecciones en propiedades supusieron el pago de doscientos veintitres millones de euros. Las empresas de seguros han resuelto, conforme con los datos recabados por UNESPA, ciento cincuenta y cuatro mil dieciocho percances en propiedades de sus clientes del servicio. La enorme mayoría han sido desperfectos en residencias (ciento nueve mil seiscientos cuarenta y nueve). Seguidamente, se han ubicado las rupturas de elementos comunes en edificios (veintiocho y ochocientos treinta y tres) y, en tercero, de daños en industrias (nueve mil trescientos noventa y dos). El seguro asimismo ha reparado los siniestros ocurridos en cinco.705 comercios.

Para solucionar un inconveniente en un inmueble, el seguro ha pagado una media de mil cuatrocientos cuarenta y cinco euros. Mas las cantidades cambian mucho conforme el factor dañado. Las imperfecciones en comunidades de dueños han ascendido, de media, a quinientos once euros. En residencias, su importe ha sido de seiscientos tres euros. Más significativos han sido los pagos a comercios, que han alcanzado los mil quinientos sesenta y cuatro euros. Los importes medios más altos han sido los pagados por los seguros de multirriesgo industrial (trece y ciento ochenta y tres euros) y los pertinentes a otros seguros de daños materiales, como la construcción, transporte de mercaderías, etcétera (veinte y trescientos sesenta y cuatro euros).

La primordial causa de las imperfecciones en propiedades ha sido la nieve. Tanto si se mide en número de expedientes resueltos como en términos económicos. Esta está tras el setenta y tres por ciento de los siniestros y del noventa y dos por ciento de los importes pagados. La lluvia acapara otro veintiuno por ciento de los percances y un cinco por ciento de los pagos; y el viento los porcentajes restantes: seis por ciento de los incidentes y dos por ciento del costo.

Si se hace un análisis accidente a incidente, se descubre que la nieve asimismo ha ocasionado las imperfecciones más atractivos con carácter individual. Cada expediente de daños por nieve en inmuebles asciende a mil ochocientos veintitres euros de media, en frente de los quinientos trece euros de los partes por viento y los trescientos setenta y ocho euros de los casos por lluvia.

Las consecuencias de Filomena sobre edificaciones se han dejado sentir, singularmente, en 8 comunidades autónomas. Son la villa de Madrid, Castilla-La Mácula, Andalucía, Aragón, Castilla y León, Asturias, Navarra y La Rioja.

La Comunidad de la villa de Madrid ha sido el territorio más perjudicado por Filomena. En esta zona han sucedido setenta y 8 y quinientos ochenta y cuatro percances sobre inmuebles con un costo de ciento siete millones de euros. O bien lo que es exactamente lo mismo, la mitad de todos y cada uno de los daños asegurados que ha ocasionado por la borrasca. La segunda situación corresponde a Castilla-La Mácula, con treinta y ciento setenta y seis partes y ochenta y uno millones de costo. El tercer puesto está disputado. En cantidad de inconvenientes resueltos resalta Andalucía (trece y cuatrocientos treinta y cuatro expedientes). Si lo que se mide son los pagos efectuados, Aragón se lleva el bronce (doce millones de euros).

Por lo general, la nieve ha sido la primordial fuente de desperfectos generados por el temporal en inmuebles en todas y cada una de las comunidades autónomas. La salvedad es Andalucía, donde la lluvia tuvo un papel más importante.

¿Y ha sido Filomena el acontecimiento de la naturaleza más costoso nunca ocurrido para las edificaciones en España? No, no ha sido el más grave. Mas sí uno de los más serios. La tempestad ciclónica atípica Klaus, ocurrida en 2009; y la depresión apartada en niveles bajos (DANA), que sucedió en dos mil diecinueve, tuvieron un mayor costo económico para el seguro.

Estropicios en automóviles y asistencia en carretera

Las imperfecciones ocasionados en vehículos son modestos si se equiparan con los sufridos por inmuebles. El seguro ha atendido cuatro mil setecientos noventa solicitudes de reparación y pagado cinco,15 millones de euros en reparar automóviles. De media, el incidente ha supuesto el pago de mil setenta y cuatro euros. El setenta y uno por ciento de los casos se ha dado en la Comunidad de la capital española.

Las asistencias en carretera asimismo estuvieron a la orden del día a lo largo de la nevada. Hasta treinta y 8 y novecientos cincuenta y nueve llamadas de socorro de conductores atendió el seguro. Supusieron el desembolso de tres con tres millones de euros. Acá, nuevamente, la mayoría de los incidentes se dio en la Comunidad de la villa de Madrid (cuarenta y siete por ciento ).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *