El destino de tendencia para estudiar un año en el extranjero

A lo largo de los últimos años, Canadá ha ido adquiriendo un enorme estrellato como destino educativo para estudiantes de todo el planeta que desean estudiar un año escolar en el extranjero. Destinos más tradicionales como R. Unido, Irlanda o bien su vecino EE.UU. ven como la popularidad de Canadá es cada vez mayor merced a múltiples factores.

La agencia CLS Idiomas nos da múltiples claves en su página especializada de estudiar un año académico en Canadá donde explica ciertos motivos por los cuales es seguramente el destino ideal para proponerse enviar a nuestros hijos estudiar un curso escolar completo, semestre o bien trimestre académico:

Seguridad

Canadá se considera el 8º país más seguro del planeta y tiene unas tasas de delincuencia bajísimas (dieciseis / un millón) muy bajo sus vecinos estadounidenses (cuarenta y cinco / cien).

Infraestructuras

Se considera en el conjunto de los países más desarrollados del planeta y es una cosa que podemos percibir en nuestro día en sus infraestructuras. Carreteras, medios de transporte, sanidad, tecnología, seguridad, obras públicas…

Los canadienses

Un factor determinante en el momento de decidirnos por un destino donde enviar a nuestros hijos a estudiar fuera es con quien vivirá a lo largo de su estancia. No es conveniente generalizar la afabilidad y el carácter de unas gentes por su nacionalidad mas existen tópicos  que muy frecuentemente sí se cumplen:

  • Las familias anfitrionas inglesas y también irlandesas reciben una enorme compensación económica por percibir estudiantes internacionales y esto desemboca muy frecuentemente en que su primordial motivación es puro negocio
  • Las familias estadounidenses, al contrario, lo hacen de forma altruista sin cobrar lo que garantiza una experiencia de inmersión total en la familia con la que vayamos a convivir a lo largo de nuestra estancia. Es verdad que cuando brotan inconvenientes de convivencia es más bastante difícil manejar las situaciones con esta clase de familias voluntarias por el hecho de que no podemos demandar una contraprestación por el pago de unos servicios.
  • Las familias canadienses, no obstante, marchan bajo un equilibrio bien interesante por el que reciben una pequeña compensación económica por alojar al estudiante en su hogar mas es una cantidad que no induce a hacer esto por dinero sino más bien sencillamente para cubrir gastos. Por otra parte, los canadienses tienen las mejores virtudes de los estadounidenses y los europeos. Tienen generalmente un nivel cultural y de tolerancia mayor que sus vecinos americanos mas siempre y en toda circunstancia emplean en sus sistemas sociales la meritocracia y el emprendimiento que tan lejos ha llevado a EE.UU. desde el instante en que nació como país. Podemos aseverar por ende que la sociedad canadiense es un marco educativo espléndido para el desarrollo académico y también intelectual de un adolescente de cualquier país del planeta.

Sistema Educativo Canadiense

Probablemente el factor más determinante para explicar el éxito de Canadá entre las distintas opciones para estudiar un año académico en el extranjero sea su sistema educativo. La enorme mayoría de institutos a los que asisten los estudiantes internacionales son institutos públicos, los que, están regulados y financiados por fondos gubernativos y locales.

Abundantes institutos públicos de todos y cada uno de los rincones de Canadá han decidido abrir sus salas a estudiantes internacionales, los que, asisten a las clases y son evaluados precisamente igual que cualquier compañero canadiense.

Lo esencial es que la metodología de enseñanza está muy enfocada a la práctica prevaleciendo de esta forma el trabajo en laboratorio, talleres, conjuntos de trabajo, exposiciones por encima de la tradicional escena de un maestro dictando apuntes frente a múltiples pupilos desganados. Todo el temario que se estudia en las salas canadienses tiene su pertinente aplicación práctica lo que hace que asistir al instituto sea considerablemente más atrayente y motivante.

Por otra parte tenemos el sistema de evaluación que se le hace al estudiante de forma regular. Consiste primordialmente en la entrega semanal de trabajos de conjunto, presentaciones públicamente, investigaciones en la biblioteca, internet… Todos estos pequeños trabajos acostumbran a contar en torno a un setenta por ciento de la nota final de cada semestre al tiempo que el examen final solo representa el treinta por ciento sobrante.

Tenemos por tanto un sistema motivador que “obliga” a trabajar a sus estudiantes diariamente a hacer proyectos interesantes y motivadores, los que, cuentan para su nota final desde el primer instante. Un pupilo comprometido que entrega sus labores muy puntualmente y con interés no se va a ver contra las cuerdas a final de curso cuando deba jugarse todo su porvenir académico de esa materia en un solo examen.

En suma, pensamos que Canadá es un destino a tener muy en consideración para los papás que puedan estar proponiéndose un proyecto educativo de esta enverguadura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *