El aparato digestible explicado para pequeños de primaria

Proseguimos con el repaso a los órganos del cuerpo humano para pequeños de primaria, esta vez charlamos del aparato digestible, orientándonos a explicarlo de una forma muy educativa, practica, fácil, mas muy profesional para pequeños de primaria.

Conque, de este modo los invitamos a compartir este interesante artículo, dónde vamos a poder aprender mucho sobre el sistema digestible, sus partes y como marcha.


¿De qué forma es el aparato digestible?

Cada una de las unas partes del cuerpo humano, que trabajan juntas para transformar comestibles y líquidos en el comburente preciso a fin de que el cuerpo pueda marchar, conforman el sistema digestible.

El proceso de la digestión, no es solamente entremezclar los comestibles con los ácidos gástricos que se hallan en el estómago.

A lo largo de la digestión se realizan acciones químicas y físicas, que empiezan en la boca con la ingestión y acaban al final del tracto digestible con la egestión.

Si bien te parezca increíble, el proceso digestible empieza ya antes de dar el primer mordisco.

¿De qué manera empieza el proceso de la digestión?

Cuando ves, hueles o bien solo pienses en comer algo que te guste, empieza el proceso digestible.

En ese instante, en tu boca se empieza a formar saliva, que es el primer proceso de la digestión.

Cuando comemos, la saliva comienza el proceso de descomposición de las substancias químicas que poseen los comestibles. Esto ayuda a ablandar los comestibles a fin de que nos resulten más simples de tragar.

La saliva es un líquido que contiene enzimas que descomponen los almidones de el alimento, siendo esta, la primera reacción química a la que es sometida el alimento.

La lengua es otro órgano del aparato digestible que es parte del proceso de digestión. Una de sus funciones, es desplazar los comestibles por la boca mientras que masticamos con los dientes; formando un pedazo o bien bola de comida desmenuzada y ablandada, llamada “bolo alimenticio”.

Cuando ya hemos masticado y estamos listos para tragar, la lengua empuja el bolo alimentario cara la parte trasera de la garganta. De este modo entra por la abertura del esófago, que es la segunda una parte del cilindro digestible.

Ya antes que los líquidos o bien los comestibles sólidos lleguen al esófago, es preciso eludir que estos tomen un camino equivocado y se introduzcan en los pulmones.

Por esto, una estructura que se halla en la tráquea llamada la epiglotis, se pliega cerrando la entrada cara el sistema respiratorio y eludiendo que nos atragantemos.

Si tomamos algo demasiado veloz, el líquido va a entrar en la tráquea por fallo en tanto que la epiglotis no le da tiempo a cerrarse.

El esófago y su función en el sistema digestible

El esófago es un cilindro flexible, que mide más o menos unos veinticinco centímetros de largo y su función es conducir el alimento desde la parte trasera de la garganta hasta el estómago.

Cuando los comestibles entran en el esófago, los músculos de las paredes de este “tubo” se mueven de forma ondulatoria.

Esto lo hace para ir aplastando los comestibles, mientras que los hacen descender por el esófago, hasta llegar a la bolsa gástrica o bien estómago. Este proceso dura más o menos entre dos y tres segundos.

Al final del esófago, hay una válvula o bien anillo muscular llamado esfínter, esta válvula deja que los comestibles entren en el estómago y después se cierra para impedir que los comestibles y los líquidos vuelvan a entrar al esófago.

El proceso digestible en el órgano estomacal

Donde acaba el esófago empieza el estómago, que es un «saco» flexible que tiene la manera de la letra «J».

El estómago desempeña 3 funciones muy importantes:

  • Guardar el alimento que has ingerido
  • Desarticular los comestibles en una mezcla líquida
  • Vaciar ese líquido poco a poco al intestino delgado

Podemos imaginar que el estómago marcha como una batidora, que mezcla y desmenuza todas y cada una de las bolas de comida o bien “bolos alimenticios” procedentes del esófago, dividiéndolo en pedazos poco a poco más pequeños.

El estómago puede hacer esto, merced a los fuertes músculos que tiene en sus paredes y por los jugos gástricos que poseen ácidos y encimas.

Los jugos gástricos además de desarticular el alimento, asimismo tienen la función de asistir a destruir las bacterias que pueden contener los comestibles que ingerimos.

La digestión que tiene sitio en el estómago, requiere un entorno ácido.

¿De qué forma es el intestino delgado?

El intestino delgado es un cilindro largo, que tiene más o menos un diámetro entre tres,5 y cinco centímetros.

Este órgano del sistema digestible, se halla replegado sobre sí mismo bajo el estómago.

Si extendemos el intestino delgado de un adulto totalmente, mediría más o menos seis con siete metros de largo.

El intestino delgado se ocupa de desarticular todavía más, la mezcla de comestibles que procede del estómago, a fin de que nuestros cuerpos puedan absorber sus vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Si por servirnos de un ejemplo comes pizza, el intestino delgado te va a ayudar a extraer todas y cada una de las proteínas y un tanto de grasa, con la ayuda del páncreas, el hígado y la vesícula biliar.

Esos órganos, segregan diferentes géneros de substancias a la primera porción del intestino delgado. Estas substancias asisten a digerir los comestibles y dejan que el cuerpo absorba los nutrientes que poseen.

intestino delgado

El páncreas fabrica enzimas, que asisten al cuerpo a digerir las grasas, hidratos de carbono, proteínas y asimismo genera una substancia que anula los ácidos del estómago.

El hígado genera bilis, que ayuda a que se absorban las grasas y que estas puedan llegar al torrente sanguíneo. La bilis se guarda en la vesícula biliar, hasta el momento en que el cuerpo la necesite.

Los comestibles pueden continuar hasta cuatro horas en el intestino delgado, transformándose en una mezcla aguada.

A lo largo de este tiempo, los nutrientes provenientes de lo que comemos, pasan del intestino delgado a la sangre.

Esto ocurre, pues las paredes internas del intestino delgado están cubiertas de millones de proyecciones microscópicas similares a los dedos, llamadas vellosidades intestinales.

Las vellosidades intestinales, son las responsables de absorber los nutrientes a fin de que lleguen a la sangre.

Cuando estos nutrientes llegan a la sangre, nuestros cuerpos van a estar aprovechando los hidratos de carbono, las vitaminas y las proteínas de los comestibles, trasportados a través del torrente sanguíneo.

El intestino grueso

Desde el intestino delgado, los comestibles no digeridos y una parte del agua pasan al intestino grueso mediante una válvula que impide que los comestibles vuelvan a entrar en el intestino delgado.

Cuando los comestibles llegan al intestino grueso, el proceso de absorción de nutrientes está prácticamente terminado.

La función primordial del intestino grueso, consiste en quitar el agua de la materia no digerida y formar los desechos sólidos que entonces vamos a excretar.

El intestino grueso consta de 3 partes:

  • El ciego, que es la primera porción del intestino grueso y el apéndice, que es una bolsa hueca en forma de dedo y que cuelga al final del ciego.

Los científicos consideran que el apéndice es un indicio de nuestra evolución, por el hecho de que ya ha dejado de ser útil en el proceso digestible.

  • El colon asciende desde el ciego por la derecha del abdomen, cruza el abdomen superior, desciende por la izquierda y por último se une al recto.

El colon se divide en 3 partes:

  • Colon ascendiente y colon transverso, que absorben líquidos y sales
  • Colon descendente, que guarda los desechos generados. Las bacterias del colon asisten a digerir los comestibles que todavía quedan en el intestino.
  • El recto es donde se guardan las heces, hasta el momento en que salen del sistema digestible por el ano.

El hígado y sus funciones

Otro de los elementos del aparato digestible es el hígado.

El hígado segrega una substancia llamada bilis y se ocupa de desechar las sobras de los comestibles que nuestros cuerpos no pueden usar y estos proseguirán avanzando cara el intestino grueso.

Cuando la sangre ya ha absorbido los nutrientes, va de manera directa al hígado en donde se procesan y se filtran las substancias dañinas o bien los productos de desecho, convirtiendo ciertos de esos desechos en más bilis.

El hígado suprime muchas substancias que pueden resultar dañinas para el organismo, crea los nutrientes y hasta se ocupa de metabolizar los fármacos que consumimos a fin de que el cuerpo pueda emplearlos sin que sean tóxicos.

El hígado ayuda a determinar qué cantidad de nutrientes se distribuirán al resto del cuerpo y qué cantidad se va a quedar guardada como reserva.

Por poner un ejemplo, el hígado guarda ciertas vitaminas y un género de azúcar que nuestros cuerpos emplean como energía.

El hígado regula la mayor parte de los niveles de substancias químicas.

hígado

Se han identificado más de quinientos funciones vitales del hígado y entre ciertas más conocidas se encuentran:

  • Regula la coagulación sanguínea
  • Depura bilirrubina, aun de los glóbulos colorados
  • Fabrica ciertas proteínas para el plasma sanguíneo
  • Depura la sangre de medicamentos y otras substancias tóxicas
  • Fabrica y equilibra la glucosa conforme el cuerpo precisa
  • Procesa la hemoglobina para el empleo de su contenido de hierro
  • Genera colesterol y proteínas singulares que dejan mandar grasas por todo el cuerpo
  • Regula los niveles de aminoácidos en la sangre, que son unidades formadoras de proteínas
  • Segrega la bilis, que deja transportar desechos y desarticular grasas en el intestino delgado a lo largo de la digestión
  • Resiste infecciones a través de la preparación de factores de inmunidad y supresión de bacterias del torrente sanguíneo
  • Transforma el amoníaco tóxico en urea, que es uno de los productos finales del metabolismo de las proteínas y se excreta a través de la orina

El hígado es uno de los órganos más esenciales,  por su participación en la actividad metabólica del organismo.

En el momento en que el hígado ha descompuesto las substancias dañinas, los subproductos se excretan en la bilis o bien la sangre.

Los subproductos biliares, ingresan en el intestino y se expulsan en forma de heces.

El intestino grueso va empujando las heces hasta el momento en que llegan al recto, que es la última parada del cilindro digestible.

Los productos de deshecho en estado sólido se quedan allá, hasta el momento en que tengamos la necesidad de expulsarlos.

En ese instante nos estamos desprendiendo de substancias dañinas, como de desechos que el cuerpo no pudo emplear.

Los subproductos sanguíneos, se filtran en los riñones y salen del cuerpo en forma de orina.

Podemos asistir a nuestro aparato digestible, tomando agua y llevando una dieta saludable que contenga comestibles ricos en fibra.

Los comestibles ricos en fibra, como la fruta, la verdura y los cereales integrales, asisten a las heces a avanzar a lo largo del cilindro digestible.

Hasta acá una breve explicación del aparato digestible, puedes localizar en nuestro weblog otros órganos de nuestro cuerpo humano.

> Asimismo te puede interesar: Hidratos de carbono, cuales son las mejores elecciones para nuestros hijos

El aparato digestible explicado para pequeños de primaria #educacion #primaria #docentes #maestros Click para twittear


© dos mil veintiuno ▷ Educapeques ➡➤ [  El aparato digestivo explicado para niños de primaria ] Recursos para el aula: Conocimiento del medio Ángel Sánchez Fuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *