¿Dónde guardar el dinero? – Agustín Grau

Hay algo esencial que todos nos hemos planteado alguna vez: ¿dónde guardar el dinero que tenemos?

Es un tema relevante, que asimismo debo esclarecer de manera frecuente, y que demanda una contestación.

Si te preguntas qué hacer con el dinero que tienes, eso ya representa un punto en tu favor que afirma mucho de ti: afirma que tienes dinero ahorrado o bien amontonado (lo que no le ocurre al mundo entero) y afirma que tienes una cabeza prudente para proponerte cosas y buscar las mejores opciones alternativas. Afirma que eres cauto y que deseas lo mejor. ¡Felicitaciones! Sobresales en el panorama desolador que nos circunda.

No obstante, no es fácil…

¿Por qué razón no es moco de pavo decidir dónde guardar el dinero?

No es sencillo por el hecho de que el planeta, la vida, la existencia… es como es, no voy a calificarlo, y muy frecuentemente el exceso de burocracia o bien las soluciones más contrarias a la lógica campan a sus anchas.

Existen los bancos, sí, que acostumbran a cobrar comisiones y gastos múltiples, que no dan rentabilidad alguna a data de el día de hoy, y que en el peor caso, conforme países y ciclos económicos, han sufrido corralitos, quiebras, etcétera

Existen las inversiones, sí, lo que no quiere decir que siempre y en toda circunstancia vayas a percibir dividendos, que tu dinero esté protegido y que día tras día tengas más… Puede que sí y es posible que no. Invertir es arriesgar.

Puedes guardar el dinero en casa y tenerlo siempre y en todo momento a mano, con la condición de que no te birlen, no haya un incendio, una inundación… y en el peor caso, si tienes mucho y lo has repartido en sitios varios… no recuerdes todos y cada uno de los lugares en los que lo has puesto. Inciso: tener dinero en casa no significa, sin más ni más, que sea dinero ilegal, ilegal, negro, no declarado, etcétera El dinero no declarado es ese, el dinero no declarado, independientemente de dónde lo tengas. Puedes tener dinero en una cuenta corriente y no haber sido declarado o bien tener una procedencia ilegal y puedes tener dinero en casa que haya sido declarado.

Mas entonces, ¿qué hacer?, ¿qué hago con el dinero, me lo como?

No, comértelo, no, podría sentarte mal y además de esto lo perderías.

Hay que ser realistas y prácticos, lo que quiere decir que cuando no hay una solución perfecta hay que seleccionar la solución menos mala, lo que siempre y en toda circunstancia es mejor que no actuar y no adoptar ninguna solución.

En el momento de guardar el dinero mi opinión es que debes hacer de todo un poco.

→ Una parte, al banco. Ya sé que no dan nada, mas por lo menos que no te cobren. Hay que buscar, lo sé, no es moco de pavo, una entidad conveniente, que haberlas haylas, en las que localizar una cuenta bancaria sin comisiones, que no te demanden nómina o bien otros requisitos. Yo tengo o bien he tenido y te puedo decir que cobrarte no te cobran y que solicitarte muchas cosas no te solicitan.

→ Otra parte libre en todo instante, a mano. Puede ser en tu casa, en la oficina… donde desees, mas que si precisas el dinero puedas tenerlo a escasos pasos. Jamás sabes si se marcha a dictaminar otra cuarentena y te quedas encerrado en casa, si por circunstancias, esperemos no, de tu país, debes salir en algún instante corriendo… Si ya, acá y ahora, necesito dinero, deseo tenerlo al alcance de mi mano, sin ir a sitios ni hacer llamadas.

→ Otra parte destinada a inversiones. El dinero debe generar, hay que defenderse de la inflación y para eso hay que invertir. Mas como he dicho ya antes, invertir es arriesgar y de ahí que hay que ir cuidadosamente. Yo aconsejo inversiones no muy peligrosas, a medio y a largo plazo y bien diversificadas. La diversificación es uno de los requisitos más esenciales y de ahí que en el momento de invertir o bien crear activos no hay que concentrar todos y cada uno de los recursos en un mismo producto, país, sector…

Por lo general hay que tener asimismo en cuenta que parte de los ahorros debe destinarse a fondo de urgencias. Es bueno que ese dinero del banco, por servirnos de un ejemplo, o bien cuando menos una parte, quede lo más apartado o bien retirado posible para en caso de que en algún instante la vida nos ponga en una bastante difícil y no deseada situación.

Y bien, como digo, no es sencillo, mas algo hay que hacer. Si bien no exista lo perfecto, hagamos lo que más se le parezca.

Asimismo puede interesarte

The following two tabs change content below.

Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, desarrollo personal, talento y conocimiento. Me encantaría asistirte a llegar a ese sitio en el que eres verdaderamente y puedes producir riqueza. Mi lema: somos autores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no deseas perderte nada, te recomiendo ser parte de la comunidad acá).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *