Descubre las claves del mid-century modern en una casa en la ciudad de Los Ángeles

Si eres fan de la decoración muy elegante y compleja, seguro que te agrada el artículo de el día de hoy. Vamos a recorrer todos y cada uno de los espacios de una casa en la ciudad de Los Ángeles que hace gala de las claves del mid-century modern. Prepárate a gozar de la belleza definitiva de cada rincón.

Me chiflan las buenas gacetas de decoración, así sean impresas en papel o bien on line. Y una de las razones es que nos dan la ocasión de descubrir interiores fantásticos. Como los de esta casa californiana en la que vas a poder localizar todas y cada una de las claves del mid-century modern.

En ocasiones son casas que me chiflan, pues su estilo ornamental va conmigo, con mis preferencias. Otras veces no es de esta forma, mas me prosigue agradando verlas detenidamente. Reparando en sus detalles, haciendo un recorrido virtual con la vista y la imaginación. El día de hoy los amantes de la decoración gozarán como suelo hacerlo, paseando por esta casa en la que cada estancia es singular.

Una casa que reúne las claves del mid-century modern

Ubicada en las colinas de Hollywood, en un ambiente fantástico y disfrutando de unas vistas de impresión, la casa que el día de hoy vamos a descubrir es todo un lujo para los sentidos.

Fue construida en el año mil novecientos cuarenta y nueve y su diseño exhibe las líneas puras, limpias y modernas que definían la arquitectura de mediados de siglo. Ya antes de la reforma que le devolvió su esplendor, y pese a que preservaba la esencia natural que la caracterizaba, la casa estaba en un estado embrollado y muy confuso.

Recobrar el carácter perdido

La encargada de hacer que la casa volviera a enseñar su estilo, su elegancia y su fantástica apariencia fue la diseñadora Caitlin Murray, del estudio Black Lacquer Design.

Para conseguirlo trabajó en suma conexión con el dueño de la casa. Empezaron por acotar los espacios, para hacer las modificaciones precisas. De este modo se trató de dejar la planta abierta, eliminado ciertos tabiques en función de las necesidades de los habitantes.

Unas grandes puertas de corredera, como ventanales, conectan el interior de la casa con la zona exterior y la piscina.

El color, un recurso infalible

La elección de los colores fue otra de las herramientas que usó la diseñadora para dar carácter y personalidad a todos y cada uno de los espacios de la casa. Para elegir los tonos y aplicarlos en los interiores contó con la guía del propio dueño.

Y es que el color puede ser de los mejores recursos para decorar un espacio. El secreto está en seleccionar una paleta cromática que te guste, que te resulte agradable y con la que puedas sentirte cómodo. Después hay que saber aplicarla con tiento, a fin de que el resultado no sea excesivo ni demasiado templados. Ahí es, exactamente, donde nos puede asistir (y mucho) contar con la ayuda de un profesional.

La casa acoge maravillosamente los tonos fríos, como el verde o bien en azul en sus diferentes gamas y también intensidades. Tal vez pues recuerdan a los tonos naturales de los paisajes californianos.

Por amor al arte

Otro de los aspectos que más me han llamado la atención al merodear por esta casa han sido las obras de arte que se adivinan en las imágenes. Fotografías de gran formato y también impresionantes cuadros decoran las paredes. Y es que el dueño, aparte de apostar por las claves del mid-century modern, es amante del arte y tiene, nada menos, que un Dalí original.

Las obras de arte atraen todas y cada una de las miradas. No obstante, se ha sabido dotarle de la relevancia justa. De esta manera resaltan, lógicamente y normal, mas sin eclipsar al resto de muebles y elementos, que asimismo tienen su belleza.

El resultado son entornos muy elegantes y, al tiempo, simples de vivir, rebosantes de personalidad, con mucho que decir de las personas que viven allá. Una casa que no va a dejar a absolutamente nadie indiferente.

Un plus de originalidad

Aparte de emplear materiales sorprendentes, y de conjuntarlos de forma del mismo modo increíble, se escogieron piezas de moblaje muy singulares. Como la mesa de café de bronce de temporada que puede verse en el salón, delante del gran sofá de terciopelo azul.

Las lámparas mid-century modern, la mayor parte de ellas con acabado dorado, asimismo tienen su estrellato en la decoración de la casa. Resalta la de pie del salón, un modelo con forma de arco. O bien las colgantes de la cocina, con pantalla dorada, que armonizan con el grifo industrial asimismo dorado y los tiradores de los guardarropas. O bien la lámpara de techo del comedor, que simula ser un sol o bien una estrella irradiando sus rayos luminosos…

El brillo y el glamur

La elegancia y el cosmopolitismo de la decoración de esta fantástica casa se refleja de forma muy singular en los detalles. Y el brillo del dorado es una de las claves del mid-century modern. Un detalle que le proporciona a este estilo ornamental ese glamur tan singular.

No está presente solo en las lámparas, asimismo se deja ver en otros espacios: en la cocina (taburetes altos, grifería, tiradores, etcétera), en el salón (en las estanterías a los dos lados de la chimenea, donde el metal se combina con el cristal), en el baño (el tirador de la puerta de la ducha es dorado), etcétera

Por todos de estos detalles el interiorismo de esta casa es un lujo. ¡Disfrútalo!

Fotos: Black Lacquer Design.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *