Decora tu hogar con cuadros modernos

Si tienes planeado reformar pronto tu casa la ocasión es perfecta para hacer cambios también en la decoración, esto no necesariamente implica un gasto adicional excesivo, ya que hay distintos estilos en la actualidad que, por ser sencillos, más bien requieren de menor mobiliario, y por lo tanto, de menor gasto.

Hoy te vamos a recomendar la decoración con cuadros al estilo nórdico, ya que son tan versátiles que se adaptan a todas las estancias de la casa, y lo mejor de todo es que son actuales, coloridos y le dan vida a tus paredes sin mayor esfuerzo.

¿Qué estancias de la casa puedes decorar con cuadros nórdicos?

Los cuadros modernos al estilo nórdico van a quedar muy bien cualquier zona de la casa donde los desees colocar, ya sean solos, de dos en dos o tipo galería, lo importante es que tengas en cuenta la decoración en general.

Los cuadros nórdicos destacan por su belleza en espacios cuyos fondos son de colores neutros, por ejemplo paredes blancas, o con suelos de color gris. La iluminación en este caso es primordial y sobre todo es importante no saturar de objetos la estancia.

Una vez que seas consciente de todos estos factores, estarás listo y podrás colocar cuadros para decorar la cocina, haciéndola mucho más vistosa, con imágenes florales, de espacios naturales o con algún mensaje en especial.

¿Qué tal un conjunto de cuadros que cuenten una historia?

Para las personas que te visiten no van a pasar desapercibidos los cuadros modernos instalados en la pared de tu cocina, porque no hay que olvidar que éste es uno de los sitios más concurridos de toda la casa y por consiguiente, un lugar idóneo para colgarlos.

También puedes colocar cuadros modernos para decorar habitaciones. Los de dibujos infantiles suelen ser muy bonitos y le dan mucho colorido a esas paredes de tonos suaves y neutros que solemos tener en las estancias infantiles.

La pared que se encuentra detrás de la cama es más que perfecta para colocar un conjunto de cuadros modernos que se relacionen entre sí o que tengan grabados similares.

Por supuesto, no se nos puede olvidar colocar cuadros para el living, ya que aquí también pasamos una buena parte de nuestro tiempo, relajados en el sofá, disfrutando de un café con amigos, leyendo, etc…, la variedad de diseños te proporciona infinitas posibilidades para decorar cada uno de estos lugares.

¿Cómo prefieres las láminas, con o sin marco?

Las láminas para cuadros son otra de las alternativas decorativas que puedes conseguir en las tiendas online especializadas, donde la selección de diseños es tan grande como espectacular.

Estas láminas para cuadros son vendidas al público con o sin marco, si las adquieres ya enmarcadas sólo necesitas colgarlas en el espacio que hayas destinado para tal fin.

En cambio, si compras la lámina sola, puedes ir a la sección de marcos donde encontrarás productos de primera calidad, diseñados y pensados para destacar la belleza de dichas láminas, y con la certeza de que se van a ajustar a la perfección.

Los materiales de fabricación de los marcos garantizan durabilidad prolongada y todo gracias a su calidad, ya que ésto le añade vistosidad y carácter minimalista para adaptarse a cualquier espacio.

Las láminas por su parte, son verdaderas piezas artísticas y todo gracias al mimo que le ponen en cada trabajo, ya que utilizan materiales de primera calidad como el papel Hahnemuhle e impresoras profesionales de última generación.

Los resultados son excelentes, hasta tal punto que la durabilidad de cada impresión se calcula en unos 80 años, aunque lo que más destaca es la definición de colores y los detalles.

No es cualquier tontería llevar a casa unas cuantas láminas decorativas con toda una variedad de motivos, cuidando hasta el más mínimo detalle, para conseguir que tus espacios estén llenos de personalidad.
Ya sea en una o varias de tus estancias, tanto los cuadros modernos al estilo nórdico, como las láminas para cuadros, te proporcionan soluciones perfectas para darle un cambio innovador a todo tu hogar, proporcionando un aire minimalista y moderno a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *