De qué manera hacer una reforma para ganar espacio en un piso pequeño

Si tienes una casa pequeña y piensas en mudarla por completo, el próximo artículo te resulta interesante y mucho. Vamos a darte las claves esenciales para acometer una reforma para ganar espacio. No se trata solo de actualizar la decoración, ni de hacer obras para renovar instalaciones y demás. Se trata de aportar soluciones para ganarle metros al espacio. Prosigue leyendo y toma nota.

Fuente: Ikea

Vivir en una casa pequeña está a la orden del día. Dado el coste que tienen los pisos en las grandes urbes, así sea para adquirir o bien para arrendar, a la mayor parte de la gente nos cuesta un desembolso más que esencial abonar nuestra residencia. Si tu casa es en propiedad y piensas que va necesitando una renovación completa, el día de hoy vamos a contarte ciertas ideas a tener en consideración en el momento de hacer una reforma para ganar espacio. ¿Deseas saber de qué forma? ¡Te lo contamos!

Aparte de meditar en nuevos materiales, en mudar instalaciones y recubrimientos, ahora es el instante de proponer de qué forma puedes lograr ganar espacio en tu piso pequeño.

Suprimir tabiques en una reforma para ganar espacio

Fuente: Ikea

Ya te hemos hablado alguna vez del open concept o bien, lo que es exactamente lo mismo, de una concepción abierta del espacio. Esta forma de comprender los interiores, en la que los tabiques dismuyen al límite y se apuesta por una planta abierta, es singularmente conveniente para casas pequeñas.

Cuando el espacio no sobra, más bien a la inversa, se imponen soluciones que aporten una mayor sensación de amplitud. Como por servirnos de un ejemplo, la idea de contar con una cocina americana, abierta al salón. Es posible que no todo sean ventajas, que tenga ciertos inconvenientes, mas es una forma eficaz de ampliar visualmente el espacio. ¡Y de qué forma!

En el momento de llevar esta idea a la práctica, deberás valorar detalles y aspectos ornamentales que asisten. Como, por servirnos de un ejemplo, seleccionar el moblaje de cocina en colores y acabados que armonicen con tu salón.

En cuanto al resto, si no deseas suprimir los tabiques por completo, apuesta por los paneles de hierro y cristal, tan en rema recientemente.

La integración, a favor tuyo

Fuente: Ikea

En una casa de dimensiones reducidas integrar es atinar. Especialmente si se trata de las puertas, especialmente aquellas de las que no podemos prescindir. En un caso así, lo mejor es pintarlas del mismo color de la pared, para intentar que pasen lo más desapercibidas posible.

Y lo mismo ocurre con las piezas de moblaje más grandes, como las librerías. Si poner una de suelo a techo es un acierto puesto que multiplica la capacidad de almacenamiento, es buena idea pintarla del color de la pared para conseguir que se integre mejor. No la vamos a esconder por completo (ni tampoco lo pretendemos), mas sí aligeraremos su peso visual. El resultado va a ser mucho menos estresante.

Aprovechar cada centímetro

Fuente: Ikea

Una de los beneficios de ponerse a cargo de profesionales, es que van a pensar en aspectos que a ti no se te van a ocurrir. Que aportarán ideas concretas para tu casa que verdaderamente van a ser valiosísimas. De ahí que, si lo que buscas es hacer una reforma para ganar espacio, resulta conveniente que te propongas la posibilidad de recurrir a un interiorista o bien un arquitecto técnico especializado en esta clase de proyectos.

Cuando el espacio es limitado, aprovechar cada centímetro es vital. De esta forma, un hueco de la pared entre 2 pilares puede transformarse en un guardarropa perfecto. O bien la una parte de atrás del cabecero nos puede servir como zona de almacenamiento. Podemos substituir las lámparas de pie o bien de mesa por apliques, etcétera

Apuesta por los muebles a la medida

Ya sabemos que no son la solución más asequible, mas si lo que buscas es hacer una reforma para ganar espacio, los muebles a la medida son una opción alternativa a tener en consideración. Lo mejor es destinar parte del presupuesto a esta partida y confiar en el criterio de un buen profesional que nos asista a hallar las soluciones más convenientes a nuestras necesidades.

Desde guardarropas a la medida para aprovechar cada centímetro, hasta mesas abatibles que se pliegan cuando no se precisan, pasando por muebles multifunción con múltiples usos, etcétera Todo tiene cabida en una reforma para ganar espacio.

Ten presente la dimensión vertical

Fuente: Anthropologie

No te limites a meditar en el espacio a ras de suelo. Piensa en la mejor manera de aprovechar la altura de las paredes, y seguro que hallas más de una idea excelente. Como la de proponer una estantería de suelo a techo. O bien poner una ménsula sobre las puertas en la que poner cajas de almacenamiento. O bien escoger guardarropas de cocina que lleguen hasta el techo y ganar de este modo espacio para guardar.

En lo que se refiere a los colores, y pese a que bien sabes que el blanco es el tono más lumínico y que amplía los espacios, eso no desea decir que debas pintar tu casa de blanco de arriba abajo. Ni que debas prescindir de colores intensos y con personalidad.

La clave para atinar es tomar como base una paleta cromática que incluya tonos lumínicos y algún color intenso en zonas puntuales para crear contrastes ornamentales.

Si prosigues estas pautas, conseguirás llevar a buen puerto tu reforma para ganar espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *