De qué manera escoger bien tu jergón

En el momento de seleccionar tu jergón, brotan muchas inquietudes relacionadas con las peculiaridades que debería tener para ofrecer el reposo conveniente. Estimando que pasamos cuando menos 8 horas al día durmiendo, resulta necesario prestar mucha atención a la adquisición de este producto esencial, procurando seleccionar uno que se adapte a nuestros gustos y necesidades.

Dormir sobre un jergón de calidad y con las peculiaridades convenientes resulta imprescindible para el reposo nocturno, lo que contribuye a nuestra salud y estado anímico. Un sueño sin interrupciones es preciso para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmune, metabolismo, sistema inquieto, circulatorio y muscular.

Ahora bien, ¿cuáles son las pautas para seleccionar el jergón más conveniente?

Los criterios esenciales para la elección del jergón son la solidez, el tamaño, los materiales de fabricación y la garantía, entre otros muchos temas.

  • Solidez. Se refiere a la sensación que se tiene al acostarse sobre el jergón. Se puede elegir entre niveles diferentes de solidez, por ejemplo: blando, equilibrado, firme, muy firme y múltiples puntos intermedios conforme el fabricante y el género de producto. El jergón debe hacernos sentir cómodos, sin ser durísimo ni muy blando.
  • Tamaño. El tamaño del jergón debería escogerse dependiendo de la cantidad de personas que comparten la cama. Se requiere el espacio suficiente en exactamente la misma para asegurar el reposo de las dos personas, sin que se interrumpa el sueño nocturno. Existen cuatros formatos estandarizados para la elección del jergón.
  • Garantía. Pese a que la garantía no cubre verdaderamente el desgaste considerado ‘normal’, sí que es buen factor para determinar la calidad del jergón que adquirimos, pues las marcas que ofrecen garantías largas o bien extendidas, son las que tienen mayor confianza en la calidad de sus productos.
  • Materiales de fabricación. Los jergones pueden estar fabricados de látex, espuma viscoelástica, poliuretano o bien otra mezcla de materiales con peculiaridades diferentes. Conforme sean los materiales, de esta manera va a ser la capacidad de adaptación a la manera del cuerpo humano y el control de la temperatura a lo largo del reposo, entre otros muchos temas.

¿En qué momento deberíamos efectuar el cambio de jergón?

Es necesario tomar en consideración la edad del jergón en el instante de estimar mudarlo. La recomendación general es que se realice la renovación del jergón cada ocho-diez años, si bien bastantes personas no cambian el jergón en más de quince años y generalmente lo hacen cuando empiezan a sentir molestias en el momento de acostarse y también procurar reposar.

Sin embargo, si bien tu jergón tenga menos de diez años de empleo, si al dormir acostumbras a probar dolores musculares, dolor de espalda, incomodidades o bien simplemente no sientes que hayas descansado en el momento en que te despiertas por la mañana tras una noche de sueño profundo, entonces es el instante de mudar tu jergón.

Con esta guía veloz va a ser considerablemente más fácil efectuar la adquisición de tu nuevo jergón. En la red puedes hallar sitios expertos en el análisis de jergones, equiparando las peculiaridades de los productos de diferentes tiendas y sus costos, siempre y en toda circunstancia con el propósito de asistirte a seleccionar el mejor jergón posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *