de qué forma traer la playa a tu jardín

El sol, el mar, las olas… ¿A quién no le agradaría tener la playa en su jardín para gozarla en exclusiva? Aunque esto resulta bastante poco probable, hay una idea que sí es posible: las piscinas de arena. Contar con una en tu casa puede ser excelente, ¿no crees? Si no es precisamente igual que la playa, el efecto se semeja bastante, con las restricciones obvias. ¿Deseas descubrir de qué forma son esta clase de piscinas? ¡Prosigue leyendo!

piscinas de arena
Fuente: Piscinas de Arena Natursand

Un nuevo término de piscinas está empezando a hacerse popular tanto para comunidades para casas particulares. Se trata de las piscinas de arena, que tratan de asemejarse a pequeñas playas en las que gozar de forma diferente de la experiencia de baño. ¿Te imaginas lo relajante que puede ser gozar de tu playa privada en casa?

piscinas de arena
Fuente: Adatres

Puesto que eso es lo que te deparan estas piscinas modernas. El ambiente de una playa natural, salvando las distancias que impone la propia naturaleza y el término del espacio familiar. El resultado son piscinas de gran belleza que, aunque ya antes se reservaban para hoteles y establecimientos de gran lujo, el día de hoy se edifican poco a poco más en casas y jardines particulares.

Piscinas de arena a tu gusto

piscinas de arena
Fuente: Piscinas de Arena Natursand

Muchos son los factores que determinan el planteamiento y diseño de una piscina de arena. Primeramente, el tamaño del jardín o bien del espacio en el que se marcha a edificar la piscina. En función de los metros cuadrados libres la piscina (y por ende la playa resultante) va a ser aproximadamente extensa.

No obstante, una de las peculiaridades que definen esta clase de piscinas de arena es que son completamente personalizables. Tú puedes seleccionar, aparte del tamaño, la manera, la profundidad que deseas que tenga, el desnivel, etcétera

Acostumbran a ser piscinas con formas sinuosas y redondeadas, nada cuadriculadas, en tanto que tratan de parecer lo más naturales posible.

De qué forma se edifican las piscinas de arena

Fuente: Adatres

Esta clase de piscinas cuentan con un soporte de hormigón capaz de amoldarse a cualquier forma y tamaño que se desee lograr. Se trata de un material plenamente resistente y perdurable que, además de esto, es absolutamente estanco lo que eludes las fugas de agua.

Fuente: BioPiscinas de Arena

Después el hormigón se recubre de una arena singular (realmente son múltiples capas de arena compactada) para lograr una superficie suave y natural, antideslizante tanto en seco como en mojado, y que no se caliente demasiado con el sol. La piscina se completa con un paisajismo singular que puede incluir rocas, flora silvestre, pequeñas cascadas… Todo depende del espacio y de las preferencias de cada uno de ellos.

Un planeta de ventajas

Fuente: BioPiscinas de Arena

Si bien el criterio para escoger una de estas fantásticas piscinas de arena es prácticamente plenamente estético, tienen otras ventajas sobre las piscinas tradicionales al empleo que pueden inclinar la balanza hacia ellas en el momento de decidirse por uno o bien otro modelo.

Una de los pros que me semejan más interesantes es que resultan más seguras si en casa viven pequeños o bien personas mayores. El hecho de contar con un acceso progresivo, tal y como si de una playa real se tratara, las dota de un espacio excelente a fin de que los pequeños jueguen sin riesgo. Como es natural, no hace falta decir que los más pequeños de la casa deben estar siempre y en todo momento observados por un adulto responsable cuando estén cerca de una piscina.

El acceso en rampa suave de las piscinas de arena resulta asimismo más simple y cómodo para los mayores, que van a poder darse un baño refrescante toda vez que lo deseen, sin peligrosas escaleras por las que bajar y subir.

Claves para un buen mantenimiento

piscinas de arena
Fuente: Piscinas de Arena Natursand

Una de los beneficios de este género de piscinas que tratan de parecerse a la playa es que precisan exactamente el mismo mantenimiento que las piscinas tradicionales. Puedes adecentar y desinficionar el agua con un sistema de cloro químico, o bien puedes apostar por la cloración salina, un sistema más natural con muchas ventajas.

La manera, el material y el diseño de tu piscina (sea de arena, de gresite, exuberante, etcétera) no es un factor que influya en lo más mínimo en el sistema para sostenerla limpia y apunto para el baño. En lo que se refiere a la limpieza de la zona exterior de arena se puede efectuar sin inconvenientes con agua a presión.

Otro factor esencial a tener en consideración es que las piscinas de arena son capaces de aguantar las inclemencias del tiempo y los agentes atmosféricos como cualquier otro material de piscinas.

Aun están concebidas para que no debas cubrirlas en invierno, en tanto que decoran tu jardín de una forma natural. Solo debes preocuparte de hacerle al agua un mantenimiento básico. Además de esto, caso de que desees climatizarlas y también instalar un sistema para calentar el agua no vas a tener ningún inconveniente para hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *