De qué forma invertir en bienes inmobiliarios cuando tienes poco dinero y pocos conocimientos – Agustín Grau – La Fórmula del Éxito

Este artículo se dirige a un público muy específico: el de las personas que desean invertir en bienes inmobiliarios o bien inmuebles, en concreto residencias, sin muchos conocimientos ni grandes posibilidades económicas.

Escribo este blog post tras percatarme de que hay un extenso campo de personas que se incardinan en este perfil: personas con interés en conseguir dinero y crear activos por medio de propiedades inmobiliarias, mas que, no obstante, no lo han hecho jamás y, para colmo de desgracias, (¡Oh, vida atroz!) tampoco pueden gastarse mucho dinero.

¿Qué puede hacerse en tal situación? Puesto que muchas cosas.

La primera y primordial, ¡continuar leyendo!

La segunda, percibir mi felicitación, por el hecho de que sí, te felicito: ¡Felicitaciones! Te felicito pues pese a los inconvenientes, pese a no tenerlo todo en tu favor, deseas hacer, deseas iniciar, deseas convertir tu realidad y la de otras personas en el planeta del dinero, las inversiones y los inmuebles. En consecuencia, felicitaciones, ya has comenzado, ya has puesto tu pretensión y tu foco en un sitio específico y hacia él te diriges.

La primera pregunta: ¿debo aguardar a tener todo el dinero para invertir en inmuebles?

Respuesta: puesto que no, la verdad. ¿Para qué exactamente aguardar cuando puedes iniciar ya?

Además de esto, ¿conoces el futuro? ¿Tienes la seguridad de que vas a llegar a tener todo el dinero preciso cualquier día? ¿Tienes la seguridad de que, teniéndolo, no te lo vas a gastar en otra cosa o bien dirigirás tu foco cara otro género de inversiones? ¿Tienes la seguridad de que no te vas a morir ya antes? ¿Conoces las vueltas que dará la vida, tu vida?

Consejo: no pierdas el tiempo y comienza con lo que tengas. No se logran resultados aguardando, sino más bien haciendo.

La segunda pregunta: mas debo tener algo ahorrado, no?

A ver, puesto que sí, la verdad. Bueno, tener algo ahorrado o bien comenzar a ahorrarlo (el ahorro generalmente es esencial).

Por el hecho de que en el presente artículo charlamos de comenzar a invertir con POCO dinero, no con NINGÚN DINERO, lo que supone que tienes ALGO de dinero. Ya sé que esto semeja Distrito Sésamo, mas hablando de esta manera clarito creo que se comprende mejor.

Si no tienes nada de nada, o sea si estás pelado como el rabo de una rata, si tienes cero patatero, creo que un buen signo de humildad y los pies en el suelo sería preguntarte anteriormente qué sucede con tu vida. Las inversiones ya van a venir después, no resultan prioritarias, es más esencial vivir que invertir.

Sería bueno preguntarte y meditar por qué razón no tienes nada, por qué razón no puedes ahorrar, por qué razón no estás ahorrando, por qué razón quizás ni tan siquiera tienes ingresos, por el hecho de que te limitas a subsistir gastando todo cuanto ganas en las cuestiones de la pura supervivencia… Si , a data de el día de hoy, no tuviese nada, me propondría estas cuestiones vitales anteriormente y de forma realmente seria.

Entonces, al grano, ¿de dónde consigo el dinero que me falta para invertir en algún inmueble?

Tenemos tres posibilidades, y obviamente ninguna es perfecta por el hecho de que lo perfecto sería tener todo el capital, mas si no lo tienes otro buen signo de humildad y los pies en el suelo es reconocer la realidad y actuar a partir de ella. No nos quejemos y prosigamos.

Primera posibilidad: micromecenazgo inmobiliario

Si no tienes grande sumas y tampoco deseas dedicarte a buscar/recolectar lo que te falta, una buena opción es el Crowdfunding inmobiliario.

Mediante esta estrategia una pluralidad de personas aportan capital (desde cantidades generalmente bajas) a un fondo común para la adquisición de inmuebles, que son adquiridos con el capital conjunto de todos, y desde ahí se reparten en forma proporcional las rentabilidades que se consigan por medio de diferentes formas: alquiler, reforma y siguiente venta…

Las rentabilidades son menores que en el presunto de hacerlo solo, mas te ahorras el tener que trabajar la inversión pues te lo dan todo hecho.

En el primer link de este apartado tienes una explicación más detallada y plataformas específicas con sus rentabilidades. actualmente me inclino por StockcrowdIn.

Segunda posibilidad: procurarte asociados

Otra opción es procurarte socios/amigos/compañeros de viaje que estén en tus situación. Si el inmueble vale sesenta y tienes veinte, búscate a 2 más que tengan otros veinte y os juntáis.

Adquirís de forma conjunta la propiedad y cada uno de ellos de vosotros va a ser dueño pro indiviso de una parte proporcional, dependiendo del capital aportado.

– Es que me agrada hacer las cosas solo…

– Ya, y a mí, mas si no tienes el dinero hay que aceptar la realidad…

Tercera posibilidad: financiación

Yo no estoy a favor de deudas sino más bien de libertad, mas hay salvedades.

Puedes endeudarte si se dan todos estos requisitos:

  • Tienes ingresos mensuales estables y con carices de continuidad.
  • La cuantía de exactamente los mismos te deja vivir reposadamente y dedicar una parte a la inversión.
  • No comprometes el patrimonio de otras personas (no te acreditan tus progenitores, por servirnos de un ejemplo).
  • El destino del dinero es un bien que generará más dinero, una gallina de los huevos de oro, un activo. Eso es la deuda buena de la que charlaba el creador de Padre rico  padre pobre.

Si se dan en ti los requisitos precedentes puedes endeudarte. Es una forma de apalancamiento que, cuando menos al comienzo, puede hacerte falta. La manera tradicional de hacerlo sería la banca, mas asimismo puedes asistir a formas de financiación opción alternativa como el crowdlending (que aparte de ser una estrategia de inversión es una forma de conseguir capital).

Y bien, todo lo escrito hasta acá hace referencia a la obtención del dinero que nos falta, mas recuerda que aparte de poco dinero teníamos pocos conocimientos (la vida era atroz), con lo que ¿de qué manera continuar?

Eso, ¿de qué manera invertir en bienes inmobiliarios cuando ya tenemos el dinero?

Imagino que te agradaría tener todos y cada uno de los conocimientos precisos para no confundirte, mas eso no existe, esa posibilidad no existe ni tan siquiera para mí.[piopialo vcboxed=»1″]Aprendo a invertir en inmuebles sin mucho dinero ni muchos conocimientos[/piopialo]

Jamás tendrás todos y cada uno de los conocimientos completos de nada y jamás tendrás la garantía de no confundirte. Yo soy el primero que cometo fallos. En verdad, podría comentar 2 fallos específicos que he sufrido en mis últimas adquisiciones, mas no lo voy a hacer para no prolongar más este artículo y para no nutrir posibles y malsanos espíritus morbosos … 😃.

Estos son los pasos que deberías dar cuando no eres muy especialista en la materia:

# 1 Regístrate en los primordiales portales inmobiliarios

En mi caso lo estoy en Fotocasa, Idealista y Milanuncios.

En la mayor parte de los casos, con un correo, clave de acceso y poco más, sobra.

Como es lógico son gratis para buscar (no siempre y en todo momento para publicar), pues caso contrario no entraría absolutamente nadie.

# dos Establece alarmas para los inmuebles que reúnan tus peculiaridades

Esto es esencial. Cada persona va a buscar un género de inmueble determinado en función de una serie de parámetros:

  • El dinero que tenga.
  • Los distritos de la urbe en que desee enfocarse.
  • El género de inversión que desee hacer (alquiler, siguiente venta…)
  • Sus gustos personales, si bien NO deberían influir mucho (si eres más de piso o bien casa, de campo o bien ciudad…).

Entonces, en función de tu situación personal, establece tus filtros en las alarmas y empieza a percibir anuncios de los inmuebles que se ajusten a tus demandas.

# tres Filtra, al percibir los correos electrónicos, los inmuebles que te interesen

Todo cuanto vas a recibir NO va a ser lo que se suponga que te resulta de interés.

– Ah, no? Si he establecido mis filtros…

Ya, mas pueden acontecer muchas cosas: que la plataforma, pese a ello, se empeñe en mandarte de todo pues desea vender; que te des cuenta, al recibirlos, que deberías haber establecido criterios diferentes de búsqueda; que por las fotografías el inmueble no te guste; etcétera etcétera

Ahí, puesto que, al percibir los mails haces un segundo filtro y suprimes. ¡A la papelera! Curiosidad: de los inmuebles que recibo por esta vía suprimo un noventa por ciento más o menos.

# cuatro Llama a los inmuebles que te interesen

La llamada es para ampliar datos y confirmar que los publicados son adecuados.

Es preferible telefonear a redactar.  Los e-mails en ocasiones se transforman en una serie inacabable de comentarios, preguntas, respuestas…, una suerte de chat inacabable al término del que ya se va a haber vendido el piso si es buena ocasión.

En este paso, de nuevo vuelves a filtrar inmuebles y ya te van quedando menos.

# cinco Concierta visitas de los que te interesen

Y visítalos. Observa, pregunta…

Y elige los que te interesen por orden de prioridad.

# seis Contraoferta

De la lista de escogidos, empieza por el primero y, si fuera preciso, prosigue con los próximos, efectuando contraofertas a la baja.

El dueño que la admita o bien más se acerque, respetando el orden de prioridad, es el escogido para… ¡venderte su residencia!

Misión cumplida: ya tienes un inmueble adquirido 😃.

¿Te pareció interesante este artículo? ¿Lo compartirías en alguna red social, por favor? 🙏

Si deseas continuar leyendo sobre esta materia, te invito a estos artículos:

Todo sobre las inversiones inmobiliarias para producir ingresos.

De qué forma adquirir una casa.

¿Es el alquiler de residencias una buena opción para el inversor?

Y si deseas pasar a la acción, en mi producto estrella tienes un completo capítulo dedicado a inmuebles y bienes inmobiliarios con sus diferentes formas de inversión.

The following two tabs change content below.

Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, desarrollo personal, talento y conocimiento. Me encantaría asistirte a llegar a ese sitio en el que eres verdaderamente y puedes producir riqueza. Mi lema: somos autores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no deseas perderte nada, te recomiendo ser parte de la comunidad acá).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *