De qué forma influyen los horarios de las comidas en el peso

Los horarios de las comidas influyen en nuestro peso, de esta forma lo prueban múltiples estudios (iStock)

Los horarios de las comidas influyen en nuestro peso. De esta manera lo prueban múltiples estudios como el efectuado por estudiosos de las universidades de Murcia, Harvard y Tufts (E.U.) publicado en la gaceta International Journal of Obesity y que, como recoge la agencia SINC, concluye que no es sencillamente qué se come, sino más bien asimismo en qué momento se come lo que puede determinar el perder peso con lo que, aparte de tomar en consideración los comestibles que componen la dieta, hay que tomar en consideración exactamente en qué instante del día se efectúa cada comida si lo que se busca es perder peso o bien no ganarlo. Aun los comestibles sanos es mejor comerlos a ciertas horas para conseguir su máximo beneficio.

«Nuestros resultados señalan que aquellos individuos que comen tarde el alimento primordial del mediodía -tras las tres de la tarde- muestran una pérdida de peso significativamente menor que los que comen temprano -ya antes de las tres-«, explica Marta Garaulet, catedrática de Fisiología de la Universidad de Murcia y autora primordial de este estudio.

Frank Scheer, neurocientífico la Harvard Medical School y autor senior del estudio, resalta que futuras estrategias terapéuticas de adelgazamiento van a deber tener en consideración el instante de el alimento y no solo el consumo de calorías y de macronutrientes, como se ha venido haciendo hasta el momento.

Para hacer la investigación se contó con cuatrocientos veinte participantes con sobrepeso que proseguían a lo largo de veinte semanas un tratamiento de pérdida de peso basado en la dieta mediterránea. Se les dividió en 2 grupos: los que comían temprano al mediodía y los comedores tardíos; conforme con el instante de el alimento primordial del mediodía en España -donde se ingiere el cuarenta por ciento de las calorías cada día totales-. Los dos conjuntos comieron exactamente las mismas calorías al día y durmieron exactamente las mismas horas cada noche, factores que asimismo desempeñan un papel en el perder peso mas que no parecieron influir en estos casos.

Otros resultados conseguidos por los estudiosos prueban que el horario del desayuno y de la cena –comidas más pequeñas y menos energéticas– no influyó en el perder peso. No obstante, los comedores tardíos, quienes perdieron menos peso, asimismo consumieron menos calorías a lo largo del desayuno y era más probable que aun se lo brincasen.

Múltiples estudios concluyen que no solo importa qué se come, sino más bien asimismo en qué momento se come. (iStock)

«Los mecanismos de la repercusión del horario de las comidas sobre el perder peso pueden estar asociados -comenta Garaulet- a perturbaciones en el metabolismo de la glucosa, minoración del gasto energético basal y perturbaciones en los patrones circadianos del cortisol o bien de la temperatura». Estos mecanismos podrían explicar, en parte, por qué razón comer tarde se asocia a perturbaciones metabólicas propias de la obesidad y a una pérdida menor de peso anatómico.

En este sentido, son muchos dietistas los que apuntan que el mejor instante para comer dulces es por la mañana y, conforme una investigación publicado en la gaceta de la Federación de Sociedades Americanas de Biología Exsperimental (FASEB, por sus iniciales en inglés) si comemos dulce de noche y además de esto padecemos insomnio elevamos el peligro de padecer diabetes y aumentamos de peso.

Por otro lado, Acuña Castroviejo, catedrático y emérito de Fisiología en la Universidad de S. de Compostela, mantiene que, vinculados a la ingesta de comestibles están los «relojes de la nutrición«, que relacionan el «ritmo circadiano y el metabolismo del organismo», lo que quiere decir que este ciclo influye en la «forma en que el cuerpo emplea todo cuanto se come» y, explica, «al llegar de noche, desde las 20:00 horas, la sensibilidad a los glúcidos -azúcares y también hidratos de carbono- va a reducir, eso desea decidir que se asimila menos óptimamente por la tarde».

¿Cuáles son específicamente los mejores horarios para comer? Una encuesta elaborada por Forza Supplements, en la que participaron más de mil personas a dieta, concluye que habría que adelantar todas y cada una nuestras comidas y desayunar entre las siete y las 7:30 de la mañana, comer en torno a las doce y las 12:30 de la tarde, y la cena entre las dieciocho y las 18:30.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *