De la publicidad tradicional a la tecnología

Las fórmulas para atraer la atención del público han ido evolucionando con el tiempo. Hoy vivimos en una época en la que la lista de opciones es de lo más variado.

Cuando se pone en marcha un negocio, del tipo que sea, el objetivo más importante que se debe lograr es conseguir clientes. Para eso se han utilizado técnicas de captación desde los inicios, como los llamativos carteles hace tiempo o las nuevas tecnologías que se imponen hoy. Además de poder combinar varios de estos métodos dependiendo del tipo de negocio.

Carteles publicitarios

La primera forma de llamar la atención de la gente fue colocar algún cartel vistoso en la puerta del negocio. Algunos de estos se han convertido incluso en iconos, pasando de ser simples anuncios a símbolos de determinadas ciudades.

Con la llegada de la electricidad aparecieron los rotulos de neón, grandes letreros luminosos que con sus vivos colores hacen imposible no echar al menos un vistazo por curiosidad. Hoy siguen siendo imprescindibles para identificar una tienda física, una empresa o incluso para poner un anuncio en lo alto de un edificio. Estos rótulos forman parte de la identidad de muchas grandes ciudades, y si tienes algún establecimiento al que quieres que vengan los clientes, deberás contar con uno que te identifique claramente.

Branding, convertirse en un referente

Poco a poco se han ido diversificando los métodos para llegar a los clientes, por ejemplo creando una marca de referencia para el público. Lograr este objetivo ayuda a mantener una posición competitiva, ya que solo con ver un logotipo o escuchar un nombre se piensa directamente en un producto o servicio. De ahí que hoy se apoyen muchos proyectos en la identidad corporativa, creando logotipos y marcas que enganchan a la audiencia.

Agencias especializadas como Logoo saben lo importante que es trabajar en este tipo de estrategias. Especialmente ahora que cada vez hay más empresas y la competencia no deja de aumentar. Por eso, es fundamental conseguir la máxima visibilidad con estrategias como el branding, y no dejar de buscar maneras de aumentar en el mercado.

El marketing digital

Aunque a menudo se habla como si fuera una sola técnica, lo cierto es que el marketing digital es un conjunto de estrategias muy amplio, con acciones que pueden variar dependiendo del tipo de empresa, el público y el nicho de mercado en el que nos movamos.

Todo esto puede llegar a resultar abrumador, por lo que contar con una agencia marketing digital profesional es a menudo más que necesario. Hay que evaluar las necesidades de cada empresa y desarrollar un plan a medio y largo plazo que ayude a despegar en Internet, que es hoy el medio principal en el que se mueven todos los negocios.

La importancia del posicionamiento

Y es que el mundo ha ido evolucionando hasta convertir Internet en el medio principal. Esto obliga a crear estrategias orientadas al posicionamiento en buscadores, ya que cuando alguien necesita algo lo primero que hace es abrir su navegador y teclear unas cuantas palabras. Solo los sitios que aparecen en las primeras posiciones tienen posibilidades reales de llegar al público, y por eso hay que adaptarse a las condiciones de los algoritmos para tratar de estar lo más arriba posible.

De nuevo es positivo trabajar con expertos. La diferencia entre tratar con un consultor SEO e intentar hacer las cosas por tu cuenta es abismal, sobre todo porque el posicionamiento en buscadores es muy cambiante, y se necesita estar al día con las novedades que se imponen en cada momento. Sólo quienes logran anticiparse y hacer los cambios necesarios a tiempo se mantienen o escalan posiciones en los resultados de búsqueda. Hoy, si quieres tener opciones de éxito en un negocio, no puedes prescindir de tener una buena estrategia SEO.

Una evolución constante

Lo cierto es que desde que se inventó la publicidad no ha dejado de cambiar. Tanto en el entorno en el que se realiza como en otros aspectos, como las preferencias de los posibles clientes. Saber avanzar a este ritmo es esencial para conseguir el éxito, y con la tecnología esto no ha hecho más que acelerar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *