Consejos para hacer la tesis y no caer en el desánimo

Los doctorados pueden ser vistos como carreras de fondo donde el desánimo puede aparecer en cualquier instante. Hay ocasiones que semeja que uno no avanza, llegando aun a poner en duda la línea de investigación. Para hacer en frente de esos instantes, desde la Universidad a Distancia de la villa de Madrid (UDIMA), terminan de lanzar un decálogo sobre de qué manera efectuar la tesis y no entrar en una espiral negativa. Este decálogo contempla los requisitos y condiciones precisas para efectuar una conveniente investigación científica.

Perfil conveniente

Como no podía ser de otra manera, lo primero es estar en posesión de los títulos oficiales españoles de Grado y de Máster universitario, siempre y cuando se hayan superado, por lo menos, trescientos crédito ECTS entre estas 2 enseñanzas.

Tema

La tesis establece un vínculo durante unos años y no es cómodo estar en una relación a disgusto: por esta razón, es esencial escoger un tema que guste al pupilo y que esté relacionado con su desempeño profesional. Así, no solamente la tesis va a estar aportando, sino va a poder el pupilo aportarle a la tesis desde un inicio. Álvaro de Diego asevera que una peculiaridad de este Programa es que es una ventaja comparativa, radica en que hay estudiantes que son acreditados profesionales en ejercicio que aprovechan la experiencia laboral para abordar académicamente un tema.

Directivo de tesis

En el momento de escoger la persona que te guiará a lo largo de todo el proceso, es preciso cerciorarse de que sea alguien eficiente y que esté libre. Debería tener experiencia en la dirección de trabajos de investigación, aparte de dedicar el tiempo preciso.

Planificación

Hay que ser consciente desde el comienzo de que se está frente a un maratón intelectual. El trabajo incesante y la dosificación de las fuerzas evitarán que se desfonde ya antes de tiempo. El Programa de Doctorado, en dependencia de la dedicación y capacidad del estudiante, como de la peculiaridad del tema de tesis elegido, acostumbra a acarrear un periodo de tiempo de entre 2 y 5 años.

Compartir

Si bien se trata de un trabajo a solas, es conveniente ir compartiendo datos que se vayan alcanzando con los compañeros de promoción. Ellos te van a poder asistir en el caso de quedar bloqueado.

Publicación

Ya antes de leer la tesis, la legislación sobre el doctorado demanda la firma de artículos (trabajos parciales de la investigación) en gacetas o bien adelantar ciertos resultados en congresos académicos. Esto dejará lograr ciertas cotas en espera de coronar la cima.

Apoyos

Los familiares y amigos aumentan las fuerzas en instantes de necesidad y ánimo, conque, hay que ser comprensivo con los que no entienden puesto que, solo “quien lo probó lo sabe”, afirmó del amor Lope de Vega.

Perfección

No seas demasiado exigente buscando la perfección. Tu objetivo es adquirir las competencias, habilidades y habilidades por medio de un conjunto de actividades planeadas. Se conocen estas como Complementos de Capacitación y Actividades Formativas. Cuando la tesis esté lista para la defensa, carece de sentido exender más el proceso.

Ilusión

Hay que gozar en la defensa de la tesis. De entrada, es solo una vez en la vida y el trabajo ya va a haber pasado los obstáculos más bastante difíciles.

Continuación

La tesis no es el final. Hay que continuar estudiando y publicando tras doctorarse, puesto que la sed de veras no se sacia jamás y la sociedad siempre y en todo momento requerirá de más conocimientos. Al terminar la tesis, se consigue no solo el más alto nivel académico, sino más bien conocimientos aplicados, concretos y estrictos que se pueden trasladar al campo de la compañía.

CV y salidas profesionales

Existen esencialmente 3 razones para cursar un Doctorado: de empleabilidad, de promoción académico-universitaria y también institucional. Con relación a la primera, la destrucción del empleo acostumbra a ensañarse en las personas con los niveles educativos más bajos. Las posibilidades de ocupación para las personas con esta capacitación superior rozan el noventa por ciento , conforme estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. No llega al 1 por ciento la población de España de veinticinco a sesenta y cuatro años que cuenta con estudios de doctorado, que forman un factor incontrovertible de promoción en ciertos campos, como la judicatura o bien, normalmente, la función pública. Seguidamente, sin el doctorado no se puede hacer carrera académica en la Universidad. Es el punto de inicio de la promoción en el escalafón académico. Para finalizar, la Universidad requiere un porcentaje de doctores para su acreditación, por norma general, y de las diferentes titulaciones que ofrece, en particular: un cincuenta por ciento en Grados y un setenta y cinco por ciento en Másteres. Sin estos porcentajes puede rechazarse la continuidad de determinadas enseñanzas y, en el peor caso, de la Universidad en conjunto.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *