3 consejos para la intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es una afección que se produce cuando el cuerpo no tiene suficiente cantidad de una enzima llamada lactasa. Esto provoca malestar, hinchazón y gases después de beber o comer alimentos con lactosa. La intolerancia a la lactosa puede ser un reto para las personas sensibles a ella porque la mayoría de los productos que contienen lácteos también tienen un alto contenido de lactosa. Sin embargo, hay formas de controlar los síntomas para que puedas seguir comiendo los alimentos que te gustan sin sentirte mal por ello.

Rota tus proteínas

Si eres intolerante a la lactosa, debes rotar tus proteínas porque la mayoría de las veces, las personas que son intolerantes a la lactosa no pueden digerir los lácteos. Rotar tus proteínas significa que comes proteínas sin lácteos en un horario rotativo para que tu cuerpo no se acostumbre demasiado a la falta de lactasa. Por ejemplo, un día puedes comer una proteína sin lácteos, como la soja o las lentejas, y al día siguiente comer lácteos. Rotar tus proteínas es una forma fácil de asegurarte de que no estás experimentando síntomas incómodos por la intolerancia a la lactasa. También puedes rotar tus fuentes de proteínas para asegurarte de que estás recibiendo una variedad de vitaminas y minerales cada día. 

Consume probióticos con lactasa

Las personas con intolerancia a la lactosa tienen menos bacterias buenas en su cuerpo. Las bacterias buenas son esenciales para ayudar a tu cuerpo a digerir los alimentos, especialmente la lactosa. Puedes ayudar a tu cuerpo a digerir la lactosa comiendo alimentos ricos en probióticos como el yogur, el kéfir, el kimchi y algunas verduras fermentadas. 

Bebe leche con las comidas

Si eres intolerante a la lactosa y quieres beber leche, intenta tomarla con las comidas. Beber leche con las comidas puede parecer extraño, pero puede ayudarte a evitar los incómodos síntomas. Esto puede ser especialmente útil si tienes un trabajo en el que necesitas beber mucha agua, como en un restaurante. Además, si no puedes evitar por completo los alimentos ricos en lactosa, siempre puedes añadir un poco de leche al café, los cereales o la avena para hacerlos más digeribles y bebibles.Si necesitas más 

Hay algunas formas sencillas de controlar los síntomas para que puedas seguir comiendo los alimentos que te gustan sin sentirte mal por ello. Para obtener más consejos de salud puede consultar 

Más sobre Intoleran España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.