Consejos de decoración para dummies

Para sentir una residencia como tuya, con independencia de si es tuya en propiedad o bien de si estás de alquiler, son precisas 2 cosas. Por una parte, llenarla de experiencias, pasar tiempo en ella, llenarla de recuerdos personales. Por otro, decorar la residencia a tu gusto y antojo, darle ese toque personal inconfundible que te deja relajarte y gozar de los espacios.

Decorar una casa no es fácil. Es preciso reunir el buen gusto con un talento espacial remarcable para poder visualizar qué elementos usar y dónde ponerlos.

Si tienes poca experiencia y todo lo tocante a la decoración te suena a chino, acá tienes una serie de consejos para decorar tu hogar con estilo y buen gusto.

– patrocinador –

Qué género de casa tienes

Lo primordial es tener claro qué espacio debes decorar. No se decora igual un minipiso en el centro de la capital de España, que la casona de una finca rural con cientos y cientos de metros cuadrados de planta.

Has de ser siendo consciente de qué habitaciones debes decorar, qué espacio tienen estas, cuál es la distribución de la casa, etcétera Otro punto esencial es saber cuáles son los puntos fuertes de la residencia, para fortalecerlos, y cuáles son los puntos enclenques, para disimularlos. Con lo que, examina bien tu hogar y comienza a visualizar de qué manera hacerlo más agradable.

Qué objetos emplear

Para configurar tu hogar, aportarle tu calidez y tu toque único y personal, precisas emplear detalles para decorar originales: objetos con personalidad, con su historia, mas nada de objetos fabricados en serie que puedes localizar en cualquier casa. Crea un espacio que hable de ti y de tu gente. Puedes emplear varias fotografías enmarcadas con mimo, plantas que insuflan vida, la justa cantidad de objetos viejos, varios libros, muebles que tengan entidad propia…

La paleta de colores

Evita a toda costa transformar tu casa en un torbellino de colores, en una caja gigante de rotuladores. Comienza a usar una paleta de colores que se complementen perfectamente y que no resulten estridentes. Los colores elegidos van a depender en una gran parte de tu residencia y del toque que desees darle.

Si buscas un aspecto más rústico, los colores terrosos y verdes van a ser más apropiados. Si buscas algo más mediterráneo, el predominio del blanco con notas de color azul no puede faltar, etcétera

Atrévete a probar

El talento para decorar tiene mucho de adquirido. De ahí que que es esencial que expongas y que pruebes diferentes opciones. Con la práctica, vas a ir aprendiendo. Crear un hogar tiene mucho que ver con el procedimiento del ensayo y fallo.

Ten paciencia

Localizar el toque perfecto no se logra de un día para otro. Transcurrido el tiempo vas a ir agregando elementos y suprimiendo otros. No es preciso hacer grandes inversiones de cuajo para “terminar la casa”. Emplea los elementos que tengas a mano o bien aquellos que sean alcanzables y tengan posibilidades. Ya vas a ir haciendo desembolsos transcurrido el tiempo.

Decorar la casa no es una carrera, se trata de un proceso incesante a través de el que debes imprimir tu toque personal, darle tu impronta, a fin de que la sientas como tuya y no como un factor extraño.

– patrocinador –

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *