Como viajar con niños: un reto sobre ruedas

De qué manera Viajar con Pequeños


Quisiese contarles una experiencia personal que nos ha tocado vivir a mí y a mi marido hace unos años atrás, cuando decidimos viajar a Noruega y que probablemente le servirá a progenitores y madres con pequeños pequeños que desean gozar de unas vacaciones en familia…

Cuando uno afirma “vacaciones en familia” de manera automática viene a la psique “viajar con pequeños”, oración que en muchas ocasiones está acompañada de otras tantas como: lloros inacabables, paradas fuera de lo establecido, comidas convenientes para ellos, elementos para bebés, juguetes, etcétera


Como viajar con niños: un reto sobre ruedas

Todo padre y madre, sabe que es un reto viajar con pequeños. De ahí que, deseo contarles de qué forma fue esta experiencia…

Hacía unos años que deseábamos conocer Noruega, más famosa como“la tierra de los vikingos”. Por aquel entonces, habíamos empezado a descubrir sobre viajes, paSeos, bultos turísticos, escapadas, etcétera Nos maravillaba la idea de conocer la aurora boreal, los fiordos y los paisajes paradisiacos que este sitio promete a todos y cada uno de los turistas…

Como ya les comenté, ese viaje nos llevó múltiples años de planificación… Y en la mitad de nuestra planificación nació Mateo, nuestro primer hijo.

Después de su nacimiento, los planes de nuestro viaje se vieron suspendidos por pañales, noches enteras sin dormir, biberones, lloros, etcétera Mas al cumplir seis meses de edad, la idea volvió a mi psique cuando vi un anuncio en la red mostrando las bellezas inigualables que oculta este país.

En ese instante sentí que debía regresar a ocuparme de nuestro sueño: viajar a los Fiordos. No obstante, en ese instante recordé que alén de los bultos turísticos, las excursiones, los costos del viaje, etc deberíamos tener en consideración a nuestro hijo y sus necesidades: vehículo de paSeo, biberón, pañales, elementos para su higiene, etcétera Esto no me pareció complejo pues ya contábamos con esto, mas Mateo ya precisaba una hamaca para bebé debido a que, por su edad, ya podía mantener su cabeza y además de esto sería recomendable contar con una hamaca no solo para su comodidad sino más bien asimismo para la nuestra. Por otro lado, trasladar una cuna para bebés en nuestro viaje a Noruega nos parecía poco práctico, con lo que la hamaca podría darle el reposo preciso asimismo en el hotel.

De esta manera empecé una dura busca en donde tenía 2 ejes centrales: viajes a Noruega y hamacas para bebé.


Sugerencias para progenitores al viajar con pequeños

En el momento de programar un viaje con pequeños, en especial con bebés, debemos tomar en consideración muchas cosas, mas lo más esencial es contar con un coche, una hamaca para bebés, los elementos y aparejos precisos, ciertos juguetes a fin de que se divierta en el viaje y muchas ganas de conocer un paisaje que va a quedar grabado en la retina y en el corazón.

Por fortuna el viaje resulto ser un disfrute, una experiencia sinigual que gozamos los 3 y en donde ni las fotografías pudieron atrapar lo más hermoso de todo: nuestros ojos al contemplar la aurora boreal, tomados de la mano de nuestro pequeño de siete meses…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *