Cómo un CRM puede ayudar a mejorar el trabajo en tiempos de pandemia

Los CRM han sido fundamentales en estos tiempos de pandemia, porque han permitido agilizar el trabajo, atender a los clientes y organizar los equipos de maneras alternativas y muy eficientes, lo cual sería imposible de hacer sin este eficiente apoyo tecnológico.

Los CRM (o Customer Relationship Management, por sus siglas en inglés) son sofisticados sistemas informáticos que gestionan todos los datos, comunicaciones y demás información de relevancia que una empresa tiene con sus clientes, de manera que abarca esencialmente tres áreas: gestión comercial, marketing y atención directa a los clientes.

Estos sistemas han sido fundamentales para afrontar la crisis que ha generado la pandemia de la Covid-19, por cuanto los CRM han ayudado a mantener la comunicación y la relación que tiene que haber entre clientes y empresas, y han logrado reforzar los canales existentes y abrir otros nuevos para que esa relación no decaiga.

En relación con estrategias nuevas y herramientas eficaces para sobrevivir a este tipo de crisis, los CMR han tomado la batuta para dirigir las acciones. Gracias a ellos, muchas empresas están sobreviviendo a los envites económicos de la pandemia, incluso han crecido en ella, con la adecuada utilización de los CRM y de otras estrategias efectivas de marketing.

¿Qué son los CRM?

Un CRM es una estrategia de marketing y ventas que se centra en el conocimiento fiel y exacto de sus clientes, y en el análisis concienzudo que se hace de ellos, para fomentar una relación exitosa en la que ambas partes salgan beneficiadas.

Analizar la información de los clientes no sólo se trata de sus datos básicos y demográficos, sino también, todo lo referente a sus gustos, preferencias, intereses, retos profesionales, necesidades, entornos laboral y familiar, y todo lo que pueda ayudar a crear un perfil sobre el cual abordar distintas estrategias de acercamiento y ventas.

La utilización de un CRM se centra en una estrategia con una serie de acciones a llevar a cabo que tiene por propósito mejorar la atención y la relación con los clientes, y fomentar lo mismo con otros que potencialmente pueden serlo. Además, busca fidelizarlos, lo que redunda positivamente en posibles ventas recurrentes.

¿Para qué sirven?

Entre las prestaciones y funciones que ofrece un CRM, destacan las siguientes:

  • Facilitan la gestión comercial cuando se manejan una gran cantidad de contactos.
  • Ayudan a generar campañas publicitarias segmentadas para generar potenciales clientes.
  • Definen las preferencias de los clientes.
  • Facilitan el acceso a la información por parte de todo el personal de la empresa, con lo se evita una duplicidad de esfuerzos, la desinformación y errores.
  • Se mejora sustancialmente el servicio al cliente y ofrecen mayor soporte personalizado, lo cual favorece a la experiencia de usuario.
  • Permiten la generación de informes y reportes para optimizar las comunicaciones con los clientes y potenciales nuevos clientes.
  • Los sistemas de control interno de los CRM ayudan a anticipar problemas en relación con los clientes.
  • Permiten analizar el comportamiento de los clientes en cuanto al tipo de compras que realizan.
  • Con los resultados de los análisis de datos se pueden segmentar perfiles de los compradores.

¿Cómo usar un CRM en tiempos de pandemia?

Cuando las posibilidades de encuentros personales se han reducido a cero, debido a las restricciones impuestas por la pandemia, es cuando las empresas han tenido que ingeniárselas para ofrecer servicios más excepcionales y personalizados a sus clientes.

Se ha demostrado que la personalización de las relaciones con los clientes, con el uso de los CRM, aumenta en un 50% la tasa de conversión, triplica la conversión por medio de los correos electrónicos y mejora en un 41% la tasa de clics en los e-mails.Por otra parte, también es importante prepararse para la recuperación, toda vez que la crisis no será eterna y pronto todo volverá a la normalidad, con la ventaja que cuando eso suceda, se tendrá un mayor conocimiento sobre las estrategias implementadas durante las restricciones, de manera que entonces se podrán optimizar y utilizar mejor para bien de todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *