Como trabajar las emociones en secundaria

Como trabajar las emociones en secundaria ⇨ Las posibilidades de que una persona tenga éxito en la vida adulta están determinadas en un veinte por ciento por su factor intelectual y un ochenta por ciento por su capacidad para manejar sus emociones.

Esto lo asevera el sicólogo y cronista Daniel Goleman, quien escribió el libro “inteligencia sensible”. Por esa razón, resulta imprescindible instruir a los pequeños a reconocer, supervisar y dominar sus emociones.

En el artículo charlamos de como trabajar las emociones en secundaria


La relevancia de la inteligencia sensible

La escuela es la responsable de instruir a los pequeños a meditar, entender y razonar mas ha dejado de lado la enseñanza de las emociones.

Por otro lado, a los humanos nos cuesta identificar nuestras emociones. Por tal razón, en muchas ocasiones los pequeños creen tener un sentimiento o bien sensación cuando realmente tienen otro. Por poner un ejemplo, es muy usual que un adolescente o bien pequeño miente que “tiene saña por algo” cuando realmente lo que tiene es temor.

El concomiendo de las emociones dejará que los pequeños y adolescentes se trasformen en adultos afirmativos y más amoldados a cada una de las circunstancias que les toque vivir.


tres Pasos para reconocer las emociones en secundaria

Hay 3 pasos esenciales para trabajar las emociones en secundaria

Reconocer

Poder reconocer el instante de tensión o bien agobio y detenerse en la observación de la propia respiración que, indudablemente, va a estar perturbada.

El paso siguiente es poder aliviar ese estado de alegría y no tomar resoluciones trascendentales hasta el momento en que no se recupere de nuevo la calma.

Respirar

Una de las primeras actividades que debemos tomar en consideración para instruir a los pequeños de secundaria es reconocer sus emociones y de qué forma reaccionar dadas estas. Es muy usual que los adolescentes o bien preadolescentes se sientan conminados o bien agredidos por algún comportamiento y que, en consecuencia, reaccionen de forma violenta brusca. Una de las primeras labores es enseñarles a respirar en los instantes de ira, bronca o bien éxtasis.

Respirar con calma por lo menos diez veces cerrando los ojos y en soledad, deja que los niveles de ansiedad desciendan y podamos recobrar un tanto la calma.

Distinguir los nervios de los temores

Tal y como hemos dicho un tanto más arriba, el temor se confunde en muchas ocasiones con el agobio o bien los nervios.

Para poder distinguir esto debemos solicitarle al pequeño o bien adolescente que después de haber respirado de forma profunda y estando con los ojos cerrados se pregunte ¿siento temor o bien es ansiedad lo que siento?

El temor está acompañado en muchas ocasiones de un disfraz que de forma frecuente se confunde con otras emociones. Por servirnos de un ejemplo, en frente de un examen es común sentirse inquieto pro el resultado, mas asimismo hay una cuota de temor a rechazar con lo que, bajo los nervios, por norma general se oculta el temor.

Poder charlar con el pequeño en estos instantes y asistirles a meditar sobre las auténticas consecuencias de ese examen (en caso que ese sea el tema) va a ayudar a fin de que los pequeños reduzcan sus niveles de ansiedad y en consecuencia, de agobio asimismo. Por poner un ejemplo, puedes decirle al pequeño que “él no es evaluado solamente por una nota, sino más bien por el conjunto de cosas que ocurren en el aula”. Asimismo hay enseñantes que en lugar de usar números para calificar, lo hacen con frutas, colores o bien palabras (realmente bien, genial, bien). Esto, aunque es más visto en niveles primarios asimismo se emplea en secundaria y, si bien parezca extraño asimismo en niveles superiores.

tres Pasos para reconocer las emociones en secundaria Click para twittear


Actividades para trabajar las emociones en secundaria

Ahora te dejamos tres actividades fáciles para desarrollar las emociones en secundaria

El juego de los nombres

Este es un juego entretenido para pequeños desde los once años de ahora en adelante.

Materiales precisos: hojas de papel A4 y lapiceros o bien lapiceras.

Activa de la actividad: Se reparte una hoja para cada estudiante y se le les solicita que doblen la hoja por la mitad. Es indiferente si la hoja está en situación vertical o bien horizontal. Se les solicita que pongan en el lado derecho de la hoja el nombre del estudiante en letras de imprenta y que, con cada letra de su nombre pongan un adjetivo que los identifique. Por poner un ejemplo, si el nombre del estudiante es “María”, la estudiante podría apuntar que es: Modesta, afable, responsable, inteligente y atenta.

Entonces, al otro lado de la hoja, va a deber el estudiante poner el nombre de un compañero que haya influido mucho en su vida. Asimismo va a deber poner adjetivos que considere que esta persona tiene.

Con este juego se fortalece la autoconfianza y el autoconocimiento.

Respondo a una acusación

Para esta actividad se les solicita a los estudiantes que escuchen el próximo relato:

Juan iba caminando por el corredor de la escuela cuando, de súbito se cruzó a Pepe. Este le miró algo extrañado y inmediatamente empezó a acusar a Juan de que era una mala persona, que había hecho algo malísimo que le había perjudicado y que debía abonar con lo que había hecho. Ante semejante acusación, Juan viró cara su compañero Pepe y le respondió….”

Ahora, la enseñante debe solicitarles a los estudiantes que respondan de forma individual qué harían si estuviesen en el sitio de Juan.

Tras compartir las contestaciones se debe insistir en las contestaciones o bien soluciones pacíficas.

Esta actividad sirve para educar sobre regulación sensible.

Pantallas de protección

Para esta actividad no es preciso ningún material.

Activa del juego: Se divide al conjunto de estudiantes en 2. Uno de los conjuntos escogerá a uno de los estudiantes del equipo contrario y le acusará o bien va a decir algo de su persona. El reto para el conjunto contrario es que van a deber sus compañeros actuar como protectores, respondiendo de forma positiva a cada una de las acusaciones. Por servirnos de un ejemplo, si se le acusó al estudiante de ser ególatra, su equipo puede contestar que “ha tenido muchas situaciones en las que se ha señalado por ser paciente, atento, comprensivo y servicial”. Es esencial que cada una de las acusaciones y contestaciones sean verdaderas.

El propósito es que se destaquen las cualidades de uno o bien más pequeños y que se promueva el espíritu de conjunto.

Con esta actividad se promueve la empatía.

tres Actividades para trabajar las emociones en secundaria #InteligenciaEmocional #educacion #docentes Click para twittear


Fichas para trabajar emociones en secundaria

Por último merced al weblog Forma y Aprende os dejamos veinticinco fichas para trabajar las emociones en secundaria

¡Deseo saber tu opinión!

¿Qué te han semejado las actividades para trabajar las emociones en secundaria? ¿ Les ha agradado a tus hijos/alumnos? ¿Sobre que tema te agradaría que escribiéramos ?

¡Cuéntame en los comentarios!

Si piensas que este cuento le puede agradar a otra persona te recomiendo que lo compartas


Otros artículos que te pueden interesar:

© dos mil veinte ▷ Educapeques ➡➤[[Como trabajar las emociones en secundaria ] Escuela de progenitores @educapeques

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *