¿Cómo funcionan los divorcios notariales en Madrid?

Para parejas que han decidido poner fin a su unión matrimonial en buenos términos, un divorcio ante notario es una de las alternativas más rápidas para lograr un desenlace sin complicaciones, y en la comunidad de Madrid, este trabajo es bastante fácil de ejecutar a través de un notario con experiencia.

Cuando una pareja avanza en el proceso de divorcio sin necesidad de introducir querellas por motivos económicos o de cualquier otra índole, lo pueden realizar por medio de un notario. Sin embargo, también debe prestarse atención a que no existan hijos menores de por medio o que éstos presenten algún tipo de incapacidad.

El proceso para divorciarse en un notario es algo bastante simple, sobre todo si se utilizan los servicios de profesionales experimentados en la materia como JR Abogados, los cuales son capaces de llegar a términos exitosos y sin necesidad de que los involucrados tengan que ejecutar muchas acciones.

Esta alternativa es posible de ejecutar desde el año 2015 y además de las condiciones ya vistas con anterioridad, la ley también exige que este proceso sea ejecutado con matrimonios que tengan un mínimo de 3 meses después de haberse celebrado.

¿Qué se necesita para celebrar un divorcio ante un notario?

Si ya se cumplen con todas las condiciones descritas en los párrafos anteriores, el siguiente paso será reunir los requisitos para avanzar de manera acertada en el proceso. El primero de ellos es el DNI o el NIE de cada uno de los cónyuges.

Para validar que realmente el matrimonio no tiene hijos menores de edad, hará falta mostrar el Libro de familia. En caso de que sí existan hijos pero éstos sean mayores de edad, será necesario consignar copias del Certificado de Nacimiento de cada uno de ellos.

También será necesario disponer de una copia del acta de matrimonio y asegurarse de que la fecha de emisión de la misma sea mayor a tres meses. A esto hay que añadirle el convenio regulador que deberá estar hecho y firmado por un abogado seleccionado por uno o ambos cónyuges, como los de JR Abogados. En este caso, el documento debe ser presentado ante el notario, ya listo.

Para verificar que la selección del notario ha sido hecha de forma acertada, se debe añadir el certificado de empadronamiento. Éste es otro aspecto a valorar en torno a esta temática, pues aunque se puede proceder por notario, no puede ser cualquier notario sino al que corresponda en su lugar de residencia.

En caso de que haga falta cualquier otro documento, será el propio notario el que lo definirá.

El divorcio paso a paso

Una vez que todo lo anterior esté resuelto, viene el momento de iniciar el proceso en sí, siguiendo la siguiente estructura de trabajo:

  1. El notario deberá recibir todos los documentos solicitados para asegurar que los cónyuges realmente están casados y que cumplen con todas las normativas establecidas para avanzar en el proceso a través de este mecanismo, sin necesidad de acudir ante un juzgado.
  2. Después de que esa revisión resulte positiva, se levantará el documento de acreditación de divorcio que deberán firmar ambos cónyuges en la oficina de la Notaría.

Uno de los pasos que quizás sea más complejo en toda esta tarea, es la redacción del documento regulador, y es por eso que muchas personas deciden dejarlo en manos especializadas, como las de JR Abogados que, con la cantidad de tiempo que llevan el área, son capaces de ofrecer las salidas más rápidas y menos complicadas para los intervinientes.

A nadie le gusta la etapa del divorcio porque lo lógico es que los matrimonios se dan con la idea de establecer un camino unitario para formar una familia. pero existen momentos en los que ésta es la decisión más sana cuando se nota que la convivencia no se genera con las mismas características que se esperaban y, aún cuando se conversa y plantean estrategias de mejoras, los resultados obtenidos no son los más óptimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *