Cómo cuidar tus huesos y garantizarte una vejez fantástica

El otro día te expliqué que cuidarse por dentro implicaba también cuidar tus huesos. Puesto que si te despistas y no les das el cuidado que necesitan se deteriorarán y se romperán con facilidad. El gran problema es que una vez los huesos están deteriorados no se recuperan. Lo que hagas hoy para tus huesos, te servirá mañana.

Los huesos son algo vivo en constante regeneración, de manera que tienes que darle los nutrientes que necesitan para que su densidad sea la adecuada, para que estén fuertes y sean capaces de aguantar golpes y caídas sin el riesgo de romperse como un cristal.

Básicamente los huesos están formados en un 65% de fosfato cálcico y en un 35% de colágeno. Hoy voy a darte una serie de trucos para que cuides tus huesos y los tengas fuertes y sanos.

¿Cómo conseguimos calcio y colágeno?

El calcio necesita de la vitamina D para ser absorbido por los huesos.

¿De dónde se obtiene el calcio?

Lo obtenemos en los lácteos y todos sus derivados, en los vegetales de hoja verde oscura como el brócoli o la col, en las sardinas, las almejas y el salmón.

¿De dónde se obtiene la vitamina D?

La obtenemos a través del sol y de la alimentación. El sol, al entrar en contacto con nuestra piel facilita la formación de esta vitamina ahora bien, los efectos negativos del sol no compensan en absoluto los beneficios de la obtención de la vitamina. Por tanto la vitamina D la tenemos que obtener de la dieta, en concreto a través de la leche, yogurt, mandarina, huevos, pescados grasos como las sardinas o el atún, los cereales y el pan. La vitamina D no se destruye con la cocción y prácticamente el 50% de la que se ingiere se absorbe en el intestino. Para garantizar tener el máximo de vitamina D en el cuerpo te recomiendo que utilices consumir los alimentos mencionados. Además, tienen una gran fuerza destructora de radicales libres, ayudando a las vitaminas a volver a su estado natural y a realizar su función.

Por tanto, una dieta adecuada te ayudará a cuidar –entre otras cosas- tus huesos, para que en un futuro estén fuertes y sanos.

¿No crees que es importante cuidar los huesos hoy?

¿Te parece difícil tener una dieta sana y utilizar un producto natural para mejorar el bienestar y funcionamiento de tu organismo?. Puedes utilizar complementos vitamínicos vía oral, sin embargo ten en cuenta que de la vitamina D que ingieras vía oral solo absorbes la mitad y no obtienes absolutamente nada más. Sin embargo, con los alimentos correctos es diferente ya que no solo absorbes la mitad de la vitamina D que ingieras sino que además eliminas radicales libre y aumentas el nivel de producción de colágeno entre muchas otras cosas. A mí me parece muy sencillo cuidarme y garantizarme una vejez fantástica. ¿A ti no?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *