Ventajas de las clases particulares a domicilio frente a la formación online

La crisis sanitaria originada por el coronavirus ha supuesto el empujón definitivo para la enseñanza online.

Las ventajas de este tipo de formación son evidentes en muchas ocasiones, pero es necesario señalar que esta modalidad no es equiparable en calidad a la enseñanza presencial tradicional.

Y no solo eso, sino que cuando hablamos de alumnos con dificultades de aprendizaje o retrasos académicos, la diferencia es aún mayor.

Para esos casos, la única solución posible sigue siendo la contratación de profesores a domicilio especializados en atención personalizada, como los que podemos encontrar aquí: clases particulares madrid.

El auge obligado de la formación online y sus carencias

Lo cierto es que, en los últimos meses, la enseñanza online ha sido la única vía mediante la cual millones de españoles han podido continuar sus estudios o mejorar su cualificación profesional.

A su auge han contribuido la comodidad de no depender de horarios, el ahorro de tiempo que supone evitar los desplazamientos y unas tarifas que, en general, son razonables.

Pero a cambio, el estudiante debe arreglárselas solo ante ciertas carencias:

  • Las respuestas a las dudas y consultas no son instantáneas.
  • Tutores y profesores no pueden monitorizar ni evaluar correctamente las lagunas formativas de los alumnos.
  • Los exámenes a distancia impiden comprobar si los discentes alcanzan realmente el nivel deseado.
  • Los estudiantes pueden dejar de lado sus estudios al no disponer de una persona que los espolee u obligue a proseguir.

Todas estas carencias hacen que la enseñanza online no sea la más adecuada para aquellas personas que no están realmente motivadas en progresar en su formación, cosa que suele ser muy habitual en los ciclos formativos básicos.

La problemática en niños, adolescentes y estudiantes con déficit de concentración o deficiencias formativas

Estos problemas se agudizan si el estudiante se encuentra en edades infantiles o en la adolescencia. Es en estos casos cuando se hace más necesaria que nunca la docencia presencial.

Aunque la matriculación en una academia puede ser una alternativa acertada, los niveles de supervisión y control de estos centros no son siempre los más adecuados, y especialmente si el alumno experimenta dificultades para atender y concentrarse, o si arrastra lagunas formativas de cursos anteriores.

En estos casos, es preciso asegurarse de que el estudiante es evaluado de forma personalizada e individual y de que el profesor está capacitado para atender sus necesidades formativas específicas.

Todos estos objetivos se alcanzan con mayor facilidad mediante la contratación de un profesor particular a domicilio.

Como ventajas añadidas, el alumno no invierte parte de su tiempo de estudio en realizar desplazamientos y se encuentra más cómodo y confiado, ya que está en su propia casa y no se ve obligado a exponer en público sus carencias.

Clases particulares a domicilio: una solución personalizada para cada alumno

En este sentido, masqueclases es un centro especializado en clases particulares domiciliarias, totalmente personalizadas y adaptadas a las demandas y capacidades de cada estudiante.

Disponen de personal docente especializado en todas las etapas educativas y áreas de conocimiento académico:

  • Educación Primaria
  • Educación Secundaria Obligatoria
  • Bachillerato
  • Formación Profesional
  • Carreras universitarias
  • Idiomas

En su página web pueden consultarse cuáles son los pasos a seguir para seleccionar al profesor particular más adecuado para cualquier necesidad concreta, tanto si el interesado es el propio alumno como si son sus hijos quienes precisan un apoyo académico de la máxima calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *