cinco ideas que marchan para convertir las paredes con cuadros

Si buscas un recurso simple de utilizar, accesible y veloz para convertir las paredes de tu casa, te resulta interesante leer este artículo. Te contaremos de qué manera puedes lograr tu objetivo decorando con cuadros. Así sean láminas, fotografías, ilustraciones o bien dibujos, te van a ayudar a crear en tus espacios una dimensión nueva. ¿Te animas?

Fuente: Westwing

Los cuadros son un factor excelente para convertir las paredes de forma veloz y eficaz. Tanto es de esta forma, que cualquier habitación de tu casa va a parecer otra sencillamente colgando ciertos cuadros de la forma conveniente. El día de hoy te traemos ciertas ideas excelentes a fin de que puedas lograrlo sin hacer una enorme inversión de dinero o bien de esmero. Toma nota de ellas y ponlas en práctica.

convertir las paredes
Fuente: Maisons du Monde

Y es que los cuadros no solo decoran tus paredes, sino agregan personalidad a tus espacios. En función de tus gustos, de tu forma de ser y tu personalidad, escogerás unas imágenes o bien otras, unos diseños o bien otros, con lo que tu carácter va a quedar plasmado en tus paredes agregando valor a la decoración.

De qué forma usar los cuadros para convertir las paredes

convertir las paredes
Fuente: Maisons du Monde

Puedes colgar uno de importante tamaño, o bien crear una galería de cuadros más pequeños. O bien puedes completar las paredes, o bien emplear este recurso en una zona específica. Puedes ponerlos con marcos iguales, con marcos diferentes, entremezclar materiales, fotografías y láminas… ¡La imaginación al poder!

Fuente: Zara Home

Para asistirte vamos a ofrecerte una pequeña compilación de sugerencias y también ideas que despierten tu inventiva. La clave no es otra que hallar, no solo qué cuadros colgar, sino más bien de qué manera exponerlos.

Crea tu composición de fotografías enmarcadas

Fuente: Westwing

Tienes frente a ti una dura tarea: la de abrir las distintas carpetitas de fotografías que guardas en tu PC y visualizarlas para seleccionar las mejores. ¡Seguro que tienes cientos! Con lo que tómatelo con calma y paciencia, y escoge las que más te agraden. Pueden ser fotografías de familia, de lugares en los que has estado, de instantes felices…

Cuando las tengas escogidas, piensa en la mejor manera de enmarcarlas. Puedes hacerlo como prefieras. Con marcos del mismo tamaño o bien diferentes. El secreto es seleccionar una pared de tu salón y transformarla en tu galería de arte. Un arte que habla de ti.

Sea como fuere, procura que los cuadros no queden alineados, mas sí equilibrados. Pone los más grandes en el centro y ve completando el conjunto con los más pequeños. Para no confundirte, haz diferentes composiciones y saca fotografías de los conjuntos con el móvil, hasta dar con el conjunto terminante.

Un cuadro de gran formato

Fuente: Zara Home

Una de las maneras más eficaces de convertir las paredes con cuadros es escoger un diseño de enormes dimensiones y darle todo el estrellato. Puedes ponerlo en la pared más señalada del salón, sobre el sofá, por servirnos de un ejemplo. O bien en la pared del cabecero en el dormitorio. Eso sí, la imagen (así sea una fotografía, una ilustración o bien una pintura) tiene que merecerse ese puesto.

Fuente: Maisons du Monde

No es preciso que sea muy complejo. Un motivo fácil puede varler, siempre y cuando te encante mirarlo, que despierte tus sensaciones. Si se trata de una fotografía en color o bien un dibujo, trata de buscar la armonía con los colores de la decoración.

Sobre muretes, molduras, en el suelo…

Fuente: H&M Home

No siempre y en todo momento hace falta colgar los cuadros en las paredes para exponerlos de forma conveniente. Asimismo se pueden respaldar en diferentes aguantes sin colgarlos. Puedes ponerlos en la pared primordial del dormitorio apoyados sobre un murete de obra y no precisarás más cabecero para la cama.

Otra idea es ponerlos sobre molduras de madera que anteriormente habrás atornillado a la pared. De esta manera vas a poder mudar tus cuadros en el momento en que te apetezca, sin precisar tapar orificios. Estas molduras se pueden edificar con listones de madera, o bien adquirirlas ya hechas para ese fin.

Asimismo puedes respaldar los cuadros en el suelo, en algún rincón de tu casa que quede bien a la vista. La clave se encuentra en probar ideas hasta hallar las que mejor marchan.

Juntos o bien separados

Fuente: H&M Home

En función de los marcos que emplees para decorar tus cuadros, vas a poder escoger una o bien otra forma de colgarlos. Si optas por láminas del mismo tamaño y las enmarcas con marcos iguales, en ocasiones queda excelente colgarlas muy juntas en la pared, sin apenas separación entre unos cuadros y otros.

En otros instantes la separación entre ellos deberá ser mayor. Todo depende de de qué manera sean los cuadros a exponer, y el sitio dónde desees situarlos. El mejor consejo que puedo darte es que pruebes sin temor, que no tengas prisa por acabar y experimentes tanto como precises. Una vez hayas terminado el resultado charlará por sí mismo.

Como has podido revisar colgar cuadros es de las mejores y más creativas formas de convertir las paredes de tu casa aportando belleza, carácter, personalidad y encanto. ¡No dudes y lánzate a la aventura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *