cinco consejos a fin de que tu bebé duerma mejor

¿Desde el instante en que tu bebé nació, no has podido gozar de una noche completa de sueño? ¿Ya has intentado dormirlo con música relajante, cuentos, arrullos y nada marcha? ¿Cambias la ropa toma a fin de que se sienta más fresco y prosigue sin dormir? ¡Deja de preocuparte! No eres el único al que le sucede esto.

Es común, singularmente en progenitores primerizos, que a lo largo de las primeras semanas del nacimiento del bebé, sea bastante difícil conciliar el sueño por múltiples horas continuas. Esto se debe, primordialmente, a que los bebés precisan amoldarse a su nuevo horario de sueño, en tanto que en el vientre materno no distinguen el día de la noche.

Promover una rutina de reposo en el bebé, a fin de que duerma mejor y goce de buena salud, es más simple de lo que puedas imaginar. Solo debes tener paciencia y continuar los consejos que ahora ofrecemos:

1. Establece una rutina anterior a las horas de reposo

Para conseguir que el bebé duerma toda la noche, debes crear una rutina nocturna y hacer que se adapte a ella. Puedes comenzar por darle la cena, entonces bañarlo, vestirlo con ropa cómoda, darle su peluche preferido y poner música suave hasta el momento en que se duerma solo en su cuna o bien colecho. Otra alternativa, es bajar la intensidad de la luz en la habitación y hablarle con voz suave hasta el momento en que se duerma. Si el bebé tarda en dormir, puedes leerle un cuento o bien cantarle una canción de cuna hasta el momento en que sienta sueño. Es indispensable, que toda la rutina a la noche se realice con calma, de este modo, el bebé va a saber que ha llegado el momento de dormir y se sostendrá relajado.

dos. Colócale ropa de algodón por las noches a tu bebé

Elegir la ropa toma de dormir indicada es indispensable a fin de que tu hijo duerma bien y por múltiples horas continuas. Lo más conveniente, es que optes por ropa de bebé que esté confeccionada en algodón cien por ciento natural y orgánico. Esta clase de material textil es ideal para la frágil piel del bebé, puesto que no causa alergias y es transpirable. En las noches calurosas, la ropa de bebé de algodón resulta fresca. Al tiempo que en las noches de bajas temperaturas, esta ropita, al lado de una manta que sea del mismo material, va a ser suficiente para darle al bebé suficiente calor.

tres. Deja que bebé tenga un acompañante de sueños

Tu bebé se va a sentir más cómodo y seguro si duerme con algo que le guste mucho. Deja que tu hijo establezca una conexión con un osezno de peluche, una manta o bien cualquier otro juguete. Al dormir con algo que sea de su agrado, se van a sentir más cómodos y va a ser más probable que al despertarse de noche, puedan regresar a dormirse solos. Es esencial que el objeto sea capaz para bebés. Para eludir peligros de ahogas, examina que el objeto no tenga listones, piezas pequeñas extraíbles, botones, ni que el relleno se pueda sacar del interior con sencillez.

cuatro. Ya antes de dormir pone a tu bebé pañales de buena absorción

Si el bebé siente que su pañal está sucio o bien exageradamente húmedo, es muy posible que se despierte llorando por las noches. Para eludir esto, solo debes ponerle unos pañales de extensa capacidad de absorción. Por fortuna, las marcas de pañales día tras día se esmeran más por crear pañales súper absorbentes, conque vas a tener múltiples opciones para elegir. Del mismo modo, es esencial que en el caso de tener que mudar el pañal al bebé, hagas poco estruendos, emplees la luz baja y paños tibios de limpieza. Si lo haces esta forma, el bebé no se va a despertar y vas a poder dormir de nuevo.

cinco. Enseña a tu bebé a distinguir el día de la noche

Como hemos mentado previamente, los bebés cuando están en el vientre de la madre no distinguen el día de la noche, pueden dormir y estar lúcidos a cualquier hora. No obstante, al nacer los progenitores desearán que el bebé duerma toda la noche, mas como el bebé no sabe de horarios esto se puede complicar. Para instruir a tu bebé a distinguir el horario de actividades del horario de reposo, debes dejar que la luz natural ingrese al sitio en que el bebé se halle a lo largo del día. De noche, dos horas antes que el bebé vaya a dormir, emplea solo luz sutil. Al instante de dormir apaga absolutamente la luz, si esta idea no te complace puedes dejar una pequeña lámpara encendida con la luz bajísima.

Posiblemente halles enlaces de referido en este texto. Si haces click en uno de esos links y compras algún artículo, podemos percibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a sostener esta web.

Infografías y Antídotos participa en el Programa de Afiliados de Amazon USA, un programa de publicidad para afiliados desarrollado para ofrecer a sitios un modo de conseguir comisiones por publicidad, promocionando y también incluyendo links a Amazon.es.

En calidad de Afiliados de Amazon, conseguimos ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. Más info.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *