Camino al éxito de una empresa: las diez claves

Si tienes o bien deseas crear una compañía te resulta interesante conocer las claves que señalan ese camino al éxito. Te resulta interesante conocer los puntos esenciales que hacen que pueda triunfar un producto, un servicio o bien un negocio. Te resultan de interés, en suma, ¡las claves del éxito de una compañía!

Me imagino que la mayor parte de personas que monta un negocio lo hace para hacer dinero. Para eso, obviamente, el negocio debe de marchar.

Yo siempre y en todo momento he dicho que la clave del éxito, de todo normalmente, se encuentra en el sentido común: en emplear la cabeza con discernimiento y preguntarte si algo tiene fundamento o bien no.

Puesto que bien, en el artículo te explicaré los que para mí son los puntos esenciales que habría que respetar en ese camino al éxito.

Y lo haré usando una fórmula novedosa que no he empleado hasta el momento, y que espero que no dé pie a que se me malinterprete.

Lo haré usando el ejemplo del último negocio que he puesto en funcionamiento (no solo, sino más bien como afirmaba la película, en compañía de otros, más bien de otro, un enorme amigo).

No es que me esté poniendo de ejemplo de lo que es el éxito, especialmente cuando esta empresa de la que hablo apenas ha empezado su andanza. Lo que digo es que, en el momento de proponerme en su día si esta empresa mía podía marchar o bien no, podía lograr el éxito o bien no, examiné sus elementos y llegué a la conclusión de que sí.

Obviamente puedo estar equivocado, mas asimismo puedo no estarlo. Si la he creado ha sido por algo y en este blog post me agradaría explicarte porqué creo que tiene todas y cada una de las de ganar.

Lo que acá digo y explico puedes aplicarlo a tus proyectos, y esa es la razón de que lo haga, la de compartir mi conocimiento, sea más atinado o bien menos.

Uf, la de vueltas que doy para justificar que no deseo parecer arrogante…

Conque al grano.

Háblanos de esa empresa y de su camino al éxito

Las últimas semanas me has oído charlar de Mifacturación. Es una compañía que tiene por objeto comercializar un software de facturación para autónomos y pequeñas y medianas empresas en España bajo la modalidad de subscripción.

Lo que hace el programa, la aplicación (puedes verlo en el link precedente), es permitir al empresario o bien al autónomo crear facturas de ingresos, mandarlas, administrar y supervisar las de gastos, tener copias de respaldo, extraer informes de resultados, facturación, etcétera No me extiendo mucho por el hecho de que en el link precedente puedes ver lo que hace.

¿Por qué razón me lanzo yo en este proyecto y por qué razón creo que tiene una buena perspectiva, que presenta un buen camino al éxito?

Te cuento las claves.

Clave 1

Es un producto que cubre una necesidad evidente.

En las gamas de productos están lo que sencillamente mejoran la vida (la hacen más soportable) y los que resuelven genuinas necesidades.

Para mí tener una backup de mis facturas y no perderlas es una necesidad, no un capricho. Sobre todo por el hecho de que Hacienda me empapela.

Hacer las facturas, asimismo, no es una cosa que ese ilustre organismo me aconseje, es una cosa que me demanda.

Saber de qué manera voy de facturación y también Impuesto sobre el Valor Añadido a mitad de trimestre asimismo, por si acaso debo facturar ahora o bien aguardarme al siguiente trimestre…

Primera clave, por ende, que el producto o bien servicio satisfaga una necesidad, clara, evidente, no que sencillamente sea algo bonito.

Clave dos

Es un producto que prosigue un proceso lógico de validación y prueba.

Primero lo pruebo y verifico si me marcha y arregla las cosas.

Cuando veo que sí lo doy a probar a mi círculo íntimo y verifico que les agrada, les sirve, les resulta útil y simple de emplear.

Y hecho lo que, lo lanzo al gran público una vez comprobado que tienes carices de marchar.

Clave tres

Es un producto que no cuesta dinero hacer.

Esencial, no me vas a decir que no…

Es un programa informático, un software, no es un producto físico. Cuesta tiempo hacerlo, sí, mas no dinero. Si no marcha no pierdo dinero, no entro en ruina y no debo solicitarle dinero a mi madre para abonar el préstamo.

Siempre y en toda circunstancia he dicho que pudiendo crear negocios o bien productos sin coste, como los digitales, o bien prácticamente, decantarse por los que cuestan dinero, es una resolución que no acierto a comprender realmente bien.

Clave cuatro

El público al que se dirige es suficientemente extenso y bien definido: autónomos y pequeñas y medianas empresas. Hay varios millones en España. No debo volverme orate buscando dónde se encuentran, mire donde mire los encuentro.

Tercera clave, por consiguiente, productos que satisfagan necesidades de ámbitos suficientes de público. No productos generalistas, para todos, que eso ya no existe, mas tampoco cosas super concretas que debas buscar con lupa dónde se encuentran los clientes del servicio.

Clave cinco

No me cuesta dinero (prácticamente) la comercialización. Tengo afiliados y comerciales que van a comisión. Si se vende, pago, en otro caso no pierdo dinero.

Puedo gastar en marketing y publicidad, sí, lo que voy a ir haciendo con las ventajas que produzca bien este negocio bien otros que tengo. En todo caso, invierto de lo que tengo, no me endeudo. De lo que gane, una parte la invierto y otra la ahorro.

Clave seis

Generalmente, no me cuesta dinero prácticamente nada. Es fabuloso. Solo pago un servidor y comisiones de las plataformas en las que vendo (si vendo). Nada de gastos recurrentes fijos notables que ignore si podré abonar o bien no.

Clave siete

Por contra, sí tengo ingresos recurrentes: en todos y cada instante sé los subscritores que tengo y, en consecuencia, conozco los ingresos con los que cuento cada mes que empieza.

Gastos lineales (y escasos) y también ingresos exponenciales. Una fórmula de éxito.

Clave ocho

Ingresos, además de esto, pasivos. El programa se vende solo. Tengo una tienda en Internet que es una landing de ventas. Todo el tráfico va ahí: orgánico, redes… Si la conversión es buena, los usuarios adquieren, pagan y reciben todo de manera automática.

Clave nueve

Escalabilidad. El programa está hecho. Lo mismo me cuesta venderlo a diez personas que a cien que a mil. Como máximo, necesito un servidor un tanto más grande, mas poco más.

Clave diez

Le doy al usuario precisamente lo que desea, por el hecho de que el programa lo voy mejorando con su retroalimentación. Si un autónomo me afirma que le vendría bien tener una funcionalidad determinada y es viable se la incorporo. Le doy al usuario lo que desea, lo que precisa, está feliz de que de esta manera sea y estoy feliz de que esté feliz. Todos estamos felices y la vida es hermosa.

Mmmm… me semeja demasiado bonito todo cuanto dices.

Precisamente, no solo lo semeja sino lo es. Me semeja completamente fabuloso y fantástico poder crear productos increíbles para gente que lo precisa y prácticamente sin peligro.

Entonces, ¿de qué manera debería hacer yo para saber si, en mi caso, reúno esos requisitos de éxito de una compañía?

Puesto que muy simple, debes ir clave por clave de las precedentes y revisar si aplican en ti.

¿Tu producto es escalable?

¿Tu producto es pasivo?

¿Tu producto te cuesta dinero hacerlo?

¿Tu producto te cuesta dinero cada mes si bien no vendas?

Etcétera

Créeme que todo en la vida resulta ser bastante más simple de lo que semeja. Sencillamente hay que saber escoger bien y actuar con los pies en el suelo.

Yo no comparto nada todo eso del esmero, el sacrificio, que todo cuesta, que el camino es largo, que emprender cuesta dinero, que los bancos ahora no dan dinero…

Me importa un pimiento que los bancos no den dinero, por el hecho de que si bien lo den no lo quiero.

Repito y créeme, por favor: la vida, las cosas, los negocios, las compañías son una aventura fácil y fantástica.

Todavía de este modo hay gente que se empeña en estrellarse o bien en continuar el camino más largo.

Hay gente que se empeña en hacer las cosas mal.

Hay gente que se empeña en sostenerse de descalabro en descalabro.

Yo he de ser como los sicólogos pues a mí todo el planeta me cuenta de todo.

Ejemplos:

Creo una cosa fantástica y este año espero concluirla. Cuando la acabe solo precisaré financiación.

Ah, perfecto… Y si no la hallas ¿te la comerás o bien qué has pensado hacer?

Deseo entrar en la universidad por el hecho de que deseo trabajar por mi cuenta.

Claro, y si no vas a la universidad no podrás hacerlo. Si bien lleva cuidado, por si acaso cuando sales el planeta ya se lo ha comido el coronavirus.

Hablando de Coronavirus: he tenido una compañía a lo largo de veinte años, mas con estos meses de COVID me he arruinado.

Vaya, no debía ir realmente bien, pues si en veinte años no has podido ahorrar nada…

Creo una start-up. Solo necesito un business angel.

Y un milagro. Mas deja de preocuparte, pues en cualquier instante, cuando salgas al súper te hallas con alguno que te presta su dinero…

He invertido todo cuanto tenía (una herencia, una indemnización…) en un negocio que va a marchar maravillosamente.

Puesto que eso espero, pues si no, con lo diversificado que estás lo pasarás un tanto mal.

En resumen creo que hay formas fáciles de hacer las cosas y eso es lo que he tratado de decirte en el presente artículo.

¿Te agradó? ¿Lo compartirías en tus redes? Es una cosa que te agradezco muy con sinceridad y de corazón 🙏. A bastantes personas puede interesar esta información.

Un abrazo y cuídate mucho.

Asimismo puede interesarte

The following two tabs change content below.

Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, desarrollo personal, talento y conocimiento. Me encantaría asistirte a llegar a ese sitio en el que eres verdaderamente y puedes producir riqueza. Mi lema: somos autores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no deseas perderte nada, te recomiendo ser parte de la comunidad acá).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *